Fenómeno

Siete preguntas sobre "Sweet Tooth", la serie más vista hoy en Netflix

Es la historia de un niño-ciervo que va a buscar a su madre y es lo más visto mundialmente de la plataforma

Sweet Tooth
Sweet Tooth

Hay productos culturales que son así de oportunos. Aunque está basado en una historieta que se empezó a publicar en 2009, Sweet Tooth, el éxito de Netflix, está hablando de cosas que pasan justo ahora.

Transcurre en un mundo devastado por el virus llamado H5G9 que apareció de la nada y cuyos síntomas más comunes son una gripe fuerte y un temblequeo de meñique. Es muy contagiosa lo que provoca un caos universal en un planeta sin combustible y -la peor de las pesadillas- sin WIFI. Si hay un caso en el barrio, los vecinos tienen derecho a prender fuego la casa, con el enfermo adentro.

Ese es el escenario donde transcurre Sweet Tooth, una suerte de Huckleberry Finn distópico que Netflix estrenó el viernes 4 y promociona como “la serie del verano” (del hemisferio norte). Es la misma cocarda que el año pasado se llevó Gambito de dama, por ejemplo.

Esa clase de cosas se evidencia en asuntos como ser tendencia en las redes sociales, memes y haberse instalado en la conversación cultural de estos días. Es lo más visto en Uruguay.

La serie, de ocho capítulos de más o menos 45 minutos cada uno, sigue las andanzas de Gus, un híbrido -mitad ciervo, mitad humano-, una mutación que empezó a verse cuando empezó la pandemia de H5G9. Cuál es el vínculo entre esos dos hechos es uno de los centros de la historia.

Gus está buscando a su madre y hace el trayecto acompañado por Jepper, una exestrella de fútbol americano convertida en un sobreviviente de dudosa moral y algún secreto. Hay otras dos subtramas y un villano feo cuyas verdaderas intenciones se conocen bien avanzada la temporada.

Para acompañar Sweet Tooth, van aquí algunas preguntas sobre este fenómeno.

¿Cómo es el comic?

Alguien lo definió como una combinación de Mad Max y Bambi y aunque el dato está en Wikipedia, está bueno citarlo porque es muy apropiado. Sweet Tooth, la historieta, la dibujó y la escribió el canadiense Jeff Lemire y fue publicada por DC Comics a través de Vértigo. No está disponible en Uruguay, donde sí esta la trilogía sobre Essex County, una de las grandes obras de Lemire. La tiene un tono más de aventura a lo Mark Twain y el comic es muchísimo más oscuro, menos paisajístico.

¿Quiénes lo adaptaron?

 El nombre más conocido del equipo es el de Robert Downey Jr. quien junto a su esposa, Susan, figuran como productores ejecutivos. La mayor responsabilidad cae, sin embargo, sobre los llamados showrunners que acá son Jim Mickle, quien viene de hacer una serie llamada Hap and Leonard, y Beth Schwartz que estuvo en la más conocida Arrow.

¿De dónde salió el protagonista?

Christian Convey, o sea Gus, es uno de los actores niños más ocupados del momento. Se lo vio en Beautiful Boy con Steve Carell, la comedia de Disney Jugando con fuego y en Venom. Nada que ver pero el narrador en off es James Brolin, el veterano actor que es pareja de Barbra Streisand.

¿Cómo hicieron el efecto de los cuernos y las orejas?

“Me hicieron un molde y tenía que respirar a través de dos pequeños agujeritos”, le contó Convey a AVClub. “Así podían obtener un contorno de mi cabeza para poner el casquete que sujetaba las astas con pequeños tacos magnéticos. Mis orejas eran controladas a distancia por un titiritero sentado frente a la cámara observando mis movimientos y reacciones. Es más un trabajo en equipo. Él controlaba mis orejas y les daba emocione.. Me sentía como un ciervo”.

¿Cómo se adaptó el guion a la pandemia?

En una entrevista con Variety, los productores contaron que cuando se filmó el piloto de la serie en 2019, el uso de barbijos en la familia que vive en la montaña les pareció exagerado. En el episodio tres, incluso, algunos personajes usan barbijos personalizados, lo que también les pareció una locura. “Me acuerdo de ver los barbaijos y pensar: ‘Esto sí que no va a pasar en la realidad. ¿A quien se le va a ocurrir personalizar un barbijo?”, contó Shwartz. Fue más una premonición que un comentario sobre el presente.

¿Va a haber segunda temporada?

La primera termina con un final de esos que avisan que van a venir más cosas, pero por ahora no se sabe nada.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error