STREAMING

Queer Eye, los cinco "fabulosos" que te arreglan la vida están de regreso en Netflix

La tercera temporada de esta adictiva serie ya está disponible en Netflix

La tercera temporada de Queer Eye ya está disponible en Netflix, y más vale tener pañuelos cerca. Foto: Difusión
La tercera temporada de Queer Eye ya está disponible en Netflix, y más vale tener pañuelos cerca. Foto: Difusión

Volvieron el llanto, las risas, los cambios de vestuario y de vida en esta tercera temporada de Queer Eye, que desde este mes está disponible en Netflix.

Habría que remontarse hasta 2003 para conocer de dónde surge este fenómeno, que tiene mucho impacto sobre todo en las generaciones más jóvenes. Ese año se estrenó, bajo el nombre Queer Eye for the Straight Guy (o sea, mirada gay para el hombre heterosexual) este formato sencillo en el que cinco gays, cada uno experto en un área (vestimenta, cocina, diseño, belleza y cultura) llegan de improviso a la casa de una persona que los necesita, para darle un toque distinto a su vida y, de paso, ayudarla a ser una mejor versión de sí misma. Nunca mejorar fue tan fácil como con la ayuda de estos chicos.

Durante cinco temporadas, aquellos originales fab five, como se los conoció, fueron ganando adeptos para, además de arreglar casa y estética, hacer visible la cultura gay en Estados Unidos, un lugar al que, se sabe, no ha sido color de rosa para homosexuales.

Los cinco originales eran Carson Kressley en moda (sigue comentando looks en alfombras rojas), Ted Allen en cocina (condujo del reality Chopped), Kyan Douglas en estética, Thom Filicia en diseño y Jai Rodriguez en cultura. No todos funcionaban tan bien como Kressley (quien es muy extrovertido), pero la serie fue un momento decisivo en la televisión: puso a cinco gays como caras visibles, y terminó llevándose el Emmy a mejor reality show en 2004.

A 15 años de aquel estreno llegó el reinicio, ahora con un título más corto —simplemente Queer Eye— y nuevos conductores. Los encargados de buscar la mejor versión de uno ahora son Antoni Porowski (cocina), Bobby Berk (diseño), Tan France (moda), Karamo Brown (cultura), y Jonathan Van Ness (estética).

Imagen de la tercera temporada de Queer Eye
Tráiler de la tercera temporada de "Queer Eye"

Y si bien el programa conserva la misma fórmula, que sigue siendo adictiva, tiene una sutil diferencia: la original ponía el foco en la tolerancia ante la diferencia, mientras que ahora se busca la aceptación, sobre todo la propia. Y eso se logra desde el vamos.

Ojo, para apreciar Queer Eye más vale apartar los prejuicios y dejarse llevar de la mano de estos muchachos, que solo buscan hacer el bien. Los adictos a la serie sabemos que el resultado vale la pena.

Desde su lanzamiento, a inicios del año pasado, Queer Eye ha mostrado que no solo son los participantes los que consiguen una mejor versión de sí mismos: también los conductores han vivido instancias para hablar sobre su propia experiencia (lo que no pasaba tanto en la serie original), contando sus conflictos y batallas, ya sea con la religión, la sociedad que los discrimina o con ellos mismos.

Antoni, Karamo, Tan, Jonathan y Bobby están de regreso por la pantalla de Netflix. Foto: Difusión
Jonathan, Bobby, Antoni, Tan y Karamo están de regreso por la pantalla de Netflix. Foto: Difusión

Estos ocho episodios que conforman la tercera temporada vienen con un diferencial: las mujeres tienen más instancias para mejorar, a diferencia de los dos ciclos anteriores. Y son tres los episodios que les dedican a ellas: está la cazadora que no encontraba lugar para la belleza en su vida, las hermanas que se dedicaron a honrar la memoria de su padre y se olvidaron de sí mismas, y la joven que busca su identidad. Ellas también confirman que un poco de esta mirada gay culta y estilizada, no le viene mal a nadie.
Si bien la serie apunta al divertimento —se demuestra cada vez que aparece Jonathan—, hay momentos para la reflexión, y se logra así una mezcla rara de televisión que entretiene y viene con un mensaje de tolerancia. Más vale tener pañuelos cerca,

Queer Eye es como un curso intensivo de autovaloración, algo que no siempre es sencillo ni fácil. Porque como dice RuPaul al final de cada episodio de Drag Race (también está en Neflix): “Si no puedes amarte a ti mismo, ¿cómo diablos vas a amar a alguien más?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)