STREAMING

¿Cómo es "Poco Ortodoxa", la exitosa mini-serie producida por Netflix?

"Poco Ortodoxa", la miniserie de cuatro capítulos producida por Netflix, se basa en la autobiografía de Deborah Feldman, una mujer que escapó de una comunidad judía ultraortodoxa

unorthodox
Unorthodox. Foto: Netflix.

Entre el furor que produjo la cuarta temporada de La Casa de Papel y los éxitos de la serie española Toy Boy y Pasante de moda (la película de 2015 protagonizada por Robert De Niro), en las tendencias de Netflix en Uruguay se acaba de colar Unorthodox, la miniserie de cuatro episodios producida por la plataforma. Alejándose de la historia de un atraco al Banco de España y de la vida de un hombre de 70 años que comienza a trabajar en una agencia de moda, la serie protagonizada por la actriz israelí Shira Haas y hablada mayoritariamente en yiddish -la primera en la historia de la plataforma- se centra en la historia de una mujer que se escapa de una comunidad jasídica en búsqueda de una nueva vida.

Unorthodox está basada en la historia de Deborah Feldman, quien narró su experiencia en Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots (“Poco ortodoxa: El rechazo escandaloso de mis raíces jasídicas”), una autobiografía publicada en 2012 que se convirtió en un bestseller. Criada en Satmar, una comunidad judía ultraortodoxa que se formó en Nueva York tras la llegada de varias familias judías húngaras que sobrevivieron al holocausto, Feldman (Esther Shapiro en la serie) describe cómo las tradiciones conservadoras de la comunidad le generaron la necesidad de escapar hacia un mundo libre y desconocido.

Este deseo se va alimentado tras años de una crianza centrada en la idea de que el único propósito de una mujer dentro de la comunidad es ser esposa y madre. Cuando cumple 17 años, su familia le organiza un casamiento con Yanky Shapiro, otro miembro de Satmar, al que conoció durante una charla de media hora. 

“Dios esperaba mucho de mí”, dice la protagonista de Unorthodox luego de haber escapado a Berlín. La decisión de Esther fue tomada luego del casamiento. La presión de tener que quedar embarazada de alguien a quien apenas conocía, le generó una angustia tan grande que le impedía tener relaciones sexuales con él (“Tenemos que formar una familia, te atraiga el acto o no”, le reclama Yanky). El no haber quedado embarazada le provocó tantas críticas dentro de Satmar, que, a los 19 años, decidió dejar su vida atrás para empezar de nuevo en Alemania.

“Esta es la historia de una mujer que se está buscando a sí misma y está buscando su comunidad en el mundo”, define la creadora de la serie, Alexa Karolinski, en Poco Ortodoxa: detrás de cámaras, un especial de 20 minutos que cuenta cómo la historia de Feldman fue adaptada a la pantalla chica.

A lo largo de la miniserie de cuatro capítulos de 50 minutos, Esther encuentra su lugar de pertenencia junto a un grupo de músicos provenientes de distintas partes del mundo. Allí descubre su libertad a través de la música. “¿Tocás el piano?”, le pregunta una de sus nuevas amigas. “Cuando nadie me ve”, responde Shapiro. En su comunidad está prohibido que las mujeres hagan música y canten en público.

Ver esta publicación en Instagram

And we are live!!!!! #unorthodoxnetflix #herewego

Una publicación compartida por Deborah Feldman (@deborah_feldman) el

En Berlín se muestran los choques culturales entre dos mundos completamente opuestos. Desde las opciones sexuales hasta la libertad de mostrar su cuerpo en la playa, la serie -al igual que la autobiografía de Feldman- también aborda detalles de la vida de un judío en Alemania. Al final del primer episodio, Shapiro y su nuevo grupo de amigos llegan a la playa donde, durante la Segunda Guerra Mundial, se asesinaron a miles de judíos.

Lo mismo sucede en otro episodio de Unorthodox, donde la protagonista se encuentra en una plaza donde 70 años antes se encontraba un gueto. Por eso, la serie también presenta el desafío de mirar hacia adelante en un lugar cargado de recuerdos que hirieron a toda una generación. “La comunidad fue fundada por personas que atravesaron el trauma más grande que uno puede imaginar”, explica Feldman en el especial sobre su filmación. “Fue una experiencia que moldeó la estructura ideológica de la comunidad, por lo menos para las dos primeras generaciones”. Por eso, el escape de la protagonista a Alemania -además de haber abandonado a su esposo- genera un escándalo en todo Satmar.

Además de la historia de un nuevo comienzo, la riqueza de Unorthodox reside en la  manera en que se retratan las tradiciones de la comunidad jasídica ubicada en Nueva York. Para hacerlo de la manera más fiel y respetuosa posible, las creadoras cuentan en el detrás de cámara que a la producción le tomó dos años poder alcanzar una imagen que respete las vestimentas, las plegarias religiosas y hasta los hogares que definen a la comunidad. Al cumplir con ese objetivo, por momentos, se genera la sensación que la serie de Netflix adopta una mirada casi documental sobre sus costumbres.

Según comentan las creadoras, el momento más difícil de recrear fue el casamiento entre Esther y Yanky, donde se sigue un largo ritual que presenta la celebración de toda la comunidad. Entre ropas de fiesta, cantos religiosos, bailes y plegarias, se genera uno de los momentos más interesantes de Unorthodox. Lo llamativo es que el espectador logra situarse en un universo tan diferente a lo que se suele imaginar de una fiesta en Nueva York, una de las ciudades más liberales de Estados Unidos.

Unorthodox, uno de los estrenos de Netflix más celebrados por la crítica en lo que va del año, se centra en las ansías de libertad de una mujer que busca su propio destino. Si bien debe escapar hacia lo desconocido para encontrarlo, a lo largo de los episodios se transmite la sensación de que todos tienen derecho a tomar las decisiones de su vida. Lo único que se necesita es animarse a hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados