ESTRENO

El País vio la cuarta temporada de "The Crown" que hoy estrena Netflix, ¿cómo es?

El País ya vio la nueva temporada de la serie sobre la monarquía inglesa; en esta nota encontrarán cinco puntos por los que ver esta producción

The Crown
Lady Di e está en el centro de la cuarta temporada de "The Crown". Foto: Difusión

Desde su primera temporada, la serie The Crown se ha centrado en la monarca Isabel II y su relación con el poder. Ya con un semblante más maduro, gracias a la interpretación de Olivia Colman, la tercera temporada mostró que la reina aceptó que ya no era la joven que solía ser. Ese cambio surgió tras la muerte de su gran amigo y confidente, Winston Churchill, quien la formó para convertirla en una mujer decidida y segura. También esa temporada abordó algunos detalles ya conocidos por el público como la relación entre el Príncipe Carlos y Camila Parker Bowles que se marchitó por insistencia de la corona, y también la relación de la monarca con su hermana, la Princesa Margarita, quien dejó una buena impresión tras su visita a la Casa Blanca.

Esta cuarta temporada, que se estrena hoy en el mundo, comienza en el año 1977, y mientras la reina celebra su jubileo, su reino está en llamas. La temporada se extenderá hasta 1990 y mostrará el ascenso y caída de Margaret Thatcher, dará un vistazo por la Guerra de las Malvinas, también mostrará parte de la boda de Carlos y Diana, los problemas alimenticios de la princesa y sus visitas a Australia y Nueva York.

Aquí van cinco puntos que dejó esta nueva temporada.

Colman se despide

Olivia Colman en "The Crown". Foto: Difusión
Olivia Colman en "The Crown". Foto: Difusión

La gran Olivia Colman le dice adiós a The Crown en esta cuarta temporada donde demuestra que el papel de la reina Isabel II le calza como anillo al dedo. Este año se fue con el Globo de Oro a la mejor actriz, mismo galardón que recibió Claire Foy, quien interpretó a la monarca en las primeras temporadas donde se muestran los primeros años de reinado de Isabel.

La posta la tomará Imelda Staunton quien le pondrá el cuerpo a la monarca en las últimas temporadas.

En esta temporada, la reina es el centro de la atención, ya que se trata de un personaje cuya vida íntima apenas se supone. Sí se sabe que le gustan los caballos, los perros y caminar con botas de lluvia, aunque poco más se conoce de sus pensamientos o motivaciones. Esta temporada muestra a la mujer, la madre y también a la reina en el trono.

Amor y desencanto

Imagen de la serie "The Crown". Foto: Difusión
Imagen de la serie "The Crown". Foto: Difusión

Mientras Irlanda estalla con revueltas, la familia real también tiene sus propios líos, en su mayoría centrados en las pretendientes del príncipe Carlos que se convierten en tema de conversación puertas adentro del Palacio de Buckingham, cuyas aventuras, la corona se entera por la prensa. Su relación con la ya casada Camila Parker Bowles, no es vista con buenos ojos por la corona: “¿sigue con ella?, después de todo lo que hicimos”, comentan en los almuerzos la familia real.

Y mientras Carlos tenía una relación, entre amistad y romántica con Sarah Spencer, conoce en el caserón familiar a su hermana menor, Diana (Emma Corrin). El flechazo del príncipe, sumado a la fascinación de la joven con el heredero al trono, forman una combinación irresistible para la casa real que enseguida la invita a que viva en el palacio, para asegurarle la privacidad de una futura princesa. Claro que su vida en el palacio no será sencilla. Tendrá que amoldarse a una institución vetusta donde no puede opinar mucho.

La joven Emma Corrin transmite el magnetismo y la frescura de la princesa Diana en esta temporada, mostrando a la joven que sonreía para el público y enfrentaba problemas de bulimia en privado. Además se muestra cómo la joven tuvo que luchar contra su familia política para poder destacarse ya que solo encontraba resistencias de la corona que no entendía la fascinación que generaba la princesa en la prensa y el público en general.

La tensa relación con Thatcher

Gillian Anderson como Margaret Thatcher en "The Crown". Foto: Difusión
Gillian Anderson como Margaret Thatcher en "The Crown". Foto: Difusión

Diana Spencer no es la única incorporación de esta temporada. Desde la política surge la figura de Margaret Thatcher (Gillian Anderson), quien se convierte en Primera Ministra. Y la relación entre estas dos mujeres que comparten el poder de Inglaterra no será sencilla, lo que se refleja a lo largo de los 10 episodios de la temporada.

Thatcher, impaciente y enérgica contrastaba con el humor seco y la armonía de la monarca. La relación entre ambas, en la serie se muestran 11 encuentros (cuando mantuvieron más de 200), siempre fue profesional, aunque eso no evitó que se dijeran algunas verdades en privado.

Gillian Anderson gracias a un buen maquillaje y prótesis, sumado a un tono de voz y caminar muy particular interpreta muy bien a la política, cuyos años de gobierno determinan la temporada. Su ascenso, férrea determinación y posterior caída son presentados en esta temporada.

La realeza desde el ojo de la cerradura

Helena Bonham Carter en la serie "The Crown". Foto: Difusión
Helena Bonham Carter en la serie "The Crown". Foto: Difusión

Desde la primera temporada, The Crown ha mostrado la vida de la monarca, y su familia, en profundidad. Parte del atractivo de la no serie es que no se queda con los titulares de prensa ni se centra en los hechos históricos. La serie creada por Peter Morgan (todo un especialista en la realeza y guionista de La reina) utiliza hechos reales para agregarle algo de drama y diálogos ficcionados. Eso queda demostrado en esta temporada, cuando se recrea un diálogo entre la monarca y el pintor irlandés Michael Fagan, quien logró evadir las medidas de seguridad del palacio y entrar en la habitación de la reina en 1982. De esa forma se logra mostrar el fuero más íntimo de la monarca y conocer más de su personalidad. Ella ha sido, y sigue siendo, el centro de atención de esta serie, y en estas temporadas se han visto sus aciertos, desencuentros con el pueblo y algunas traiciones. También se ha mostrado un retrato algo irónico y bastante calculador de la clase política del momento, desde Churchill a Thatcher. Y como no solo de política se centra la historia, se ha mostrado la relación de la reina con su hermana Margarita, la cual ha mejorado con los años.

Lo bueno se mantiene

Foy interpreta a la reina Isabel II en la serie The Crown. Foto: Difusión
Claire Foy como Isabel II durante la coronación de la monarca en la primera temporada de "The Crown". Foto: Difusión

Pocas series tienen la especial atención a los detalles, históricos y técnicos como The Crown. Desde la primera temporada pareciera que la serie se filmó en el Palacio de Buckingham, el Balmoral o el Castillo de Windsor; y es gracias al equipo de escenógrafos, diseñadores y directores de fotografía que se consigue ese efecto que ha sido reconocido en las distintas ediciones de los premios Emmy. Si a esto se le suma una excelente reconstrucción de época también en el vestuario, una dirección muy buena, geniales actuaciones y un guion sobrio pero lleno de buenos diálogos, se convierte en una combinación difícil de superar. Desde su estreno, la serie ha recibido 175 nominaciones y 68 premios, incluyendo tres Globo de Oro y 10 premios Emmy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados