STREAMING

Nicolas Cage, el actor incansable que ahora tiene serie sobre las palabrotas en Netflix

El actor, ganador del Oscar, presenta la serie documental "La historia de las palabrotas" que ya se estrenó en el servicio de streaming

Nicolas Cage en la miniserie "La historia de las malas palabras". Foto: Difusión
Nicolas Cage en la miniserie "La historia de las palabrotas". Foto: Difusión

Esta semana Netflix estrenó la serie La historia de las palabrotas, cuya premisa es tan sencilla como entretenida: conocer la etimología, los usos y la evolución detrás de los insultos -en inglés claro- más conocidos. El presentador es nada menos que Nicolas Cage (con una tintura cuestionable; las decisiones capilares nunca se le han dado muy bien) y, en cada capítulo, se centra en una “mala palabra” que es explicada por distintos académicos y comentada por varios comediantes. Los seis episodios de apenas media hora llegaron el martes y son más interesantes de lo que uno podría creer de antemano.

La docuserie podría ser el resurgimiento de Nicolas Cage que hoy, justo, cumple 57 años y viene de una cuna de artistas. Comenzó como una joven promesa, llegó al estrellato y ganó un Oscar en el camino, y desde entonces no ha parado de caer en picada con malas decisiones artísticas, sentimentales (tres matrimonios y tres divorcios) y financieras.

En 2020 y mientras todo el mundo estaba paralizado por el coronavirus, Cage tuvo tiempo para trabajar en dos películas. En 2019 hizo otras seis: en todas fue el protagonista y la cara principal de los afiches, pero ninguna se estrenó en nuestro país; todas pasaron desapercibidas por la taquilla y fueron olvidadas en la temporada de premios. Lo mismo sucedió en 2018, 2017 y la lista podría seguir así hasta 2010, año en que estrenó Kick Ass y El aprendiz de brujo, tal vez sus últimos éxitos comerciales.

Registrado como Nicolas Kim Coppola, desde antes de nacer tenía una vida marcada por el cine. Sobrino del cineasta Francis Ford Coppola y la actriz Talia Shire, Cage es primo de la directora y guionista Sofía Coppola y los actores Robert Carmine y Jason Schwartzman. Y en ese mundo de artistas se ha mantenido, con más escándalos y excesos que su parentela.

Evitando posibles rumores de nepotismo por ser sobrino de Coppola, pero decidido a ser actor desde pequeño, inició su carrera bajo el apellido Cage, que tomó de su superhéroe preferido, Luke Cage. Su fanatismo por los cómics no se quedaría ahí: supo tener el primer ejemplar de Superman (casi lo interpreta en la versión que iba a hacer Tim Burton) y llamó a uno de sus dos hijos: Kal-El, nombre kriptoniano de Clark Kent.

Nicolas Cage
Nicolas Cage en una prueba de "Superman" de Tim Burton. Foto: Archivo

Los primeros papeles, igual, los consiguió en películas de su tío: Picardías estudiantiles (1982), La ley de la calle (1983) y Cotton Club (1984).

Fue en esa década cuando trabajó con los más importantes realizadores: Alan Parker en Alas de libertad, los hermanos Coen en Educando a Arizona, Norman Jewison en Hechizo de Luna y David Lynch en Corazón salvaje. Esas películas, sumadas a una imagen de actor comprometido con el método -se arrancó cuatro muelas porque según él, lo ayudaría a ponerse en la piel de los combatientes en Vietnam-, hicieron que pasara de ser promesa a estrella del cine. Dicen que se niega a medicarse para poder sentirlo todo, y según el crítico Roger Ebert, Cage tiene dos velocidades: intenso y muy intenso.

Nicolas Cage en su llegada al Festival de Cine de El Cairo
Nicolas Cage en su llegada al Festival de Cine de El Cairo

En 1995 le llegó el papel de su vida como Ben Sanderson, un guionista alcohólico que va a Las Vegas para morir. Esa es la consigna del drama Adiós a Las Vegas que dirigió Mike Figgis, que recibió cuatro nominaciones al Oscar y le valió el premio a mejor actor para Cage, trofeo cuyo paradero dijo desconocer en una entrevista en 2018 con la revista Variety.

Desde que ganó el Oscar, como si ya no tuviera nada más para demostrar, Cage se alejó de las películas independientes y pequeñas, creando un perfil dividido entre dramas románticos y películas de acción. Así fue como se despidió para siempre de los fiilms vanguardistas y de bajo presupuesto y se reconvirtió en una improbable estrella del cine de acción gracias a películas como La roca (Michael Bay, 1996), Con Air (Simon West, 1997), Contracara (John Woo, 1997) o Sesenta segundos (Dominic Sena, 2000). Títulos que intercaló con Un ángel enamorado (Brad Silberling, 1998) u Hombre de familia (Brett Ratner, 2001).

Nicolas Cage. Foto: Difusión

En 2002 le llegó otro gran papel, el de los gemelos Charlie y Donald Kaufman en El ladrón de orquídeas, que le valió su segunda nominación al Oscar; y en 2004, siguiendo el éxito de la novela El código Da Vinci, protagonizó National Treasure que llegó a tener una secuela, todo muy a al estilo Indiana Jones.

Pero en 2007 descubrió que su administrador lo había robado así que, arruinado económicamente, Cage se deshizo de varias excentricidades —un castillo en Alemania, mansiones, dos islas— y llenó su filmografía de películas malas y olvidables, asociadas a la necesidad de trabajar o, simplemente, porque no puede decir que no: la cantidad de films en su curriculum, más de 100, ya casi dobla sus años de vida. Un montón. Entre sus títulos flojos están Peligro en Bangkok, Cuenta regresiva, El vidente o Ghost Rider, que se ven seguido en el cable.

Aunque la mayoría de esas películas van directo a plataformas y ni pasan por salas de cine, lo que podría dañar aquel estatus de estrella, cada poco tiempo se habla de su resurgir y más allá de idas y vueltas, trabajos como La historia de las palabrotas son buenas formas de reencontrarse con él y con ese encanto tan propio.

Exotic Joe y Nicolas Cage, sus próximos roles

Cinco producciones tiene en desarrollo Nicolas Cage, entre ellas una miniserie todavía sin título donde interpretará a Exotic Joe, el protagonista de la miniserie documental Tiger King que fue una de las sorpresas de Netflix en 2020.

Ya en postproducción, o sea para estrenarse este año si la pandemia lo permite, tiene tres películas. En The Unbearable Weight of Massive Talent será un Nicolas Cage que, por problemas económicos, acepta hacer una aparición en el cumpleaños de un multimillonario, aunque en realidad es informante para la CIA. También están Pedro Pascal y Neil Patrick Harris.

Además estará al frente de la película de terror Willy’s Wonderland que se centra en un vagabundo que termina trabajando en un parque de atracciones lleno de máquinas demoníacas. Y será el protagonista de Pig, película de Michael Sarnoski donde interpretará a un cazador de trufas que tendrá que salir a buscar a su cerdo forrajero que fue secuestrado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados