Versión

Netflix estrena "Snowpiercer", la serie que sale de una película de un ganador de Oscar

Mickey Sumner, la hija de Sting, habla de la serie surgida de una película de Bong Joon Ho, el director de Parasite

Snowpiercer
Snowpiercer, la serie

En su descripción de Instagram, Mickey Sumner dice ser “actriz, madre, activista y humana que trata de ser humana, y obsesionada con el control”. ¿Cómo le va con la obsesión del control en un mundo que se ha visto sacudido por la pandemia del coronavirus?

“Estoy aprendiendo que quizá es mejor no controlar todo”, dijo Sumner “Así que eso es bueno”.

El proyecto más reciente de Sumner es la próxima versión para televisión de la película Snowpiercer (2013) de Bong Joon-ho (el director coreano que arrasó con Parásitos), que está basada en Le Transperceneige (1982), una novela gráfica francesa. Expone el caos que se está gestando a bordo de un tren que circula sin cesar alrededor de una Tierra congelada después de un evento apocalíptico, donde se encuentran los últimos sobrevivientes de la humanidad. Como era de esperarse, las tensiones aumentan entre los desposeídos de la clase trabajadora, o “tailies”, que están en la parte trasera del tren, y la élite del frente.

La película original estaba interpretada por Chris Evans, Tilda Swinton, Octavia Spenser, Jamie Bell y Ed Harris. Era una experiencia visualmente muy llamativa y es hasta ahora el único proyecto en inglés de Bong Joon Ho, el último gran ganador de los Oscar.

Snorpiercer —que hoy se estrena en Netflix donde se presentará un capítulo por semana— está protagonizada por Jennifer Connelly como Melanie Cavill, la enigmática directora de hospitalidad del tren, y Daveed Diggs como Andre Layton, un expolicía del último vagón (un taillie) al que Cavill llama para ayudar a resolver un asesinato en la parte delantera del tren. Sumner interpreta a Bess Till, una guardafrenos que trabaja en el equipo de seguridad del tren y está al tanto de los problemas que se están desarrollando a bordo.

Incluso antes de que ocurriera la pandemia del coronavirus, a Sumner le parecía que la historia de El expreso del miedo era excepcionalmente oportuna para estos tiempos. La actriz de 36 años, que es mejor conocida por Frances Ha (2012) y es la hija del actor/músico Sting -cuyo nombre es Gordon Sumner- y la actriz Trudie Styler, está en Canadá, donde quedó varada cuando se cerró la producción, con tan solo dos semanas restantes de rodaje del último par de episodios de la segunda temporada de la serie.

“Incluso antes del coronavirus, todos pensaban: ‘Está ambientada en el futuro’”, dijo Sumner. “Yo decía: ‘No, está ambientada dentro de unos cuantos años’. Creo que ‘El expreso del miedo’ lidia con las cosas en las que estábamos lidiando antes del coronavirus, como las guerras de clases, las divisiones entre los privilegiados y los pobres, y quién se sacrifica en aras de que el uno por ciento viva un cierto estilo de vida”.

“Eso se ve de una manera increíblemente lineal en el tren”, comentó. “Además, el aspecto del cambio climático, desde luego, que era muy resonante para mí, que la humanidad se dirige a un desastre climático. Hay muchos aspectos de la serie que se sienten oportunos”.

Till, el personaje de Sumner, comienza “como una oveja” dentro del orden social del expreso. Vestida y peinada de manera pulcra, con una personalidad igual de uniforme, Till hace lo que le dicen, lleva a cabo sus deberes y opera como un engranaje en la máquina.

Después conoce a Andre Layton.

La actriz describió los sets de Snowpiercer como una gama que va de lo exuberante a lo sórdido, dependiendo de la parte del tren en la que debía estar. No es de sorprender que la filmación de las escenas claustrofóbicas con decenas de tailies sudorosos y enojados demostrara ser particularmente memorable.

“Esas escenografías eran muy pequeñas”, dijo Sumner. “Obviamente a veces quitaban paredes para poner cámaras, pero, realmente, caminar por esos pasillos con 60 extras, tratando de decir los diálogos y empujar a la gente para pasar, no tenías que actuar mucho. El tren se está moviendo, el set siempre se está moviendo, así que tienes que acostumbrarte a eso. Y chirria”.

Mickey Sumner
Micky Sumner y su padre famoso, Sting

Sumner alguna vez le dijo a una revista que quería actuar desde que era niña, pero que jamás lo consideró una posibilidad. Eso plantea dos preguntas: ¿por qué quería actuar y por qué una carrera como actriz no le parecía posible, especialmente para la hija de dos actores?

“Mi madre era actriz, y yo siempre estuve en platós de filmación”, respondió Sumner. “Era muy muy tímida, así que creo que se trataba de un deseo de expresarme, y quizá expresarme a través de otro personaje me parecía atractivo. Y poder actuar… sabía que tenía algo que debía sacar, pero simplemente no tenía la seguridad para lograrlo”.

“No sé. Crecí sintiendo que actuar y estar en un escenario era algo que mis padres hacían, y que yo no sería buena para eso”, dijo. “¡Me siento muy vulnerable al hablar de esto! Tuve que pensar que hay espacio en este mundo para que todos se expresen. Me tomó mucho tiempo”.

Sumner es hija de celebridades, una circunstancia que evidentemente fue un factor en su renuencia a ir tras una carrera como actriz. Ahora, conforme obtiene papeles cada vez más importantes en proyectos cada vez más prominentes, es inevitable que su perfil público siga creciendo.

“La fama es algo muy engañoso”, dijo Sumner. “Tuve una relación muy compleja con ella. Creo que, por un lado, de niña me aterraba. También me quitaba la atención de mis padres. Veía cómo los trataba la gente, y había algunas personas que actuaban de manera distinta cuando estaban cerca, y eso jamás me gustó”.

“Al mismo tiempo lo anhelaba”, admitió. “Eso es algo muy difícil de admitir. Hay una suerte de vergüenza en el hecho de anhelar la fama, pero es parte del trabajo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados