Estreno

Una mirada crítica hacia los servicios de salud

Con Bruce Greenwood, protagonista de la serie médica The Resident que se estrena hoy por Fox.

The Resident
Greenwood. El actor interpreta al cirujano y líder del hospital, mientras Matt Czuchry representa una nueva forma de hacer medicina. Foto: Difusión

Esta noche a las 22.00 Canal Fox estrena The Resident, una serie que cuenta el lado no tan amable de los servicios de salud de los Estados Unidos.

Creada por Amy Holden Jones (creadora de la serie médica Black Box), Hayley Schore y Roshan Sethi (guionistas de Black Code), la serie presenta que detrás de esas batas blancas se encuentra un sistema que busca que los doctores no terminen tras las rejas, y eso se muestra desde los primeros minutos del primer episodio. Allí, el jefe de cirugía del Chastian Park Memorial Hospital, la eminencia de la medicina, Randolph Bell (Bruce Greenwood) le corta una arteria a un paciente que había llegado por una apendectomía y termina muerto a los pocos segundos.

Así, los especialistas dentro del quirófano comienzan a pensar qué falló, llegando a la conclusión que por los antecedentes cardíacos del paciente, nada se podía hacer. De esa forma nada se dice de la falla de la anestesia, o del corte de la arteria que terminaron con su vida.

Como contrapartida está el joven Conrad Hawkins (Matt Czuchry), un doctor poco ortodoxo en sus métodos, amado por sus colegas, aunque no tanto por sus superiores.

The Resident
Tráiler de la serie The Resident que se estrena hoy por Canal Fox

El País charló con Bruce Greenwood, actor con una gran trayectoria en cine y televisión. Solo el año pasado interpretó al Presidente de Estados Unidos en Kingsman: el círculo dorado, fue Robert McNamara en The Post y protagonizó la película de Netflix, El juego de Gerald.

—¿Qué le atrajo de The Resident para sumarse al elenco?

—La intención era tratar de mostrar el conflicto entre el comercio y la atención, entre la medicina y el dinero y en ese entorno ubicar a los médicos que son tan falibles como se podría imaginar que son las personas comunes, porque por supuesto que lo son. Entonces los creadores crearon personajes que no fueran perfectos todo el tiempo.

—Su personaje no es ni el héroe ni el villano de la serie. ¿Puede decir algo sobre ese contraste?

—Randolph solía ser excepcionalmente bueno en su trabajo, pero con el advenimiento del tiempo y edad y el ego, no es tan experto o tan eficiente como él solía ser. Él espera lo mejor de sí mismo y cuando no ocurre, es una sorpresa para él, pero nos da la oportunidad de mirar a un tipo que está en un estado de negación sobre sus propias habilidades. No creo que sea un tipo malo ni un villano. Es solo un hombre que está en una profunda negación y cuyo ego ha gozado de libertad durante mucho tiempo y no es del todo capaz de evaluar cuáles son sus propios defectos.

—Cómo se diferencia The Resident de series similares como Grey’s Anatomy, Chicago Med o ER?

—Lo que diferencia es el conflicto entre el dinero y la medicina. Porque la medicina, al final, es un negocio y ese negocio es algo que hace que sea muy difícil hacer siempre lo correcto y proporcionar la atención adecuada. Y también tratamos de no rehuir los atributos humanos más negativos de algunas personas.

Greenwood, fue Kennedy en "13 días", el capitan Pike en "Star Trek" y el fiscal Gil Garcetti en "American Crime Story"
Greenwood, ha sido John F. Kennedy en "Trece días", el Capitan Pike en "Star Trek" y el fiscal Gil Garcetti en "American Crime Story". Foto: Difusión

—¿Qué es lo bueno y malo de protagonizar una serie?

—Lo mejor es que puedes ir a trabajar todos los días y jugar y trabajar en diferentes cosas, y lo peor es que hacer un programa de televisión, a veces, se conoce como alimentar al monstruo. A lo que me refiero es a que tienen que generar guion tras guion, porque tienen que grabarlos y ponerlos en el aire. Entonces, todos trabajan muy duro y no siempre hay tiempo para hacer que cada episodio sea perfecto. Entonces, cuando haces una serie, estás tratando de satisfacer a un gran número de personas incluso antes que se estrene. Para mí, esa es la parte más complicada.

¿Es una serie realista?

“Creo que hay momentos de precisión, pero se magnifica por los efectos del drama de la serie. Es que no creo que cada vez que entras en un hospital estés en peligro de no volver a salir nunca más. Dicho esto, prácticamente todas las historias que estamos contando han sido extraídas de hechos reales. Y eso sucede, aunque no con la frecuencia con que es representada en nuestro programa”, dice Greenwood.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)