The Letdown

Ser madre primeriza siempre es una aventura llena de risas y llantos

The Letdown, una eficaz serie australiana sobre maternidad está en Netflix

The Letdown
"The Letdown". Alison Bell como Audrey, madre primeriza a veces un tanto desbordada por su nueva vida. Foto: Difusión

Al igual que Tully, la película con Charlize Theron que se estrenó en cines esta semana, The Let Down habla sobre las dificultades de afrontar los primeros meses como madre. A diferencia de la película de Theron, que es un drama psicológico sobre una depresión posparto, el tono de esta comedia australiana es un poco más distendido y, encima, está mucho mejor.

En total, son siete capítulos de media hora disponibles en el servicio de Netflix. Se estrenó en octubre del año pasado en la televisión pública de Australia surgida como un episodio de una serie antológica, Comedy Showdown. Por ahora no tiene anunciada una segunda temporada.

Creada y escrita por su protagonista (Alison Bell) y Sarah Scheller, The Let Down sigue los avatares de Audrey quien lidia con una hija de dos meses y con sus propias inseguridades ante tamaño desafío. Acompañada por un marido (Duncan Fellows) que está todo lo presente que puede (y que también intenta adaptarse a las nuevas realidades) y, principalmente, por unas mujeres que más o menos pasan lo mismo y que se reunen en un grupo de apoyo, afronta la situación. Aunque en el medio hay alguna tendencia al drama, el guión rápidamente se encauza hacia un divertido tono de comedia.

The Letdown
Tráiler de la serie australiana "The Letdown"

A eso ayuda un variopinto elenco de personajes secundarios que incluye un simpático vendedor de drogas, algunos amigos interesantes y el grupo de madres (y un padre) en la que cada una carga su propia experiencia, sus alegrías y sus decepciones.

Los episodios están llenos de momentos graciosos: ella compartiendo Frankestein en el grupo de lectura de madres, el vínculo de Martha, una madre soltera, con su donante de esperma o la relación de Ruben, el único varón del grupo y Ester, una esposa que termina siendo la jefa de una Audrey desesperada por volver a cualquier cosa que se parezca a una oficina y la tengo entretenida.

El formato de media hora cuando lo consigue tiene la belleza de un cuento corto. Muchas de las mejores series de los últimos tiempos sobre la vida familiar, de hecho, tienen esa duración de sitcom y el mismo medio camino entre la comedia y el drama. En la lista se podría incluir a Togetherness (de los hermanos Duplass) y Divorce (con Sarah Jessica Parker) que están disponibles en el servicio HBOGo.

Cualquiera que, siendo varón o mujer, haya pasado por esos desesperantes primeros meses de crianza del recién nacido, se va a sentir reflejado. La falta de sueño, los miedos, los olvidos, los vínculos con los suegros y con los padres, la nueva relación con los amigos: cualquiera puede agregar sus propios conflictos. Eso está presentado sin olvidar los buenos momentos y teniendo la mirada siempre puesta en hacer reír.

“Nuestra intención era escribir verídicamente pero darle un filo cómico”, dijo Bell en una entrevista para un medio australiano. “Y el tema trae consigo un lado que lo lleva tanto para la comedia como para el drama. Realmente no creo que hubiéramos estado ni cerca de presentar la verdad sin atender esas dos caras”.

Consiguen así, una comedia divertida, certera en sus planteamientos y que nos recuerda a algunos aquellos tiempos en que nos sentíamos tan perdidos (a los padres también nos pasa,. créanme) como la pobre Audrey.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)