Sense8

Llega el desenlace que tanto reclamaron los fanáticos

Hoy se estrena el esperado episodio final de esta gran serie de las hermanas Wachowski

Imagen promocional de "Sense8"
Los sensates y sus amigos están de regreso para darle el cierre que merece esta historia de las hermanas Wachowski. Foto: Difusión

Para un servicio que ostenta estrenar miles de horas al año e invertir miles de millones de dólares en contenido original, darle el gusto a los seguidores de Sense8 no le costó demasiado a Netflix.

Es que pocos días después de haber estrenado la segunda temporada de esta serie, el servicio de streaming anunció que cancelaba la producción. Si bien Netflix no brinda datos de rating, sí se conocía que la serie era una de las más caras de realizar. Es que filmada con calidad cinematográfica y en locaciones en los cinco continentes, solo de transporte se le iba mucho dinero para una serie que a no todo el mundo le gustó.

Es cierto, Sense8 no fue la serie que acaparó las nominaciones a ningún premio, apenas dos nominaciones a los Emmy entre las dos temporadas. Aunque sí fue un fenómeno en las redes sociales, consiguiendo un público fiel a esta historia hermética que habla del amor fraternal. Así, su público se hizo sentir cuando se anunció la cancelación. Surgieron pedidos, miles, para que se realizara un desenlace de esta historia que mezcla amor y un vínculo sin igual en medio de mucha (y muy bien filmada) acción. Así, la producción de las hermanas Wachowski se convertía en uno de los fenómenos más sorprendentes que se han visto, ganándole la pulseada al gigante, que decidió darle un cierre, como clamaban los seguidores. Si fue una maniobra publicitaria (para visualizar al verdadero público de la serie) o no, poco importa a esta altura.

Si hace tres años, cuando llegó esta serie a Netflix, se hubiese dicho que podría convertirse en un símbolo del poder de la audiencia sobre una empresa no se hubiese creído, aunque hoy no hay dudas del resultado con el estreno de este episodio final.

Sense8. Foto: Difusión
Tráiler del episodio final de la serie "Sense8"

Hoy se estrena un capítulo que tendrá dos horas y media de duración (o sea, lo que duraban tres episodios), en el que se intentarán responder las preguntas abiertas que dejó la temporada anterior. Una que termina con uno de los cliffhangers más interesantes que se han visto.

Si bien la historia de Sense8 es original, presenta algunos temas que ya habían abordado las Wachowski en sus películas previas. La conexión entre la mente y la tecnología ya estaba presente en la trilogía Matrix, así como en Cloud atlas: la red invisible, aunque la serie es más emocional, conmovedora y visualmente mejor lograda que esas películas.

Sense8 es el perfecto ejemplo de una serie del siglo XXI, por su alcance global, así como por su discurso: una defensa sobre el acercamiento entre culturas, que demuestra que por más grandes que sean nuestras diferencias, es más lo que nos une de lo que nos separa. Además, se animó a hablar sin reparos sobre temas sensibles como: racismo, homofobia y cuestiones religiosas a través de sus protagonistas.

También fue una serie donde lo que sucedía delante de cámaras tenía una relación con lo que pasaba detrás. Es que además de hablar de la comunidad trans, las creadoras de la serie decidieron cambiar de sexo. Hoy son Lilly y Lana Wachowski. Además, Sense8 fue la primera en colocar a una actriz trans (Jamie Clayton) como su protagonista; quien realiza el primer desnudo integral trans de la televisión. Sí, mucha revolución tuvo esta gran historia que hoy llega a su final.

A lo largo de las dos temporadas, fue presentando a los ocho protagonistas de esta historia polifónica, que se desarrolla en un entramado más cercano a la ciencia ficción. Es que los humanos evolucionaron, de homosapiens a homosensates, y no todo el mundo está contento con esa idea. Así, Sense8 tiene una historia que se disfruta por sus diálogos profundos, mucha acción (las persecuciones son a esta altura un sello más de las Wachowski) y una nueva definición de humanidad, más liberada de prejuicios y también lujuriosa.

Repasando

Sense8 comienza con el parto de los sensates (ocho personas adultas que quedan unidas por un vínculo inexplicable), quienes comienzan, de a poco, a entender el alcance de esa conexión. Es que sus “poderes” le permiten conectarse cuando uno de ellos lo necesita. Si hay que luchar, escapar en auto, hakear una computadora, sanar a alguien o simplemente actuar, una de las conexiones surge para ayudar a quien lo necesite.

Al final de la segunda temporada, los siete sensates se reunieron para salvar la vida de Wolfgang (Max Riemelt), el octavo del grupo, que se encontraba preso en las instalaciones de la Organización de Preservación Biológica. Si bien no lograron rescatarlo, sí se llevaron a Whispers (Terrence Mann), quien los intentó cazar por el mundo y los había puesto en jaque a lo largo la serie, con la intención de usarlo para usarlo como intercambio.

Seguramente Sense8 es la mejor serie que ha tenido la plataforma Netflix. Aunque también es la serie que tuvo la peor suerte del mundo. Como otras producciones de las Wachowski se adelantó a su tiempo y pagó el precio. Uno que hoy y gracias a los seguidores, tendrá su merecido desenlace.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)