Series

La importancia de llamarse Saul Goodman

El martes se estrena en Netflix la nueva temporada de "Better Call Saul"

Cuarta temporada de Better Call Sul
Cuarta temporada de Better Call Sul

Hay dos tipos de fanáticos de Breaking Bad. Están quienes detestan el episodio “Fly” (“Mosca”) y quienes lo consideran una genialidad.

“Fly” es el décimo episodio de la tercera temporada. Fue dirigido por Rian Johnson, responsable de la también divisiva Los últimos Jedi, y es catalogado como un “episodio botella”, en donde se utiliza una sola locación y la menor cantidad de recursos posibles.

La trama consiste en Walter White (Bryan Cranston) siendo exasperado por la presencia de una mosca en su laboratorio. Quienes sintonizaron la serie durante su transmisión original, sintieron al capítulo como un respiro. Los que la vieron de forma compulsiva cuando estuvo disponible en streaming, lo consideraron un gran estorbo.

“Fly” también representa el lado más experimental de Breaking Bad, uno que dio lugar a su serie derivada, la excelsa Better Call Saul.

En Better Call Saul, que el martes estrena su nueva temporada en Netflix, el creador de Breaking Bad, Vince Gilligan, hizo una apuesta grande al querer narrar el origen del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk). Saul tiene una presencia muy carismática en Breaking Bad, pero resultaba una opción extraña, ante tantos otros personajes memorables de la serie, para elegirlo como protagonista.

Sin embargo, con tres temporadas desde su estreno en 2015, Saul Goodman -o más bien, Jimmy McGill, como era conocido antes de cambiarse el nombre- probó ser la opción indicada para explorar otros rincones del mundo de Breaking Bad.

Breaking Bad mostraba el descenso de Walter White hacia sus instintos más oscuros. Better Call Saul es más complejo. Al contrario de Walter -quien al comienzo de la serie era alguien pisoteado por todos lados, con el último pisotón brindado por un cáncer-, Jimmy es un hombre que intenta escapar de un destino ineludible. Quiere ser un excelente abogado, sí, pero no uno que respete las leyes sino que logre ganarles de la forma que sea. Incluso si eso significa romperlas.

Y aunque rara vez ha recurrido a la violencia y suspenso de Breaking Bad, Better Call Saul tiene la capacidad de pegar golpes aún más duros. Solo las escenas en blanco y negro dentro del futuro de Jimmy/Saul pos-Breaking Bad -donde se encuentra escondido bajo una nueva identidad- son de lo más devastador de la televisión actual.

Better Call Saul tiene un final ya revelado, lo que hace el acercamiento a ese desenlace una experiencia más cautivante.

Es cierto, también, que los vínculos entre una serie y otra se han hecho cada vez más presentes. Si bien Better Call Saul puso el foco en el conflicto entre Jimmy y su hermano, el abogado fóbico a la luz Chuck McGill (Michael McKea), el elenco secundario se acercó lentamente al terreno de Heisenberg.

Por allí anda el expolicía Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks) y, desde la última temporada, el narcotraficante Gustavo Fring (Giancarlo Esposito). Poco a poco, el mundo criminal que atrapó a Walter y Jesse Pinkman (Aaron Paul) se hace sentir más y más latente.

Para la cuarta temporada, Jimmy deberá lidiar con su prohibición para ejercer el Derecho y la muerte de su hermano. Su colega e interés romántico, Kim Wexler (Rhea Seehorn), tampoco se encuentra en el mejor estado, luego de sufrir un choque automovilístico devastador a nivel psicológico.

Parece haber problemas por todas partes y para Jimmy eso solo parecer dejar lugar a una solución: llamar a Saul. A fin de cuentas, es lo mejor.

Cada vez más cerca de "Breaking Bad"

Aunque ya hay múltiples personajes que han aparecido tanto en Breaking Bad como en Better Call Saul, todavía hay fanáticos que se preguntan si alguna vez volverán a ver a Bryan Cranston y Aaron Paul retomar sus papeles como Walter White y Jesse Pinkman en la serie del abogado. Es cierto que Walter conoció a Saul Goodman por primera vez en el octavo episodio de la segunda temporada, pero aún hay formas de mostrar un primer encuentro con Jesse. “Quiero ver desesperadamente a los dos en Better Call Saul”, dijo recientemente en una entrevista el creador de ambas series, Vince Gilligan.“No sería tan satisfactorio si fuera solo un cameo o una aparición a lo Alfred Hitchcock. Creo que hemos esperado lo suficiente. Será mejor que tengamos una buena razón para que aparezcan”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)