Humor político

Humor y política de latinoamérica

Con Chumel Torres, quien estrenó nueva temporada en HBO

Chumel Torres
Ya estrenó su tercera temporada por HBO y charló con El País. Foto: Difusión

Hace cuatro años, Chumel Torres se despedía de su canal de Youtube, El Pulso de la República, para comenzar un programa en HBO. Así nacía Chumel, con Chumel Torres (los viernes a las 23.00 por HBO), un programa de comedia política donde este comediante nacido en Chihuahua (México) cuenta los temas de la semana mientras destapa temas de corrupción y desvíos de fondos públicos de distintos gobiernos del continente. Un género que cuenta con exponentes como John Oliver o Bill Maher, que también tienen sus programas en HBO.

El País charló con Torres sobre esta nueva temporada, en la que el foco deja de estar centrado en México para abarcar distintos países del continente.

—¿Cómo es el grupo de escritores y cuánto demoran en hacer cada programa?

—Intentamos que el grupo fuera lo más heterogéneo posible, los más son de Venezuela y hay otros chicos de otras partes de Latinoamérica. Con esto procuramos abarcar temas de interés social que no sean solo de México sino que permeen en Latinoamérica. Si bien es difícil, este año hay elecciones en seis países y se van a desarrollar de la misma forma, con candidatos queridos, otros que no, se habla de elecciones arregladas y el período electoral va a estar bien interesante.

Chumel Torres
Este ingeniero de 34 años cambió su vida para siempre al publicar un tuit. Foto: Archivo

—Ese hablar de realidades tan distintas, ¿cómo es esta preparación?

—Procuramos hacer que los temas sean de dominio público. Por eso armamos el panorama noticioso y desarrollamos lo que se nos quede más en el imaginario, porque queremos hablarle a la mayor cantidad de gente posible. Casos de corrupción, desvío de recursos y temas así se desarrollan, desgraciadamente, de manera equidistante así en toda Latinoamérica.

—¿Qué elementos tenés en cuenta para hacer humor?

—Yo nomás tengo dos censuras personales. No hablo de crimen organizado, soy de Chihuahua y ahí el crimen nos lastimó mucho. Tampoco me gusta hacer chistes de temas dolosos. El fallecimiento de un artista o un asesinato, los intentamos llevar con el mayor respeto posible. Por ejemplo, un candidato a la presidencia de México tiene una enfermedad cutánea y no nos reímos de él, porque no lo puede controlar. Si no depende de él no le pienso hacer un chiste. Es difícil mantener el equilibrio. Mientras dejes de lado la persona o el respeto a su familia, me parece que cae en el mal gusto. Pero usar la libertad de expresión para hablar de eso me parece que es más libertinaje que libertad.

—¿Qué se mantiene de El pulso de la República en este programa de HBO?

—Hay similitudes en cuanto al estilo. Procuramos mantener una línea de absoluta libertad con la mayor responsabilidad. Es decir, el hecho que sean chistes no significa que no estén investigados. Tenemos un guión de comedia pero no nos tomamos los temas a la ligera y eso se mantiene. Lo que cambió fue el esquema general y que ahora podemos hacer nuestras propias investigaciones. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)