PREMIO

HBO le ganó al streaming, "Game of Thrones" no arrasó y otras cosas que dejaron los Emmy

Todo lo que dejó la gran ceremonia de premios a lo mejor de la televisión

Emmy
El equipo de "Game of thrones" con el Emmy a la mejor serie dramática. Foto: AFP

Nadie podía dudar de que Game of Thrones, pese a tener la temporada más floja para críticos y fanáticos, se iba a quedar con el Emmy a la mejor serie dramática. Obviamente, los pronósticos acertaron, y Game of Thrones se llevó el premio mayor, aunque no arrasó como se esperaba.

Aquí, siete cosas que dejó la gala 71° de los premios Emmy.

Ganó pero no arrasó

La victoria de Game of Thrones era de esperar, ya que había llegado a la ceremonia con 32 nominaciones (un récord), había ganado 10 estatuillas de los Emmy creativos que se realizaron la semana pasada y, hay que ser claros, era la favorita para ganar como mejor serie; su elenco no parecía tener las mismas chances. Game of Thrones recibió tres nominaciones en la categoría de actor de reparto, cuatro a mejor actriz de reparto y tres nominaciones más por la dirección. Solo Peter Dinklage se quedó con el premio -el de actor de reparto- y, al conquistarlo por cuarta vez, hizo historia. El resto de las categorías en drama repartieron estatuillas entre Ozark (dirección y actriz de reparto para Julia Garner), Succession (guion), Killing Eve (mejor actriz para Jodie Comer) y Pose (mejor actor para Billy Porter).

El elenco de Game of Thrones. Foto: AFP
El elenco de Game of Thrones. Foto: AFP

Phoebe Waller-Bridge

La clave para que Amazon se llevara el Emmy a la mejor comedia, otra vez, se debe a una mujer: Phoebe Waller-Bridge. Esta larguirucha actriz británica, protagonista, guionista y creadora de la comedia negra Fleabag, no solo se llevó dos premios (actriz y guion), sino que también rompió la racha ganadora de Julia Louis-Dreyfus, quien se había llevado el Emmy en las últimas seis ediciones. En total, Fleabag se llevó cuatro estatuillas (también ganó a la mejor dirección y serie de comedia), y se convirtió en la gran ganadora de la noche.

Phoebe Waller Bridge, la gran ganadora de los Emmy. Foto: AFP
Phoebe Waller Bridge, la gran ganadora de los Emmy. Foto: AFP

Cable Versus Streaming

HBO logró ganar la pulseada en los Emmy a los servicios de streaming que el año pasado habían acaparado la ceremonia gracias a The Marvelous Mrs. Maisel (Amazon) y The Handmaid’s Tale (Hulu). Este año solo en el rubro comedia se impuso el streaming, gracias al servicio Amazon Prime. HBO había llegado liderando las nominaciones, con 137, frente a las 117 que logró Netflix. Bastante más lejos se encontraba NBC, el canal de aire con más nominaciones (58). Finalmente el cable salió airoso, con 34 reconocimientos, y HBO volvió a ser la señal con más premios en la gala.

Porter y Arquette

Pose también hizo historia. No solo por ser la serie más inclusiva de la televisión gracias a su elenco integrado por personas trans y su lenguaje inclusivo, sino también por Billy Porter, quien se convirtió en el primer actor afroamericano abiertamente gay en ganar como protagonista en drama. Porter dio un discurso inspirador.

En tanto, Patricia Arquette, ganadora como actriz de reparto en miniserie o película para televisión por The Act, dijo estar agradecida por tener 50 años y recibir buenos papeles, pero a la vez contó que el premio llegaba con algo de tristeza por la muerte de su hermana Alexis, en 2016, quien falleció por un paro cardíaco por complicaciones por ser VIH positivo. “Las personas trans todavía están siendo perseguidas. Estoy de luto todos los días de mi vida, Alexis, y estaré por el resto de mi vida por ti hasta que cambiemos el mundo para que las personas trans no sean perseguidas. Y darles trabajo. Son seres humanos; eliminemos este sesgo que tenemos en todas partes”, dijo Arquette, y fue aplaudida de pie.

Michelle Williams dio un discurso reivindicativo. Foto: AFP
Michelle Williams dio un discurso por la paridad salarial en los Emmy. Foto: AFP

Michelle Williams

La actriz, que había sido noticia al conocerse que había ganado una miseria en relación a lo que obtuvo Mark Whalberg por las grabaciones adicionales para la película Todo el dinero del mundo, dijo el domingo, al ganar el Emmy como mejor actriz en una serie limitada por Fosse/Verdon, que los estudios “entendieron que cuando pones en valor a una persona, esa persona se empodera y entra en contacto con su propio valor inherente. ¿Y dónde pone ese valor? Lo pone en su trabajo. La próxima vez que una mujer, especialmente una mujer de color que aspira a ganar 52 céntimos con respecto al dólar para sus homólogos hombres blancos, te diga lo que necesita para hacer su trabajo, escúchala y créele, porque algún día quizá se plante delante de ti y te agradezca haberle permitido triunfar gracias a la atmósfera del lugar de trabajo y no pese a ella”.

Ozark, la sorpresa

Si bien parecía que Game of Thrones iba a arrasar en los Emmy, terminó siendo superada en dos categorías que parecían cantadas para la creación de David Benioff & D.B. Weiss. En el rubro mejor dirección, tres episodios de Game of Thrones competían por el premio, que terminó en manos de Jason Bateman, también protagonista de la policial Ozark. Bateman quedó tan sorprendido como los espectadores de la ceremonia. Además, la joven Julia Garner terminó imponiéndose en el rubro de mejor actriz de reparto, donde casi que todas sus rivales venían de la misma ficción fantástica.

Debut con premio

El joven Jharrel Jerome, protagonista de la miniserie When They See Us, logró ganarle a varias caras conocidas que aspiraban por el Emmy a mejor actor protagonista de miniserie, como Benicio del Toro, Mahershala Ali, Hugh Grant, Jared Harris y Sam Rockwell. “Siento como si debiera estar ahora mismo en el Bronx relajado, pero estoy ahora enfrente de los que me inspiraron”, dijo emocionado e intentando controlar tanto nerviosismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)