ESTRENO

Un gran escándalo británico contado en tres episodios

Hugh Grant y Ben Wishaw hablan sobre la miniserie A Very English Scandal, que se estrena este domingo por AMC.

Ben Wishaw y Hugh Grant hablan sobre la miniserie A Very English Scandal, que se estrena este domingo por AMC. Foto: Difusión
Ben Wishaw y Hugh Grant hablan sobre la miniserie A Very English Scandal, que se estrena este domingo por AMC. Foto: Difusión

Este domingo, a las 20.00, el canal de cable AMC estrena la miniserie A Very English Scandal. Se trata de una historia real que salpicó a la política inglesa a mediados de los años setenta y se centra en un político homosexual en ascenso que intentó matar a su antiguo amante. La producción, dirigida por Stephen Frears fue nominada a los Globo de Oro (incluyendo mejor miniserie), los Critic’s Choice y al Sindicato de Actores.

En la serie Hugh Grant interpreta a Jeremy Thorpe, un joven político del Partido Liberal, que se vio involucrado en el intento de asesinato de su antiguo amante, Norman Scott (interpretado por Ben Winshaw, que ganó el Globo de Oro a mejor actor de reparto en una miniserie).

En declaraciones cedidas en exclusiva para El País por AMC, Grant y Wishaw cuentan cómo fue prepararse para este proyecto, así como las dificultades de interpretar a conocidos personajes reales.

—¿Cómo se involucra en el proyecto?

—Grant: Después de Florence (Stephen Frears, 2016) hice Paddington (Paul King, 2017) y luego cené con Stephen [Frears] y le dije que había un trabajo que estaba haciendo. Él dijo: no, no lo hagas. Tengo algo más para ti ... y luego produje este guion. Lo único que diré sobre Stephen es que tiene un gran gusto, y esto fue así en mi área, ya que me he interesado por la política en los últimos seis años. Jugar a ser Jeremy Thorpe que es tan tranquilo y encantador, pero siniestro, es lo mío.

—¿Por eso eligió esta serie para volver a la televisión después de 25 años?

—Grant: No había ninguna diferencia si era una película o serie. Lo importante eran el guion y Stephen. Soy un poco snob sobre la televisión. Me aferro a la idea del cine glamoroso, pero todo es digital y se proyecta en pantallas pequeñas y ahora vivimos en un mundo de Netflix, acepto que el mundo ha cambiado.

Imagen de la serie A Very English Scandal
Tráiler de la miniserie "A Very English Scandal"

—¿Cómo describiría a Thorpe?

—Grant: Él fue el líder de uno de los tres grandes partidos políticos en Gran Bretaña, el Partido Liberal, en la década de 1970 y era un homosexual íntimo en un momento en que aún era un delito. Se elevó meteóricamente por la escalera política (era muy carismático y un gran locutor), pero también era bastante promiscuo. Una de sus antiguas relaciones homosexuales fue este modelo, Norman Scott, quien lo seguía molestando y amenazando con exponerlo. Thorpe le pagó, se elevó más y más, se casó, tuvo un hijo y todavía Norman Scott persistió en molestarlo. Al final, llegó al punto en el que Thorpe contrató a un sicario muy amateur, muy inglés y todo salió mal. Scott no fue asesinado, pero sí su perro, y luego todo el asunto llamó la atención de la policía y la prensa. Thorpe fue juzgado en lo que fue anunciado como el juicio del siglo en el Old Bailey en Londres en 1979 y casi fue enviado para su conspiración para asesinar. Pero no voy a dar el final aquí.

—¿Cómo se preparó para interpretar a esta persona real que la audiencia podía reconocer?

—Grant: Es complicado. He interpretado a personas reales antes, pero no siempre conocidos. En Florence, nadie recuerda realmente a St. Clair Bayfield. Pero mucha gente recuerda a Thorpe, ya sea de la realidad o la televisión.

—¿Tuvo algún pedido especial para hacer esta serie?

—Grant: Hice una estipulación bastante delicada cuando pedí que el maquillaje lo hiciera Daniel Phillips. He trabajado con él antes, es ganador del Oscar y es muy inteligente en convertir a un actor en el personaje sin usar prótesis o hacerlo demasiado literal. Hizo cosas brillantes con mi cabello y mi cara, haciendo que mis pómulos fueran aún más huecos. Especialmente el cabello porque la serie se desarrolla durante los diecinueve años de la historia. Y perdí mucho peso... Intenté moverme como él y el diseñador de vestuario reprodujo su aspecto distintivo. Thorpe se vistió como un eduardiano realmente, con chalecos y esta extraordinaria cadena de relojes y estos sombreros tontos.

Junto a Grant, el elenco lo integra Ben Wishaw quien interpreta a Norman Scott, el desafortunado amante de Thorpe, y cuya vida estará en peligro a medida que su personaje comienza a amenazar al político.

Ben WIshaw interpreta a Norman Scott, amante de Thorpe y cuya vida se verá amenazada. Foto: Difusión
Ben WIshaw interpreta a Norman Scott, amante de Thorpe y cuya vida se verá amenazada. Foto: Difusión

—¿Cuál fue su investigación para interpretar a Scott?

—Wishaw: Leí el libro de John Preston, que es muy detallado en los diferentes giros y vueltas de sus vidas. Y luego fui más por instinto y mi comprensión de Norman y la forma en que funciona.

—¿Llegó a entrevistarse con Scott?

—Wishaw: Sí. Siempre es interesante conocer a una persona de verdad. Y luego es una cosa muy interesante ser responsable de retratarlos. Quieres ser tan imparcial como sea posible y solo tratar de verlo desde su perspectiva.

—¿Sintió simpatía por Scott como parte de esta compleja historia?

—Wishaw: Definitivamente... no puedes ayudar pero sientes simpatía por la forma en que cuenta la historia. Creo que la forma en que lo ve es que el establishment se unió en torno a uno de los suyos y él fue la víctima de todo eso.

—¿Lo sintió de esa manera?

—Wishaw: Realmente no creo en las víctimas y los agresores, realmente no me parece una vida porque es más complicado. Mi sensación es que Jeremy y Norman se encontraron el uno con el otro. Ambos podrían dar tan bien como el otro. Parte de la continua obsesión con los demás era porque eran iguales de alguna manera y no de otras.

—¿Cree que si Jeremy y Norman se conocieran hoy las cosas hubieran sido diferentes?

—Wishaw: No lo sé. Ciertamente, en la primera parte de la historia, ambos personajes no pueden ser honestos acerca de su sexualidad y Jeremy nunca lo fue, ni podría serlo. Pero no sé si eso es lo único que está sucediendo para estas dos personas. Creo que hay otras complicaciones en su carácter.

Un escándalo que cambió la política británica

La miniserie A Very English Scandal, que se estrena este domingo cuenta la impactante, pero verdadera historia de Jeremy Thorpe (Hugh Grant), el primer político británico que fue juzgado por conspiración de asesinato.

La historia comienza a fines de la década de 1960, cuando la homosexualidad acababa de ser despenalizada, y Thorpe, miembro del Partido Liberal, y el líder más joven de cualquier partido político británico en cien años, no tiene ninguna intención que su gran secreto salga a la luz. Un político desesperado, al que no importará el costo por mantener oculto su escandaloso pasado.

Así, ese secreto se verá amenazado por la mera existencia de su antiguo amante, Norman Scott (Ben Wishaw), a quien Thorpe cree poder silenciar de una sola manera: matándolo. De esta forma, las amenazas y los chantajes de Scott podrían detenerse.

Contada en solo tres episodios de una hora, la serie también presenta el conocido juicio contra Jeremy Thorpe, un escándalo sin precedentes que cambió la política británica para siempre, cuando el público inglés descubrió los secretos más oscuros del establishment y los extremos a los que algunos miembros estaban dispuestos a recurrir para mantener esos secretos bien guardados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)