Apuntes

¿Cómo empezó la tercera temporada de "True Detective", la prestigiosa serie de HBO

Un nuevo caso policial con detalles sórdidos y con una actuación destacada de Mahershala Ali

True Detective
Mahershala Ali tiene todo el peso de la nueva "True Detective" sobre sus hombros

Ante todo lo que se habló en su momento sobre la grandiosidad de la primera True Detective, quizás el único remedio para disfrutar la tercera temporada que empezó este domingo en HBO, sea no haber visto aquella, o habérsela olvidado. Este cronista juega en la primera categoría: fue dejado de lado en casi todas las conversaciones de 2014, el año en que comenzó esta serie y en el que se convirtió en un evento cultural omnipresente en tertulias entre amigos.

Los que la vieron o no pueden olvidarla dicen que este tercer envío sigue sin alcanzar aquellos niveles aunque, seguro, es mejor que la vapuleada segunda temporada.

Es difícil de comparar: el envío inaugural combinaba al escritor Nic Pizzolatto, al director Cary Joji Fukunaga, y a Matthew McConaghey y Woody Harrelson como dos detectives investigando un caso ambientado en un morboso, sórdido y lejano sur estadounidense. Esa fórmula es lo que une las tres temporadas, aunque pareció claro que en la segunda (con Rachel McAdams y Colin Farrel), algunos de aquellos ingredientes se hacían notar en falta.

Este regreso, entonces, tiene la penuria de tener que estar a la altura de las expectativas: una de sus líneas de venta fue que era un regreso a las virtudes de la primera. Por eso quizás sirve mirarla como una novedad.

La historia de esta tercera temporada, escrita en general por Pizzolato, sigue, en tres momentos, al oficial Wayne Hays (el ganador del Oscar, Mahershala Ali), quien en 1980 investiga, junto a su colega Roland West (Stephen Dorff), la desaparición de dos niños, una historia que reconstruye en un interrogatorio policial en 1995 y en una entrevista televisiva en 2015. La acción se desarrolla simultáneamente en esos tres tiempos, una formalidad que es parte de la franquicia y que está resuelta con vistosos trucos de montaje.

True Detective
Vea el tráiler de la tercera temporada de "True Detective" de HBO

Los dos primeros capítulos están dirigidos por Jeremy Saulnier, quien mezcló pobreza económica y moral y cierto aire de terror ominoso en Blue Ruin y Green Room, lo que le da experiencia en los territorios en los que se mete True Detective. Otros dos capítulos fueron dirigidos por el propio Pizzolatto (que debuta en la tarea), y cuatro por Daniel Sackheim, un experimentado director de cine (La casa de cristal) y televisión.

Todo ocurre en las montañas Ozark en Arkansas, un escenario apropiadísimo para la serie. Es un ambiente de cierta decadencia moral, lo que es un buen motivador para una larga lista de sospechososos entre los que figuran los padres de los niños (Ray Fisher y Mamie Gummer, la hija de Mery Streep), un primo lejano, un veterano de Vietnam y algún que otro secundario que, se supone, irán apareciendo y que podría ir por el lado de una red de pedófilos. Todo es sórdido: es True Detective.

Un espacio de la historia está dedicado a la vida personal de Wade, incluyendo su vínculo con Amelia (Carmen Ejogo), su finada esposa es la otra subtrama. La mujer escribió una reconstrucción de los hechos que se convirtió en un hito en la literatura de no ficción, una circunstancia que a él lo terminó resintiendo. Una de las tramas de la serie atiende los altibajos de esa pareja.

La actuación de Ali -quien acaba de ganar el Globo de Oro por Green Book- atiende todos los detalles del paso del tiempo en su personaje. Es el centro de la temporada y, probablemente, deba soportar solo el peso de las expectativas.

True Detective va en HBO los domingos a las 23.00, y están disponibles en la plataforma HBOGo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)