"EDha"

Otro drama argentino con caras conocidas

Se estrenó la primera producción argentina original para Netflix

Edha
Un imponente elenco protagoniza el primer drama argentino creado para Netflix, "Edha", ya disponible en la plataforma. Foto: Difusión

Para su primera producción original argentina (la primera de diez que esperan estrenar este año), el servicio de streaming Netflix hizo todos los deberes. Encargó la serie a un importante director y consiguió un gran elenco (están todas las caras conocidas del cine y la televisión reunidas), para hacer una serie que Ted Sarandos, directivo de Netflix, pidió que fuese “muy, muy argentina”. Y eso es lo que le dieron con Edha, una serie de diez episodios que se centra en el exclusivo mundo de la moda bonaerense.

El encargado de crear estos diez episodios fue Daniel Burman, uno de los directores de la nueva ola del cine argentino (junto a Adrián Caetano y Lucrecia Martel), un habitué de los festivales de cine y director de películas como El abrazo partido y El nido vacío. Y para Edha consiguió un elenco de primer nivel: además de Juana Viale, Osmar Núñez y Julieta Zylberberg están Sofía Gala, Pablo Echarri, Antonio Birabent, Daniel Hendler, Inés Estéves y hasta Flavio Mendoza (una de las mejores sorpresas de Edha), lo que se dice un elenco de grandes figuras consiguió Burman en Edha.

La protagonista de esta serie es Viale (quien se llevó las peores críticas de los internautas), quien interpreta a Edha, una joven madre soltera y diseñadora que intenta hacerse un camino en el siempre competitivo mundo de la moda argentina. Junto a Lorenzo (Osmar Núñez), su padre y socio en la firma, Edha tiene que crear una colección, asegurar una solvencia monetaria que no tienen (estamos en bancarrota le dice Lorenzo en más de una ocasión) y lograr destacarse en ese mercado en el cual compite con creadoras como Paloma (Julieta Zylberberg) por la atención en las pasarelas.

Juana Viale en "Edha"
Tráiler de Edha

La serie, que transita entre un melodrama y un policial, también habla de la marginalidad, la diferencia de clases, el narcotráfico y hasta el suicidio. Y allí, tal vez, esté el problema de la serie (decir que Viale es el único problema es un simplismo excesivo), que intenta contar múltiples historias aunque sin centrarse en ninguna, salvo la de Edha y Teo (interpretado por el español Andrés Velencoso), quien será el interés romántico de la protagonista. Aunque el joven guarda un secreto, es el hermano de un muchacho que falleció en un incendio en una fábrica textil que trabajaba para la marca Edha, y ahora busca venganza.

Así comienzan a presentarse, en paralelo y contrastando la forma de vida de los ricos con los marginados, la historia de estos personajes. Teo rápidamente se convertirá en la obsesión de Edha, quien dejará de diseñar para mujeres y se centrará en la indumentaria masculina. Aunque la serie también es una búsqueda de la protagonista por conocer los motivos que llevaron a su madre, una artista de vanguardia, a suicidarse. Una vez más, son muchas subtramas que se despliegan desde el inicio y hay que darle un tiempo para que comiencen a amalgamarse.

Edha
Juana Viale interpreta a una diseñadora que se obsesiona con un joven, quien se convertirá en inspiración para una nueva colección. Foto: Difusión

Una vez estrenada la serie comenzó una lluvia de críticas, mayoritariamente centradas en la actuación de Viale y en la voz en off que oficia como un narrador de lo que sucede en el interior de la fría Edha. Un recurso forzado y que molesta tanto que cuesta entender la decisión de contar la historia así en un primer momento.

Aunque centrar las críticas en Viale es desconocer los problemas de la serie que mucho abarca y poco desarrolla. Buenos actores que terminan haciendo meras apariciones sin mucho despliegue me parecen una peor decisión que criticar a la protagonista.

Además, criticar sin haber visto la serie es no reconocer las buenas tomas aéreas de Buenos Aires, la buena dirección de Burman, quien juega con los espejos en varios momentos y el buen reparto de actores secundarios. Sobre todo Sofía Gala, quien demuestra en esta serie que el premio obtenido por Alanis (Anahí Berneri, 2017), no fue una coincidencia.

Es verdad, en los últimos años, Argentina ha realizado excelentes producciones para televisión como El marginal o Historia de un Clan (ambas están en Netflix), Un gallo para Esculapio (en NSNOw de Nuevo Siglo) y El Jardin de Bronce (se puede ver en HBOGo), y si bien las comparaciones son odiosas, Edha queda rezagada si se la mide con la misma vara.

Aunque hay que reconocerle el acierto a Burman con esta serie. Porque en estos tiempos, donde se estrenan series a cada rato en distintas plataformas, Edha logró algo difícil de hacer: no pasar desapercibida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)