Serie

Más demonios para enfrentar con humor y mucha sangre

Charla con Ray Santiago sobre la nueva temporada de Ash Vs. Evil Dead

Ray Santiago. El actor charló con El País por la nueva temporada de la serie que mezcla terror y comedia. Foto: Difusión
Ray Santiago. El actor charló con El País por la nueva temporada de la serie que mezcla terror y comedia. Foto: Difusión

La película de terror Diabólico (de Sam Raimi, 1983) se convirtió en un éxito del género clase B de mediados de los ochenta que logró una segunda parte, Noche alucinante (Raimi, 1987) y desde hace tres años, también una serie de televisión. Mañana a las 22.30 se vuelve a emitir el primer episodio de la tercera temporada de Ash Vs. Evil Dead por Fox Premium Series y también está disponible en la App de Fox.

Las películas y la serie mezclan comedia con terror gore (con mucha sangre, vísceras y mutilaciones) y son protagonizadas por Ashley “Ash” Williams (Bruce Campbell), el personaje que lleva una motosierra por mano y termina enfrentándose a los demonios que llegan a nuestro mundo gracias al Necronomicón, aquel libro escrito con sangre y encuadernado con piel humana.

El éxito de Ash Vs. Evil Dead se debe a que pone a personajes que podrían ser reales en situaciones increíbles, combinando muy bien las risas y sustos en cada episodio. Un poco para todos los gustos tiene esta serie en la que los protagonistas intentan salvar el mundo de criaturas demoníacas.

Ash Vs. Evil Dead
Tráiler de la tercera temporada de la serie "Ash Vs. Evil Dead"

En la serie, Ash trabaja junto a Pablo Simon Bolivar, interpretado por Ray Santiago, (Nueva York, 1984) y juntos luchan contra las fuerzas del mal.

Santiago, quien actúa desde los 12 años, siempre ha hecho personajes de latino o drogadicto en su carrera televisiva que participaciones en Law & Order: Los Angeles, NCIS: Los Angeles y Rosewood. “En esta serie es distinto porque no soy más así. Sí tengo mucho pelo y bigote, pero trato de salvar el mundo. Es importante que en esta época, y en Estados Unidos, que un inmigrante intente salvar el mundo”, dice Santiago a El País.

“Pablo y yo somos latinos e idealistas. Vivimos en un mundo que nos ve de una manera particular, los dos queremos ser héroes y que el mundo vea que podemos cambiarlo”, agrega este actor que todavía recuerda su primer encuentro con Sam Raimi.

“Fue una audición extraña, me pasaron mal la dirección, llegué tarde y estaba tan nervioso que dejé las llaves dentro del auto. Cuando entré en la habitación estaban Sam (Raimi) y Bruce (Campbell) con el guion. Me dieron una copia y después de la audición Sam me dijo que les había encantado desde que había entrado a la habitación”.

Por tratarse de una comedia de terror, los personajes terminan bañados en sangre, un líquido pegajoso que Santiago dice que no es sencillo quitar. “Ves a los actores en ropa interior con esponjas y toallas para sacársela, y es mucho peor cuando se seca”, dice.

Al final de la segunda temporada, los personajes viajaron en el tiempo para revivir a Pablo y lo consiguieron, aunque también hicieron que Rubí, el personaje que interpreta Lucy Lawless, vuelva a ser la villana. Con el mismo tono jocoso de la serie, Santiago dice “nunca deberías de tomar los viajes en el tiempo muy en serio, y en nuestra serie cualquier cosa puede pasar”.

—Tu personaje, Pablo, comienza como alguien torpe, y en la segunda temporada tuvo un cambio por sus poderes de brujo. ¿Qué se puede esperar en esta temporada?

—Cuando me sumé a la serie, no esperé que llegáramos a la temporada tres. Mi personaje es un chico ingenuo que se convierte en alguien importante, y en esta temporada exploramos cómo Pablo puede controlar sus poderes, lo que lleva a ampliar el espectro del bien y el mal. Ahora el Necronomicom es parte suya para siempre. Entonces vamos a ver un Pablo más comprometido con sus poderes de brujo. Eso puede ser bueno o malo si cambia de bando, pero en esta temporada Pablo ve las cosas de una manera distinta y los demonios lo ven distinto también.

—La serie navega entre la comedia y terror, ¿cómo haces para balancear esa mezcla?

—Intento comprometerme con la situación y el personaje, para que la audiencia te crea. Por absurdo o loco que sea, intento creerlo, porque es la única manera. Y cuando nos divertimos es mejor. Como dice Bruce (Campbell), “si no te diviertes, lo estás haciendo mal”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)