PREMIO

Series favoritas de los críticos de televisión: desde Chernóbil hasta Muñeca Rusa

Fleabag, Better Call Saul y Chernobyl se llevaron galardones en la noche de los críticos de la televisión

Chernobyl, la nueva miniserie de HBO que se ha convertido en la más valorada de la televisión. Foto: Difusión
Chernobyl, la nueva miniserie de HBO que se ha convertido en la más valorada de la televisión. Foto: Difusión

A poco más de un mes para que se conozcan los ganadores del Emmy, la Asociación de Críticos de la Televisión de Estados Unidos entregó sus premios, los TCA, en el Hotel Beverly Hills.

Pocas sorpresas tuvo esta edición, la número 35, que premió a la segunda temporada de la comedia inglesa que escribió y protagonizó Phoebe Waller-Bridge para Amazon, Fleabag, con tres galardones: mejor interpretación en comedia, mejor comedia y serie del año.

Si bien es un hecho poco usual que una misma producción obtenga tantos premios, Fleabag, se ganó el aplauso de la crítica gracias a la irreverencia de su guion y su graciosa protagonista. Esta segunda temporada, que demoró tres años en concretarse, consigue la complicidad del espectador al romper continuamente la cuarta pared, haciéndonos partícipes de los rebuscados, obscenos y viscerales pensamientos y reacciones de su protagonista.

Con este premio, Weller-Bridge, la actriz y escritora británica vuelve a imponerse en los TCA después de haberse llevado, el año pasado, el premio a la mejor serie nueva por la comedia negra Killing Eve que en Uruguay se puede ver por Cablevisión Flow.

Phoebe Waller-Bridge protagoniza la serie Fleabag que se llevó tres premios. Foto: Difusión
Phoebe Waller-Bridge protagoniza la serie Fleabag que se llevó tres premios. Foto: Difusión

En el apartado drama, Michelle Williams se llevó el premio a la mejor interpretación por su personificación de Gwen Verdon en Fosse/Verdon que emitirá en los próximos meses el canal Fox Premium.

La miniserie biográfica sobre la relación entre el coreógrafo y director teatral Bob Fosse (Sam Rockwell) y su pareja de toda la vida, Gwen Verdon se impuso en el rubro interpretativo, pero se quedó sin el premio al mejor drama que terminó en la producción de Netflix, Better Call Saul, serie derivada de la premiada Breaking Bad.

Y la noche también reconoció otras producciones, como la aclamada miniserie de HBO, Chernobyl, así como la inteligente comedia de Netflix Russian Doll que se llevó el premio a la mejor serie nueva.

Imagen de la serie Chernobyl
Imagen de la serie Chernobyl, ganadora del premio a la mejor miniserie. Foto: Difusión

También obtuvieron un galardón la miniserie documental de HBO, Leaving Neverland, por logros en noticias e información. Este documental de dos partes dirigido por Dan Reed, expone la versión de Wade Robson y James Safechuck, quienes narran los abusos que vivieron cuando eran niños en el rancho Neverland, de Michael Jackson.

En cuanto al mejor reality, el premio fue para la producción de Netflix, Queer Eye.

Como siempre, los premios concluyeron con el galardón Heritage (el año pasado fue para la serie Friends) que reconoció a la serie de HBO, Deadwood, y el premio a la trayectoria, para David Milch, el creador de ese drama ambientado en el lejano Oeste.

Por ahora solo resta saber si los miembros de la Academia de Televisión, que entregan los Emmy, se rinden, como hicieron los críticos, ante este impetuoso vendaval inglés llamado Phoebe Waller-Bridge.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)