Entrevista

El creador de la serie "Succession" habla de su gran drama familiar

El guionista Jesse Armstrong cuenta sobre la nueva serie de HBO.

El nominado al Oscar, Jesse Armstrong habló de su nueva serie creada para el canal HBO. Foto: Gentileza
El nominado al Oscar, Jesse Armstrong habló de su nueva serie creada para el canal HBO. Foto: Gentileza

Hace dos semanas el canal HBO (domingos a las 23.00) estrenó la serie Succession, un gran drama protagonizado por Brian Cox, quien interpreta al patriarca de una poderosa familia, dueña de varios medios de comunicación, que en su cumpleaños 80, les dice a sus hijos que no tiene intenciones de retirarse. La serie también se encuentra en HBOGo.

De la trama, las referencias que encontró a la hora de escribir esta serie y de los poderosos de Estados Unidos, habló Jesse Armstrong (nominado al Oscar por el guion de la película de acción In the Loop) en esta entrevista exclusiva para El País gentileza de HBO, realizada en Nueva York el pasado mes de mayo.

—La gente probablemente te conozca mejor por la comedia. Y esto también es gracioso. Pero, ¿qué te hizo querer hacer algo un poco más dramático esta vez?

—Supongo que el tema lo requería. Podría haber intentado escribir una comedia de media hora acerca de una familia como esta. Y me alegro de que te parezca gracioso porque tiene algunas partes divertidas, creo que es un fiel reflejo de la realidad, pero también sentía que necesitaba un poco más de épica y un poco de dinero para poder realmente retratar la forma en que viven estas personas.  Pero todo esto es un poco de post-racionalización: la verdad es que simplemente pensé: "oh, me gustaría escribir esto".  Realmente no sé por qué.

—Por la forma en que se relacionan los personajes, y por el lenguaje que utilizan para hablar de los demás, los personajes parecen más británicos que americanos, o al menos no parecen ser sinceros.

—No son sinceros, no. Y con suerte te interesen estas personas, pero su propia valoración de sí mismos difiere de la nuestra.  Quizás sea de ahí que proviene esa reminiscencia a lo británico. Quiero retratar ese mundo con todo lo rico y simple que es en algunos sentidos, pero a la vez no estamos tratando de vendérselo a nadie. No estamos tratando de ensalzarlo demasiado o de hacer que parezca ser algo que no es. Por eso esperamos que sea bastante fidedigno.

—Ciertamente no se lo presenta como algo demasiado glamoroso; es más algo salvaje y brutal ese mundo.

—Sí, eso es responsabilidad mía y de los otros guionistas, pero también proviene de nuestra investigación, en la que hemos visto que es un mundo difícil, mayormente compuesto de hombres que se comportan de manera similar a Trump, que sienten no solo que deben ganar sino también que tienen que destruir al otro. Esa es la única manera de saber verdaderamente que has ganado: si la otra persona está llorando.

—¿Por qué una familia dueña de un conglomerado de medios funciona tan bien para este tipo de historia?

—Bueno, me gustan los dramas familiares. Mis favoritos probablemente sean Los Soprano y Six Feet Under. Es decir que me gustan las dinámicas familiares. Pero no me habría interesado escribir toda una serie sobre ello a menos que hubiera habido un elemento adicional, que es el de lo que los lleva a pelear; ellos pueden discutir por algo en el desayuno y será el mismo hecho que el resto del mundo vea en televisión o lea al día siguiente mientras desayuna o en su iPad. Por lo tanto, me interesa el poder, y esta es una familia con muchísimo poder.

Brian Cox y Jeremy Stong en Succession
Tráiler de la serie de HBO "Succession"

—Hay una gran diferencia entre Logan (Brian Cox) y sus hijos, según parece, porque él se hizo de abajo y a ellos les han dado todo, lo cual no facilita las cosas al momento de relacionarse entre ellos...

—Sí. Y cualquier padre sabe responder si quiere que su hijo sea feliz o infeliz. La respuesta es feliz. Pulsas el botón "feliz" cada día de sus vidas. Y entonces los encuentras cuando tienen 21 años y no puedes evitar pensar que son personas que nunca han experimentado ningún tipo de lucha o dolor, lo cual no es bueno para ellos. Entonces les hace algo muy cruel, que es querer que sean otros que los que son. Es como la familia real. La gente dice: No querría hacerlo, pero tampoco me molestaría tener todo ese dinero. Todo depende de cómo te sientas respecto de la vida, pero si tienes suficiente dinero para comer y vivir, ¿quién querría lo que tienen?

—Bueno, sí, nunca pueden tener autonomía o privacidad, ¿verdad?

—Exacto. Y estas son personas para quienes todo lo que hacen viene aparejado de publicidad con su cara y su nombre, y eso es lo más interesante acerca de ellos. ¿Cómo te hace sentir y cómo puedes escapar de eso, una vez que te das cuenta de que nunca vas a escapar de eso?
Creo que la mayoría de estos niños acaban pensando: "a la mierda, voy a hacer lo que quiera, porque es lo único que me permitirá sentir amor, o lo que esta familia define como amor, que es algún tipo de atención de mi padre".

—Todos tienen modos muy diferentes de hacerlo. Kendall (Jeremy Strong) está tan desesperado por la aprobación que me parece absolutamente desgarrador. Pero los demás parecen abordarlo de formas menos obviamente desesperadas. ¿Crees que es importante el orden de nacimiento en eso?

—Hemos hablado muchísimo en la sala de guionistas sobre el orden de nacimiento, y la gente tiene opiniones muy formadas al respecto. Algunos realmente sienten que es el destino y que eres como eres según tu orden de nacimiento. No sé si sea el destino, pero entonces, también el sexo y el género entran en juego; ese es el caso de Shiv, porque si bien su padre probablemente tenga un enfoque bastante poco sexista, tampoco permitirá que sea su hija quien lo suceda. Como si, extrañamente, le hubiera dejado con un poco más de margen a la hora de tomar decisiones, y creo que eso se ve en la serie. Eso significa que cuando Logan la mira, en realidad está pensando que es la persona más capaz y más dueña de su destino, y que también es un poco difícil de conseguir, lo cual siempre es atractivo.

Succession
Un drama familiar sobre un poderoso clan dueño de medios es la consigna de esta serie de televisión que se encuentra en HBO y HBOGo. Foto: Difusión

—La dimensión de género es realmente interesante en la serie también, porque pareciera que de alguna manera no importara en absoluto. A pesar del género de los personajes individuales, pareciera ser una serie acerca de la masculinidad en cierto sentido, ¿no te parece?

—Creo que eso sin duda es cierto. Da la sensación de ser algo muy masculino; tiene esa idea de querer dominar al otro. Se habla muy directamente de competencias a ver quién es el que la tiene más grande, y creo que en la serie se debate mucho quién va a suceder a quién, quién va a heredar el control, pero también hay una empresa que va a ser legada y que va a ser controlada por otro tipo de medio... Una pregunta que también podría hacerse versa sobre la forma de hacer negocios, que según Kendall es anticuada: ¿caerá en desuso?

—Sé que concebiste y escribiste esto mucho antes de que la gestión actual asumiera el mando, pero ¿crees que hay algo en el aire ahora acerca del modo en que vemos la riqueza extrema y la herencia?

—Sí. Bueno, yo había escrito la serie antes, pero hicimos una lectura preliminar para el piloto el día de las elecciones de 2016. Esto fue muy raro.
Adam McKay hizo una fiesta esa noche, y eso fue raro. Por eso, si son más inteligentes que yo, se habrían percatado de lo que sucedería en ese momento; Trump estaba llegando. Pero yo no lo supe ver. Obviamente, él fue una figura muy importante para nosotros en la sala de guionistas. Pero si tienes una actitud positiva ante el mundo, como era el caso en esa sala, entonces todo puede ser útil. Investigamos muchísimo sobre magnates de los medios de comunicación, pero al igual que todo el mundo hablábamos de la administración Trump y veíamos las fotos de Eric y nos hacíamos todas las preguntas pertinentes sobre quién sería un heredero capaz y quién no, sobre hacerse de abajo o no, sobre lo que significan esos términos... Hablábamos mucho. No es una novela en clave acerca de Trump; es una familia ficticia, pero con un creciente sentido de escepticismo y de interés en lo que significa la riqueza y en cómo se adquiere.

—¿Crees que los estadounidenses son más capaces de conservar el dinero de la familia que nosotros?

—Supongo que el verdadero período de acumulación de capital británico data ya de 100 a 150 años. Pero sí diría que los estadounidenses son bastante buenos donándolo. Los Carnegie, los Rockefeller y todas esas familias son conocidas por su filantropía.

—Tener una sala de guionistas también es algo típicamente estadounidense. ¿Es la primera vez que trabajas de esta manera?

—Tuvimos una sala de guionistas en Carne fresca ("Fresh Meat").
No tan oficializada como las estadounidenses, pero todas las salas de guionistas son un poco diferentes, al menos en mi experiencia. En todo caso, me gusta. Me gusta mucho. Es un grupo de escritores realmente agradable, así que, aparte de todo lo demás, es un lugar bastante agradable donde pasar el rato durante seis meses y donde transitar la elección y la administración de Trump. La sala de guionistas funcionó mayormente en Londres, y trasladamos el centro de operaciones a Nueva York cuando estábamos entrando en preproducción. Los estadounidenses vinieron y tuvieron la gentileza de instalarse en Londres y de escribir tomando un poco de distancia. Así es que algunos de los guionistas eran británicos y otros, estadounidenses.

—Quisiera preguntar sobre el guión de los Murdoch. ¿Por qué crees que a la gente no le gustó? ¿Era demasiado fuerte?

—Me gustaría poder alegar que hubo una terrible conspiración en mi contra, pero la verdad es que tengo unos cuantos guiones rechazados, así es que también hay unas cuantas personas que están conspirando por evitar que mis guiones sobre los Beatles y Lee Atwater se concreten. La mayoría de los guionistas tienen muchísimos guiones abandonados, por lo que no me inclinaría a pensar que fue el poder superlativo de los Murdoch lo que impidió que se concretara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)