ESTRENO

"Las chicas del cable", la serie de Netflix que hizo historia, se despide de sus fans

Se estrena este viernes la segunda parte de la quinta y última temporada de "Las chicas del cable", primera serie española original de Netflix

Temporada 5 de "Las chicas del cable". Foto: Netflix
Temporada 5 de "Las chicas del cable". Foto: Netflix

Aunque el mundo ha hablado sin parar, para bien o para mal, de La casa de papel y sus miles de referencias, su vértigo y simbología, el comienzo del feliz matrimonio entre Netflix y España no tuvo que ver con atracadores en misión suicida, sino con un grupo de mujeres en una historia de época entre el amor y la lucha. Las chicas del cable, la primera serie española original de la plataforma, cierra hoy su andadura con el estreno de la segunda mitad de la quinta temporada, disponible en Uruguay desde las 04.00.

Ambientada a fines de los años 20 y en el contexto de la Guerra Civil española, la serie siguió desde 2017 hasta ahora los pasos de cuatro jóvenes operadoras de una compañía telefónica, sus inquietudes y dramas. E hizo hincapié en el aspecto social, de la lucha feminista y por los derechos de las personas LGBTIQ+, y en la conciencia de una pelea que se da de forma colectiva y muy por encima de cualquier individualidad.

Los cinco episodios que quedaron pendientes y que se incorporaron hoy al catálogo de Netflix van a darle un final a los caminos de Lidia (Blanca Suárez), Óscar (Ana Polvorosa), Carlota (Ana Fernández), Marga (Nadia De Santiago) y Sofía (Denisse Peña), que son a esta altura la pandilla a atender. Hubo, desde el inicio, varios cambios y un entramado de amoríos y desamores digno de telenovela. El drama romántico de época es algo que la televisión española ha sabido contar muy bien, y Las chicas del cable no es, claro, la excepción.

Para las protagonistas, este cierre de serie será “apoteósico, digno y justo”, según declaraciones a la agencia Efe. Ana Fernández prometió que el desenlace dejará a los seguidores con "la boca abierta", y adelantó: "No podemos decir si será feliz o no, (...) pero lo que sí puedo avanzar es que va a ser bastante impactante. Nosotras estamos muy orgullosas del final, era importante terminar de esta manera la serie".

Las chicas del cable tiene un doble valor, un doble mérito, por un lado por la riqueza y las intenciones de esta historia de reivindicación y superación desde la sororidad; y por otro por esta condición de ser el primer proyecto de Netflix en suelo español, lo que sirvió para abrir una canilla de producciones que suelen estar una y otra vez entre lo preferido por el público latinoamericano.

“Nosotras nos enfrentamos a algo muy especial, que es que Netflix aterriza en España, quiere producir una serie, de repente fuimos los primeros y no sabíamos qué iba a pasar. Y nos enfrentamos a una plataforma tan importante que llega a casi 200 países alrededor de este planeta, que se dice así como muy fácil pero luego, si lo piensas, da como susto”, dijo una de las protagonistas, Blanca Suárez, el domingo en una transmisión en vivo que se hizo vía YouTube, en la que las actrices, junto a Ana Millán, repasaron el primer episodio de Las chicas del cable y analizaron lo logrado.

“Ha sido una experiencia superimpactante, por empezar en una plataforma de la que en un principio no éramos conscientes, y ha pasado todo muy rápido”, opinó allí mismo Ana Polvorosa. “Ha sido una superexperiencia que nos ha aportado muchísimo”.

Temporada 5 de "Las chicas del cable". Foto: Netflix
Temporada 5 de "Las chicas del cable". Foto: Netflix

El elenco, en ese sentido, coincide: hay un antes y un después en sus carreras, hay un quiebre que tiene que ver con la aparición de estos personajes para esta historia creada por Ramón Campos y Gema R. Neira, en este servicio de streaming. La alineación de varios elementos hace de Las chicas del cable un viaje de peso que, en el camino, ha conseguido una cantidad de adeptos.

Y en medio de una nueva ola feminista, este viaje ayudó a poner en perspectiva una realidad, la de hace 100 años, muy distinta pero con mujeres igual de dispuestas a hacer el cambio en pos del futuro.

Trabajar, entonces, era una rebeldía que solo unas pocas se animaban a tener ante el mundo.

“Cada historia tiene un final. Puede ser feliz, triste, amargo, depende con qué ojo se mire”, dice la voz en off de Blanca Suárez, o sea Lidia, en el último tráiler de esta segunda parte de la última temporada, que se anticipa oscuro, intenso y más combativo que nunca. “Algunas historias nunca deberían acabar, pero para bien o para mal, todo llega a su fin”, dice después. Este final, a Las chicas del cable las encuentra juntas, y con equipo ampliado, con todos esos seguidores que hicieron crecer a esta serie bisagra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados