brian tyree henry

Cómo capitalizar un buen momento

Antes de dar su gran salto en el cine, el protagonista de la serie Atlanta conversó con El País

brian tyree henry
Brian Tyree Henry. Foto: difusión

El actor estadounidense Brian Tyree Henry sabe que está viviendo un momento exitoso. “No voy a saltar de este bote por nada”, dice el protagonista de la serie Atlanta a El País, en una teleconferencia con otros medios latinoamericanos. “No estoy ni ahí pronto. Quiero más”, acota.

Atlanta en Netflix

Tras la llegada a la televisión de Atlanta, serie creada por el multifacético Donald Glover en la que interpreta a Alfred “Paper Boi” Miles -un vendedor de drogas convertido en rapero-, Tyree Henry atravesó un proceso similar al de su personaje: encontró la fama de la noche a la mañana.

Mientras protagoniza la obra Lobby Hero en Broadway junto a Chris Evans, y con ocho películas por estrenarse en Estados Unidos -incluyendo dos dirigidas por los cineastas ganadores del Oscar Barry Jenkins (Luz de luna) y Steve McQueen (12 años de esclavitud)- Tyree Henry ve muy claros esos paralelismos y entiende que involucran mucho trabajo. De todas formas, está más que dispuesto a hacerlo mientras dure.

“Alfred tuvo que sacrificar mucho esta temporada y yo nunca había pensando en eso”, dice el actor, cuya voz tranquila dista de su presencia como un rapero duro en Atlanta. “Está tratando de darse cuenta cuál es el costo de eso. No todo puede ser preciado. Algunas cosas se tienen que ir”.

En Uruguay, la segunda temporada de Atlanta se emite los martes a las 22.30 en Fox Premium y en la app de Fox, mientras que la primera temporada se encuentra disponible en la app de la señal y en Netflix.

—Tu personaje, Alfred, tiene que lidiar con su fama repentina en las dos temporadas de Atlanta. ¿Cómo dirías que la serie cambió tu vida? ¿Cuáles fueron sus efectos en tu carrera?

—Mucho. Tengo ocho películas que salen este año. Estoy en Broadway haciendo una obra. Estoy apuntando en todas las direcciones, a troche y moche. Con Alfred, es como algo parecido. Alfred es de Atlanta, es su hogar, lo que siempre ha conocido. Y ahora ha sido expuesto en esta tierra donde las personas le gritan: “¡Paper Boi! por todos lados. Le roban al mismo tiempo que le piden una foto. Hay un balance que sale del desbalance de todo. Entonces, ¿qué es la fama final del día? Porque a Alfred parece que le cuesta un montón ser conocido. Y eso es algo que da miedo, porque te cansa por todos lados.

—Con todas estas películas que se vienen y tras haber trabajado con directores como Steve McQueen y Barry Jenkins, ¿qué podés contar de esas experiencias?

—Es algo que ya puedo tachar de mi lista. Es realmente lindo estar con revolucionarios. Juntarse para contar estas historias de estos personajes que creamos. Es difícil contenerme. James Baldwin (escritor de If Beale Street Could Talk, novela que Jenkins llevará al cine) fue un escritor tan prolífico y activista. Es uno de mis favoritos absolutos. Es muy interesante formar parte de una historia de él. Es como nada en el mundo, y estoy muy agradecido. Y después trabajar con Steve McQueen, que es un visionario y con gente como Colin Farrell y Daniel Kaluuya, me permitió estar entre estos pares contando otra historia que, de nuevo, siento que es revolucionaria. En verdad, solo estoy siguiendo un viaje y estoy contento de que la gente reconozca lo que puedo hacer, producir y aportar a estas historias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)