STREAMING

"Atrapa a un ladrón": así es la versión hispana de un clásico de Hitchcock, con Pablo Echarri

La serie argentino-española estrenó esta semana en Canal 4, pero está disponible íntegra en Cablevisión Flow. ¿De qué se trata y quién actúa?

Alexandra Jiménez y Pablo Echarri en "Atrapa a un ladrón". Foto: Difusión
Alexandra Jiménez y Pablo Echarri en "Atrapa a un ladrón". Foto: Difusión

El trabajo de ella es atrapar ladrones. El de él, sostener su fachada de galerista de arte para que nadie se entere de sus años como ladrón de guante blanco. ¿Y qué puede salir mal en una pareja transoceánica de una dedicada policía y un galante criminal reconvertido? Todo, obviamente, porque los secretos no permanecen bajo tierra tanto tiempo. De eso va Atrapa a un ladrón, coproducción argentino-española cuyos 10 capítulos ya están disponibles en Cablevisión Flow. En tele abierta estrenó esta semana en Canal 4 y va los jueves a las 23.00; en la otra orilla se la ve por Telefé.

La serie está basada en Para atrapar a un ladrón de Alfred Hitchcock, aquella con Cary Grant y Grace Kelly que el propio director definía como “ligera”. Ahora, en la dupla protagónica están el argentino Pablo Echarri y la española Alexandra Jiménez; y como cabeza de equipo a Javier Olivares, creador de El ministerio del tiempo (en Netflix; se vio en TNU) y uno de los showrunners destacados de España hoy.

Y en vez de la Riviera Francesa, las locaciones centrales son Barcelona y Buenos Aires. Nada será como la original, pero tampoco hay una intención tan ambiciosa: la premisa es entretener, con una cantidad de recursos buenos, y con eso se cumple. Hay presupuesto, despliegue, buenas intenciones y un elenco variopinto que responde a las exigencias de una historia conocida e interesante. Vale darle una oportunidad.

LA HISTORIA

Gatos y ratones

Juan Robles (Echarri) fue el cabecilla de una banda medio familiar, a la que le fue muy bien robando obras de arte para venderlas en el mercado negro. Entonces atendía como El Gato y nunca nadie pudo atraparlo, aunque estuvieron bastante cerca.

Pero los tiempos de El Gato quedaron atrás y por una promesa, Juan cruzó el océano y se instaló, con su madre y hermana (Cecilia Rossetto y Mónica Antonópulos), con la intención de hacer una nueva vida. En Buenos Aires quedaron sus compañeros de andanzas, que en su mayoría comparten la rutina de un restaurant y, allá lejos, Robles se enamoró de Lola Garay (Jiménez), policía que está tan comprometida con su trabajo que incluso llega tarde a su propia boda. Lola, por supuesto, no sabe nada del pasado de su flamante marido.

Alexandra Jiménez y Pablo Echarri en "Atrapa a un ladrón". Foto: Difusión
Alexandra Jiménez y Pablo Echarri en "Atrapa a un ladrón". Foto: Difusión

Los problemas aparecen justo cuando arranca la luna de miel. El Gato volvió a robar en Buenos Aires y el tío de Juan, Román (Roberto Carnaghi) es inculpado y detenido. La acción debe trasladarse a Buenos Aires y la única alternativa para que Román sea liberado, parece, es que el verdadero Gato y su pandilla vuelvan a dar un golpe.

En medio de los planes está el fiscal Prietto (Luis Machín), a quien El Gato se le escapó por nada hace 10 años —“nueve años, tres meses y un día”, aclara él— y que está obsesionado con, esta vez sí, meterlo tras las rejas. Y está el misterio, de resolución bastante previsible, a decir verdad, de quién fue el que robó con el modus operandi de Robles y compañía, y por qué implicó a Román, que tiene Alzheimer y la cárcel sólo está empeorando las cosas.

Entre esos límites se desarrolla Atrapa a un ladrón, comedia de acción que aunque a veces se estanca en detalles o situaciones secundarias, mantiene una buena dinámica a la que contribuyen el uso de la música y el juego de la pantalla fragmentada (aunque el recurso a veces es excesivo).

A Echarri, este papel de antihéroe le queda muy bien, y es la fuerza impulsora de un elenco con muchos puntos fuertes, en el que brilla sobre todo Carnaghi. A sus 81 años hace una composición de un hombre con Alzheimer, a veces ajeno a la realidad, a veces muy consciente y sufrido, a veces actuando como niño indefenso, está lograda de manera brillante, y su contrapunto con Echarri es de lo mejor de la serie, al menos en sus primeros episodios.

Atrapa a un ladrón engancha rápido y entre canciones de Charly García e interpretaciones de Andrés Calamaro, se mueve con la ligereza suficiente como para que el melodrama no se imponga sobre la acción que es, después de todo, lo que más importa. Tiene todo para aspirar a algún premio argentino.

El proceso y el elenco

En mayo del año pasado, Variety daba cuenta del acuerdo que había alcanzado Viacom para hacer una remake del film de Hitchcock, en formato de serie televisiva en español. Allí ya se anunciaba que Olivares estaría detrás y que la ficción se iba a emitir en América Latina, y a venderse internacionalmente. Junto con Olivares, Jordi Calafí es el otro creador de esta ficción que en España va por Paramount Network.

Atrapa a un ladrón finalmente estrenó esta semana, con un elenco que integran Pablo Echarri, Alexandra Jiménez, Luis Machín, Roberto Carnaghi, Cecilia Rossetto, Mónica Antonópulos, Leticia Siciliani, Agustín Sullivan, Daniel Fanego, Jorge Marrale, Natalia Lobo, Carlos Belloso, Juan Pablo Geretto, Arturo Bonín, Guillermo Arengo, Diego Alonso y Verónica Pelaccini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)