STREAMING

Así es la cuarta y última temporada de la serie de Netflix "El mundo oculto de Sabrina"

La serie creada por Roberto Aguirre-Sacasa y protagonizada por Kiernan Shipka se despidió del servicio de streaming con su temporada más oscura

Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión
Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión

Lo primero sería aclarar que la cuarta temporada de El mundo oculto de Sabrina que se estrenó el jueves para despedir el año, es algo desordenada e inconsistente, aunque encantadora y emocionante.

La última temporada de esta serie creada Roberto Aguirre-Sacasa, el responsable de Riverdale, sobre otro comic que como Sabrina se desprende del universo de Archie, es como una telenovela para adolescentes mezclada con Buffy la cazavampiros. Poco hay de la vieja serie Sabrina la bruja adolescente que interpretó Melissa Joan Hart; aunque esta temporada final tiene un par de guiños a esa divertida serie.

Sin dudas, no es un final que colmará las expectativas del público que devoró e hizo tendencia esta serie de Netflix que protagoniza Kiernan Shipka. Tiene un final errático, en parte debido a que se había anunciado que la serie tendrá cinco temporadas, aunque Netflix decidió, en junio, que la serie concluiría en la cuarta temporada. De ahí el desorden que se puede sentir en la serie.

Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión
Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión

El mundo oculto de Sabrina se centra en la joven Sabrina Spellman, una bruja que irá descubriendo que el origen de sus poderes se debe a su vínculo de sangre con Satanás. Educada por sus tías Hilda y Zelda (Lucy Davis y Miranda Otto), la joven ha vivido dividiendo su tiempo entre obtener una educación adolescente, normal digámosle en la secundaria Baxter High donde se enfoca en causas de justicia social; y estudiar magia en la Academia de Artes Oscuras donde intenta luchar el patriarcado que dirige la Satánica Iglesia de la Noche. Ah, en sus tiempos libres protege la ciudad de Greendale de sus amenazas sobrenaturales

Haciendo memoria

Antes de ir de lleno en los últimos episodios, es necesario hacer un repaso de la temporada anterior, que se estrenó a inicios de 2020, cuando el mundo no sabía de aislamiento ni coronavirus.

El entonces novio de Sabrina, Nick (Gavin Leatherwood), consiguió salir del Infierno y también sacar a Lucifer (Luke Cook) de allí, lo que lo hizo entrar en un bucle existencial que le llevó, incluso, a poner fin a su relación con Spellman. También en la tercera temporada aparecieron los Primordiales, un aquelarre de brujos paganos que no creen en el Señor Oscuro. Llegaron a Greendale con el único objetivo de conquistar a los humanos y lo consiguieron en un primer momento; pero luego fueron destruidos por Sabrina, sus tías y varios brujos más que crearon una nueva Iglesia.

Por otra parte, se conoce que el Padre Blackwood (Richard Coyle) posee un huevo capaz de hacer modificaciones del espacio-tiempo, dato importante para la resolución de la tercera temporada.

Así Sabrina, quien tuvo que realizar una búsqueda del tesoro en el Infierno para reclamar el trono del lugar, consigue viajar en el tiempo y salvarlos a todos. Claro que, como aprendimos en Volver al futuro (o en Avengers: Endgame), ella y su versión del pasado no pueden encontrarse por la paradoja del tiempo. Por eso ahora hay dos Sabrinas: una a cargo del Infierno, y otra que sigue siendo una adolescente normal, con la única preocupación de ir a la secundaria.

Kiernan Shipka y Gavin Leatherwood en El mundo oculto de Sabrina
Kiernan Shipka y Gavin Leatherwood en El mundo oculto de Sabrina

Esta revelación, que le permitirá entender que ella es de ambos mundos y es fundamental para su desarrollo, es lo que desata las graves consecuencias que se conocen en esta cuarta temporada que se estrenó el jueves en Netflix. Alerta de spoilers.

Imagen de la tercera temporada de "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión
Imagen de la tercera temporada de "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión

El adiós

Así, la flamante temporada final presenta al villano definitivo: los terrores arcanos (terrores de Eldritch en inglés), que aparecerán como una oscuridad sobre la pequeña comunidad de Greendale. Estos “terrores” son producto de los negocios que el desterrado Faustus, antiguo líder religioso de la Iglesia de la Noche, estuvo haciendo en la temporada pasada.

Richard Coyle será el Padre Blackwood en El mundo oculto de Sabrina. Foto: Difusión
Richard Coyle será el Padre Blackwood en El mundo oculto de Sabrina. Foto: Difusión

Se trata de manifestaciones aterradoras de los miedos y ansiedades de la gente del pueblo. Al principio, la amenaza es una oscuridad invasora, ya que Greendale es copado por un número creciente de mineros de aspecto espeluznante, que rompen bombillas y hacen que la gente escuche sus inseguridades más oscuras a través de la lúgubre voz que uno esperaría de un minero así de feo.

Luego lo que aparece es un hombre bastante desaliñado que pide ayuda; de si lo ayudan o no depende que sus víctimas vivan o mueran, como es de esperarse, de una forma horrible y espantosa.

Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión
Imagen de la serie "El mundo oculto de Sabrina". Foto: Difusión

Hay más de estos “terrores”, ocho para ser precisos. Algunos son realmente siniestros, otros tan simples como un globo rojo. Cuando están bien logrados son efectivos y hasta espeluznantes; cuando no, la gracia se pierde.

Sabrina y sus amigos, los mortales y mágicos, tendrán que enfrentarse a un nuevo miedo cada noche. De esta forma el conflicto se introduce para ser resuelto de inmediato, lo que no permite que haya un gran arco argumental en los personajes. Llega un villano y es eliminado en el mismo episodio, y así.

El mejor capítulo de esta temporada, el penúltimo, implica un viaje a un universo paralelo. Es una lástima que la información se conociera antes del estreno de la temporada, ya que ver a las actrices que interpretaron a las primeras Hilda y Zelda de Sabrina, la bruja adolescente (Caroline Rhea y Beth Broderick) atrapadas en un televisor sin fin, existiendo únicamente para decir sus diálogos tal cual fueron escritos, hubiese sido un precioso e inesperado homenaje a los fanáticos de la serie original.

Sabrina, la bruja adolescente
Sabrina, la bruja adolescente. Foto: Difusión

Netflix, en ese innecesario afán por revelar detalles, se spoileó lo mejor de la última temporada.

El mundo oculto de Sabrina
El mundo oculto de Sabrina

Los fanáticos encontrarán mucho que amar en los últimos ocho episodios de Sabrina, pero desafortunadamente, es una despedida en la que el todo nunca es más grande que la suma de sus partes. Igualmente siempre es entretenido pasar el tiempo con esta bruja adolescente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados