CARNAVAL 2017

La revista resurge con fuerza por los conjuntos nuevos

House apuesta por un doblete pero no le será fácil.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
House, la ganadora del año pasado peleó el título desde desfile inaugural. Foto: Federico Meneses

El canto, la sátira y la crítica punzante en murgas, el toque burlesco y la deformación del tiempo, espacio y argumento del parodismo, el encendido ritmo del tambor en el candombe y la risa sin tregua en el humorismo, son los principales trazos conceptuales que definen los cuatro géneros de mayor trascendencia en el carnaval.

Revistas, la categoría que promueve la danza, el destaque de la figura femenina, la realización de un show en el que libremente se conjuguen el glamour del vestuario, una banda en vivo, cantantes virtuosos y parlamentos chispeantes y jocosos, ha quedado relegada a un quinto lugar en el interés de los espectadores, ya que varios de sus atractivos se han ido corriendo progresivamente hacia otros ámbitos.

En los últimos años viene instalándose una fuerte renovación desde algunos grupos nuevos, de modo que el género que supo tener entre sus participantes a las inolvidables Palán Palán, Momento Musical, Fantasía, Uruguay Show o Rebelión, vive un fuerte resurgimiento.

La revista House fue la ganadora de 2016 y este año busca retener la corona con un espectáculo de altísimo nivel, basado en las mentiras del amor, el trabajo y las redes sociales.

Su libreto está jugado plenamente al humor de la mano de la sensacional dupla de comediantes que integran Germán Medina y Lucía Rodríguez. Ambos provienen del stand up, una moda que cada vez gana más terreno en la escena de Momo, donde la posibilidad de sorprender y jugar con las vivencias de los espectadores parece ser una fórmula infalible.

Y si bien los paladares afilados del Teatro de Verano suelen tomarse su tiempo para aceptar nuevas figuras, los jóvenes artistas han dado cátedra en estos dos últimos años, haciendo imperdible la propuesta para aquellos que quieran ir a reírse durante 55 minutos.

Rivales.

Pese a las grandes virtudes de House, la categoría aún está lejos de la definición.

Al igual que el año pasado, Tabú será una de las serias contendientes, con una impecable cobertura de rubros, en especial el vestuario, las voces y las coreografías, los tres ítems que otorgan más puntajes.

La propuesta se denomina "Transeúntes" y es la que apuesta por un toque más abstracto, basado en las relaciones humanas y los modos de encarar los "problemas" reales de la vida. Al frente del cuerpo de baile están Julio del Río y Carla Latorre, una pareja premiada internacionalmente, mientras que Marhiel Barboza es su principal solista.

Un buen nivel mostraron también los grupos La Compañía y Madame Gótica, que tienen primeros premios en la categoría.

La Compañía, con dirección de Gustavo Pérez, propuso un agradable relato que trazó paralelismos entre varias obras de la literatura universal y hechos de la realidad, con una fuerte reivindicación de la lectura.

Sus cuadros citaron autores como José Saramago, Haruki Murakami o Ray Bradbury, dentro de una propuesta bien interpretada y con momentos humorísticos logrados.

Una similar nota le cupo a Madame Gótica, con su espectáculo sobre la amistad.

Actuó con escaso público en ambas ruedas, pero no fue impedimento para encontrar momentos reideros, además de un muy buen cuerpo de baile, donde brilló la joven pareja integrada por Sofía Esquire y Steven Cotelo, de gran proyección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados