LADY DI

La princesa que estaba muy triste

Con Tom Jennings, director de Diana en primera persona que se estrena el domingo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lady Di. Foto: Difusión

Este domingo se estrena, por la señal Nat Geo, el documental Diana en primera persona, del realizador estadounidense Tom Jennings, justo el año en que se cumplen 20 años de la muerte de la mujer que se casó, siendo muy joven, con el heredero al trono británico, el príncipe Carlos. El País estuvo en una conferencia de prensa junto a varios medios latinoamericanos charlando con Jennings.

El director, quien arrancó su trayectoria profesional como periodista de medios impresos, comenzó el encuentro diciendo que su más reciente documental —porque ya ha hecho documentales sobre otras figuras históricas como John F. Kennedy, por ejemplo— no es un registro que se preste para calificativos como "¡Explosivo!" o frases rimbombantes que prometen revelaciones con tintes sensacionalistas.

También dijo que ya hay muchos documentales sobre la figura de Diana Spencer. "Casi todo lo que está en este documental es más o menos conocido y se ha divulgado en distintos medios o de distintas maneras. También sé que hay varios documentales sobre ella. Lo sé porque los he visto todos. Pero esta película es muy distinta a todas las que ya se han visto sobre Diana. Por primera vez, se presenta un racconto de la vida de Diana narrada por ella misma. No hay una narración externa, ni hay entrevistas con personas que hablen desde el presente. El documental es ella hablando y contando cómo vivió algunas de las cosas más significativas que ocurrieron en su vida".

Si no puede ver el video, haga click aquí. 

La parte medular del documental consta de las grabaciones, muchas de las cuales se dan a conocer en este documental, que Diana realizó en 1991 cuando fue entrevistada por un amigo para el libro Diana: Su verdadera historia, de Andrew Morton, publicado originalmente en 1992. "Esta es la primera vez que se podrá escuchar a la propia Diana narrar su vida, y hablar de un período de su vida en el cual ella estaba pasando por un momento difícil respecto a su matrimonio. Es muy distinto leer las palabras que escucharlas. Al oírlas, las palabras adquieren otro significado, por el tono en las que ella las dice. E importa porque a 20 años de su muerte, aún seguimos hablando de ella y tratando de descifrar aspectos de su personalidad".

El documental dura casi dos horas, y a la voz de Diana Spencer se le agrega un copioso material gráfico de archivo (fotos, videos, extractos de programas de televisión) que acompaña el relato.

Para Jennings, escuchar las varias horas grabadas en casetes, le hizo conocer otra faceta de la mujer que iba a ser reina y no lo fue. "Al escucharla, me di cuenta que ella era más consciente de sí misma y del lugar que ocupaba de lo que pensaba inicialmente. Tenía una opinión un poco condescendiente de ella, pero me di cuenta que estaba equivocado".

Una parte importante del documental trata sobre el acoso de los medios de comunicación, que seguían a Diana a sol y sombra.

En aquella época, internet recién empezaba y no existían las redes sociales. ¿Cómo se hubiese manejado ella hoy, cuando esas herramientas de difusión son omnipresentes? "Hay un parte en el documental en el cual ella cuenta cómo la acosan, y cómo encuentra solaz en momentos donde puede estar sola junto a un lago o río, mirando el agua. Es en uno de esos momentos que parece darse cuenta que si va a estar bajo un constante escrutinio, puede usar las cámaras y micrófonos para difundir aquellas causas que le preocupaban. Si siguiera viva, seguramente tendría una cuenta de Twitter o perfil de Facebook y seguiría usando a los medios de comunicación para sus propósitos", dijo Jennings.

Pero la mayor parte de Diana en primera persona está dedicada a cómo conoció al príncipe Carlos, cómo nació la relación y cómo esa relación se fue resquebrajando cuando Diana descubre que él la engañaba.

La crisis matrimonial le impidió llegar a ser reina, pero ella se convirtió para mucha gente en "La princesa del pueblo". Para Jennings, parte de la fascinación por Diana tiene origen en mitos y leyendas sobre la realeza: "Representa, para muchos, uno de los sueños de la infancia en el cual un hada madrina te toca y te convierte en una princesa".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º