PREMIO

El princesa de Asturias para una eminencia

La intelectual Karen Armstrong fue la distinguida este año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Karen Armstrong. Foto: AFP

La pensadora e investigadora británica Karen Armstrong, referente internacional en el estudio comparativo del islamismo, el judaísmo y el cristianismo, ganó el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2017 por su rigor científico y por tender puentes entre religiones.

Armstrong, que dejó los hábitos en 1969 después de ser siete años monja católica, es considerada la máxima autoridad en el estudio científico de las religiones monoteístas que reconocen la tradición del patriarca Abraham, según resaltó la filósofa Amelia Valcárcel, su principal valedora en el debate del jurado.

El acta del jurado destaca "la profundidad de sus análisis históricos" y "su inmensa labor bibliográfica e investigadora, así como su compromiso activo con la difusión de un mensaje ético de compasión, paz y solidaridad".

Al otorgar este premio, el jurado destacó "la relevancia del estudio de las religiones para comprender la sociedad y el mundo contemporáneos". Armstrong advirtió que en la actualidad se viven "tiempos peligrosos" ante la existencia de "guetos nacionalistas, religiosos y culturales", según declaraciones difundidas por la Fundación Princesa de Asturias, la entidad que concede estos premios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados