arte

El pintor que Blanes eclipsó

Columna: Ojo de Plástico

Juan Manuel Besnes e Irigoyen
Portada del libro Juan Manuel Besnes e Irigoyen. Foto: El País

El martes pasado en la Biblioteca Nacional se presentó el libro Juan Manuel Besnes e Irigoyen. Primer pintor uruguayo, un trabajo del crítico de arte Nelson Di Maggio, muy bien editado, que difunde a un artista tan valioso como poco difundido.

Porque muchas veces cuando se habla de los orígenes de la pintura uruguaya se evoca el nombre de Juan Manuel Blanes, sin tener en cuenta este importante antecedente del arte local. Sin duda tiene que ver con que Blanes fue el gran pintor de la historia patria, el que dio imagen a episodios y personajes históricos.

Y Di Maggio se propuso y logró darle mayor relevancia a este otro pintor del siglo XIX, que si bien era vasco (nacido en San Sebastián), vivió la mayor parte de su vida en el Plata, donde desarrolló una actividad notable, que el crítico recupera tanto en sus aspectos biográficos como estéticos. Y para probar el valor de este artista, alcanza con considerar que tres álbumes de Besnes e Irigoyen, pertenecientes a la Biblioteca Nacional, fueron incorporados al registro de Memoria Mundial de Unesco.

La presentación del libro contó con exhibición de originales del artista, y con la participación de autoridades de museos oficiales. Y realmente, aproximarse al trabajo de Besnes e Irigoyen, es asomarse a una época atrapante y a un arte lleno de detalles y sutilezas.

El libro de Di Maggio abre con una biografía del artista, para ahondar luego en diversos pintores que registraron este país en tiempos remotos. En ese contexto, el autor ubica el arte de Besnes e Irigoyen, atendiendo a sus diversos aspectos como dibujante, pintor, calígrafo y delineador. El crítico analiza los minuciosos trabajos en tinta del artista, con sus arabescos y sus curvas rítmicas de distinto grosor. El autor reflexiona también sobre la estética del artista, en el que lee cierto estilo naif al parecer deliberado. Algunos elementos de la edición (como la traducción al inglés y la cronología final), dan cuenta del esmero que se puso en su elaboración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)