LOS ENREDOS DE WANDA

Wanda Nara en la Argentina: no la dejaron entrar a la casa de su hermana Zaira

En su visita al país, la rubia no pudo ingresar a la vivienda de la conductora y se lo reclamó al aire de Morfi.

Zaira, Wanda y Francesca. Foto: Instagram
Foto: archivo

Wanda Nara llegó a la Argentina con su hija Francesca, para visitar a su hermana Zaira , a su sobrina Malaika, y para cumplir con unos compromisos laborales. La visita de la esposa de Mauro Icardi será tan breve que, según ella misma dijo, no trajo valijas. 

Sin embargo, cuando se disponía a ingresar a la casa de su hermana tras su arribo al país, se sorprendió cuando le rechazaron el acceso al barrio cerrado. En ese preciso momento, Zaira estaba al aire con el Chino Leunis conduciendo el programa de Telefe Morfi, todos a la mesa, cuando, de repente, un empleado de seguridad del edificio la contactó a su celular.

"Me están llamando de la guardia, no la deben dejar pasar. Es obvio que no viene a robarme (...) Es que hay tantos familiares peleados", bromeó. "Vino a visitar a mi nena, no entiendo por qué no la reconocen. No la dejan pasar", compartió con los televidentes. "Saben que los Nara son un tema, entonces chequean varias veces que estemos bien", añadió con picardía, para luego comunicarse directamente con Wanda, a quien le hizo una salvedad. 

"¿Te quedás a dormir? Porque me olvidé de decirte que tengo dos amigos en mi casa. No hay más lugar", le contó, reprochándole a su hermana que le avisó ayer que venía de visita, y que no tuvo tiempo de organizarse para recibirla como corresponde. "Traé todo lo que cocinen ahí hoy porque en tu casa no debés tener nada", le respondió la rubia. 

En cuanto a las bromas sobre las disputas familiares que hizo al aire, en diálogo con revista ¡HOLA!, Zaira habló sobre cómo está hoy la relación con su padre, Andrés. 

"Estoy bien con él, tengo diálogo. Acepté muchas cosas. A veces me alejo porque no somos compatibles con las elecciones de vida, como ahora, que él prefiere exponerse. Pero soy de las que dejan fluir, sin reclamos, permitiendo que cada uno haga lo que quiera. Yo no soy combativa. Muchos me preguntan si las cosas no me afectan y la verdad es que no. Quiero a la gente por su esencia, y hay cosas de las circunstancias que no dejo que me interfieran. Qué se yo, es mi papá, no es que le voy a aceptar cualquier cosa, pero tengo uno solo", expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)