TV

Viviana Canosa defendió su polémica ingesta y se quejó del "terror" que se quiere "infundir"

Supuestamente como método anti coronavirus, la comunicadora bebió en vivo dioxido de cloro, un químico peligroso desaconsejado por las organizaciones de salud. 

Vivana Canosa
Vivana Canosa

Viviana Canosa, conductora de Nada Personal, se mostró muy relajada luego del escándalo de ayer. La conductora había tomado dióxido de cloro (CDS), el falso remedio para el covid, en vivo en su programa de elnueve. "Mirá lo que habré madurado. No me enganché con nada de lo que escuché hoy. Eso es estar convencido, es ser apasionado, saber poner el cuerpo y ser agradecido", dijo Canosa en tono zen.

El momento espiritual continuó: "Cuando tenés maestros, o personas que para mí son maestros, que te ayudan a despertar uno tiene la obligación moral de despertar a otros o por lo menos de intentarlo", le dijo la conductora a Enrique De Rosa, el psiquiatra que estaba entrevistando en el piso. 

Canosa leyó al aire un cartel que encontró en redes sociales: "Liberaron a los presos para prevenir los contagios de COVID. Se te juntas con tu familia vas preso, para prevenir los contagios de covid". La conductora de Nada Personal al comienzo del programa también había elegido otra frase para transmitir su mensaje de hartazgo por la cuarentena: una letra de Gustavo Cordera.

Viviana Canosa
Viviana Canosa

"Hay un parloteo de palabras malvadas, asustan mucho, aunque no dicen nada. Y con total descaro ponen a la venta la dosis del terror que el poder ostenta", repitió al ritmo de la canción. La conductora le había pedido a su producción que editara un video con el tema del excantante de la Bersuit. "Les pido que con el hashtag BASTADEMIEDOS graben con sus teléfonos este video que van a ver ahora, que le agradezco a Diego por haberlo hecho, para que el miedo no se apodere de nosotros, yo tengo espalda, pero hay gente que no, pienso en los inocentes", dijo Canosa. 

"La esperanza es sanadora, por eso yo creo que los sectarios no la quieren ni les sirve" sentenció la conductora. En los últimas emisiones ya había expresado su descontento con la forma en que el Gobierno enfrenta la pandemia.

El dióxido de cloro, una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada que se usa como blanqueador y para descontaminar superficies industriales, lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.


Sin embargo, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento. La lista de contraindicaciones es larga y diversas autoridades han lanzado contundentes advertencias contra su uso. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) afirmó en una nota del 8 de abril que no hay "ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes".

Tan solo dos días atrás, la Anmat desaconsejó su usó como tratamiento para el Covid-19 y destacó que su ingesta puede causar "irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error