ADELANTO

Víctor Hugo Morales: "Me siento uruguayo en cada palabra que digo"

El reconocido periodista dialogó con Sábado Show antes del histórico balotaje argentino, frente al que ha tenido un rol clave. Fue duramente crítico contra el Grupo Clarín y las políticas de Mauricio Macri, el candidato opositor. "Sería tristísimo morirme con neoliberalismo en América Latina", lamentó. Mirá un adelanto de las opiniones de Morales sobre algunos de los temas de la entrevista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Víctor Hugo Morales. Foto: Martina Mordau

Su "uruguayés":

Me siento uruguayo en cada palabra que digo porque soy el resultado absoluto del poder educacional del Uruguay. Mi ideología está hecha sobre el amor por el estado uruguayo que es el que me educó y me curó. Cuando sueño, muchas veces lo hago con cosas que tienen que ver con Uruguay. 

Su paso por Canal 10 en 2006 y 2007:

Fue maravilloso. Pero desde que han estallado estos temas (polémicas por sus posiciones sobre medios y política) no me volvieron a llamar. Me gustaría, aunque no lo necesito laboralmente porque no tengo un solo día libre en mi vida. También se han hecho eco de los temas en los cuales desde aquí me quieren dejar mal parado, y nunca nadie me llamó para decirme “che, ¿esto es así?”.

Cristina Fernández de Kirchner:

Es una mujer extraordinaria que tiene que lidiar con el rechazo machista, sobre todo de la mujer. Puso la vara muy alta para una mujer burguesa, de clase media alta. Es una política fuerte, que siempre tuvo una actitud que parecía soberbia, como toda persona segura de sí misma. Es una madre con una extraordinaria relación con sus hijos, es independiente y dueña del poder en un mundo de varones. Para la mujer promedio es casi un insulto. Cuando una persona se dispara hacia determinado tipo de valores, el ser más mediocre se queda para atrás y no lo puede tolerar, entonces tironea hacia abajo a la persona que denuncia su mediocridad o la pobreza de sus aspiraciones. Ella tiene un inmenso coraje y ha luchando contra todos los poderes locales sin doblegarse. Termina con una imagen positiva del 50% al cabo de 12 años del kirchnerismo. Cada voto de (Daniel) Scioli es de Cristina, no hay votos de Scioli en el 37% de la última elección. Comparar a Scioli con Macri es una cosa que se puede hacer. Pero comparar a la presidenta con Macri es un insulto a la inteligencia, porque la ventaja que ella le lleva intelectualmente en el discurso es pavorosa.

Frente Amplio:

El Frente Amplio ha tenido una sensibilidad de izquierda pero no ha apretado en el pus. Yo esperaba un tercer período profundizando lo que ha hecho, pero no estoy viendo que ocurra. Tenía la esperanza de que este tercer período acentuara las discrepancias reales que tenemos contra el poder establecido. Yo creo que hay méritos, pero de vivir en Uruguay posiblemente estaría más impaciente. Los querría más en acción.

El balotaje en Argentina:

Es indudable que la imagen negativa del gobierno es superior a la imagen negativa de Macri. Revertir esto es muy difícil porque la gente está fija en un sentimiento negativo. Yo pienso íntimamente que hay un 55% de la gente que no vota a Scioli, con lo cual Macri y el establishment le ganan al gobierno. El capitalismo es un crimen perfecto, puede permitirse el retorno neoliberal con los mismos tipos que hicieron las cosas horribles de los 90 que condenaron a la Argentina a un desempleo pavoroso de seis veces el de la actualidad y una mortalidad infantil del 22%. Si le toca ganar a Macri moriré con la tristeza de que un gobierno neoliberal tome a la Argentina, y de pensar que esto pueda tener un efecto en el resto del continente. Me voy a hundir en la melancolía de saber cómo podría ser el mundo como estaba siendo lo de América Latina y cómo pasa a ser si efectivamente los neoliberales retoman el poder. Me bancaré que todo lo soñado desde la izquierda en Argentina se muera muy rápidamente y veré con angustia cómo otros procesos de América Latina pueden llegar a caer, porque estas olas son reales. 

La concentración de medios, la libertad de prensa durante el kirchnerismo, el caso de corrupción de su colega Fernando Niembro y su vida durante la dictadura uruguaya fueron otros tópicos de los que habló Víctor Hugo Morales en la entrevista. Leela completa este sábado en la edición impresa de Sábado Show, con El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados