Perfil

La última gran estrella de Hollywood

Hoy cumple 60 años, Sharon Stone, el sex symbol de la década de 1990 que está llena de nuevos proyectos

Sharon Stone
Sharon Stone, una diva a los 60 años

Es de una raza de estrellas que Hollywood ya no fabrica. Sharon Stone, que hoy cumple 60 años, ha mantenido su status de ser una de las grandes figuras mundiales del cine a pesar de que sus mayores éxitos ocurrieron hace dos décadas y de haber desaparecido de la consideración popular durante ya demasiado tiempo.

La razón de ese ostracismo pudo haber sido un derrame cerebral en 2001 que la obligó a tres de recuperación y varias operaciones. Entonces, estuvo 23 horas inconsciente, llegó a tener solo 5% de chances de sobrevivir y le colocaron 22 microespirales de platino en las arterias del cerebro.

Y ahora está de nuevo a por lo suyo. El año pasado estrenó la serie Mosaic, un proyecto interactivo dirigido por Steven Soderbergh y que se puede ver en HBO. También estuvo en Obra maestra, la de James Franco que se llevó un Globo de Oro.

Además, como para prever un regreso a lo grande tiene anunciada una nueva película con Martin Scorsese, quien la dirigió en Casino, por la que Stone consiguió su única nominación a un Oscar.

Stone nació en Meadville, Pennsylvania, el 10 de marzo de 1958. Su debut en el cine (siempre tuvo el porte indispensable para ser un sex symbol) fue como una chica soñada en Recuerdos de Woody Allen. Después de un par de dos olvidables remakes de aventuras (Las minas del rey Salomón, Sangre y arena y En busca de la ciudad perdida) y en una película de Steven Seagall (Nico), en 1990 consiguió mayor destaque en la exitosa e interesante El vengador del futuro, como la letal y traicionera esposa de Arnold Schwarzenegger.

Su gran papel, está claro, le llegaría como Catherine Tremmel, la escritora y femme fatale que atormentaba a Michael Douglas en Bajos instintos. A su fama mundial le ayudó, claro, un cruce de piernas un tanto revelador. Cuando 14 años después volvió al papel en Bajos instintos 2: Adictos al riesgo, su carrera corría hacia las peligrosas aguas de la autoparodia. Desde entonces ha tenido pocas oportunidades de destaque pero siempre se ha hecho notar, incluso en programas de televisión.

Pero si algo saben las estrellas de Hollywood es que la buena fortuna siempre puede volver. Y a estos flamantes 60 años, con sus talentos intactos, Sharon Stone siempre será una estrella de esas que es difícil que se apaguen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)