COLUMNA FARANDULERA

Hasta soñar se complica con esta cuarentena

Nuestra analista de la farándula escribe sobre la venta de la casa de "El Padrino", el padre de David Beckham y otros temas variados

Imagen de la película "El padrino". Foto: Difusión
Imagen de la película "El padrino". Foto: Difusión

Los otros días nos pusimos a hablar con mi amiga Irene sobre las incomodidades del encierro, sobre todo en mi caso que vivo en un apartamento que ni siquiera permite esconderse de un asesino en serie.

Quién pudiera vivir en una de esas mansiones de las películas donde se puede hacer con tranquilidad el bendito distanciamiento social. Ahí te canto “Imagine” o de lo que sea que se esté hablando en las redes sociales.

Igual le dije a mi amiga que pensara en todo lo que nos estábamos ahorrando ahora que no hay ni dónde ir a comprar ropa, ni para qué hacerlo ya que lo que se dice actividades sociales, son nulas hoy en día.

Será que una vive en un lugar diminuto que siempre me gustó una casa grande, le dije a mi amiga. Y los otros días me llamó para contarme que la mansión done se filmó parte de El padrino estaba a la venta. Genial, le dije, yo creo que pude ahorrar unos pesos en estos días y entre las dos seguro que podemos hacer al menos un depósito inicial.

Querida, me dijo, está a la venta por Sotherby’s, dudo que nos alcance ni para entrar al remate; ni te digo de comprar algo. Con suerte nos alcanza para un llavero, si juntamos los ahorros de ambas me dijo.

Bueno, habrá que soñar con otras cosas que no sean tan caras, como haberse enganchado al padre de David Beckham que se va a casar y es un pibe de 70 añitos nomás. Encima está haciendo la cuarentena con la prometida, podés creer; y yo acá con mi marido en una caja de zapatos.

Claro, vos porque querés al padre, al hijo y hasta el espíritu santo de esa familia, me respondió Irene.

Bueno, mirá, no puedo tener la mansión de El Padrino, tampoco al padre del David, y seguro que me vas a decir que tampoco puedo encontrarme a un polista lindo y millonario (dos cualidades excluyentes en ese deporte). Sin dudas con esta cuarentena hasta soñar se está poniendo complicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados