HALLAZGO

Roly Serrano contó cómo descubrió la infidelidad de una expareja con un amigo

El actor contó que encontró a su última compañera en la cama con alguien que había sido su amigo. "Intenté perdornar pero no pude", añadió. 

Roly Serrano
Roly Serrano en su papel de El Sapo Quiroga, de El marginal 2. 

Roly Serrano reveló un detalle muy íntimo de su última relación en una entrevista en Radio Rivadavia. El reconocido actor argentino compartió una amena charla con Cecilio Flematti en Vale doble, en la que abordaron distintos temas, incluyendo su ingrata historia de amor.

"La fidelidad no existe", comenzó diciendo Serrano cuando llegó el momento de hablar sobre relaciones románticas. "Existe el respeto, existe el amor, existe el cuidado, existe la amistad. Existen un montón de cosas pero la fidelidad no existe. Uno no puede definir la infidelidad, porque uno puede ser infiel mirando a una persona, el pensamiento puede ser infiel. Para mí eso no existe", reflexionó. Sincerándose, se dirigió a Flematti: "Conocés mi pasado. Sabés que yo he llorado eternamente por una infidelidad". 

A continuación, contó su dura experiencia. "Una vez llegué a la casa de mi pareja. Aclaro que vivíamos separados, pero éramos pareja. Yo tenía la llave de la casa de ella y ella tenía la llave de mi casa, o sea que podíamos estar en cualquier lugar en cualquier momento", empezó el actor. "Yo había salido de gira y en el camino se enfermó una compañera de anginas, por lo que volvimos dos días antes de lo previsto. Cuando entré me encontré a mí mismo al lado de mi pareja durmiendo y me dije: '¿Qué hago ahí dentro de la cama si todavía no llegué?'", recordó, angustiado. 

"Fue durísimo", confesó. Y prosiguió: "Es muy difícil porque bueno, ella se despertó, yo me quedé mirando, no lo podía creer. Estaban durmiendo y menos mal que estaban durmiendo. Ella se despertó, me miró y me hizo como diciendo 'y bueno, ¿qué querés? pasó'. Él se despertó en ese momento, me miró y me decía en su mirada 'yo no fui'. Entonces yo le dije: 'Mirá no me expliques nada, no me digas nada, yo me voy a ir diez minutos de acá, cuando vuelva si vos estás te mato'".

"¿Y entonces?", preguntó Flematti, a la expectativa, a lo que Serrano respondió: "Me fui a una plaza que estaba a media cuadra, me crucé a un cafecito, me tomé cuatro cafés y cuando volví, este muchacho, que entre paréntesis era amigo mío, ya no estaba. Fue tremendo. Obviamente, nos pusimos a hablar, lloramos e intenté entender qué había pasado. Y comprender, además, que era posible que eso sucediera y tratar de entenderme a mí mismo. Que yo no quería que eso haya sucedido y que a pesar de que había sucedido.no quería separarme de ella. Fue un momento dificilísimo". 

"Intenté perdonar pero no pude. No pude entender la mentira, eso es lo que no pude entender. No pude entender que me haya mentido porque habíamos charlado de eso. Habíamos charlado del posible sincericidio, de si llega a pasar algo decir 'hablémoslo, veamos qué pasa' y eso no sucedió, por eso lo tomé como una traición", relató el actor. "Teníamos ese pacto de verdad, porque estaba la opción de decir 'me pasó algo' y poder entender por qué pasó y bueno, qué sé yo. Nadie le pertenece a nadie", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error