ENTREVISTA

Rodrigo Romano: "De mis cosas es difícil que se sepa porque soy un tipo muy cerrado"

El periodista deportivo regresó a la televisión a menos de 10 días de ser operado por un tumor renal; de su salud y familia habló con El País

Rodrigo Romano. Foto: Leonardo Mainé.
Rodrigo Romano. Foto: Leonardo Mainé.

Rodrigo Romano se sometió a una operación por un tumor detectado en el riñón izquierdo el pasado 28 de abril. Mientras atraviesa el posoperatorio y espera el resultado de la anatomía patológica, el periodista y relator charló con El País, y contó cómo está y qué va a pasar de acá en más.

—¿Te operaste hace poco y ya estás en televisión?

—Sí, recién (la entrevista fue hecha el ayer a la tarde) salí en Telemundo un ratito, así que bien. Estoy esperando el resultado de la biopsia que va a llegar a fin de mes, pero me siento tranquilo. En unos días ya me integraré a trabajar al canal y a Direct TV.

Rodrigo Romano. Foto: Leonardo Mainé.
Rodrigo Romano. Foto: Leonardo Mainé.

—No sabés quedarte quieto.

—Me operaron el 28 de abril, hace nueve días, pero al estar en casa es más sencillo. Además, el teletrabajo creo que lo tenemos todos medio incorporado. También el salir al aire me permite a mí estar con la cabeza un poco más ocupada porque preparo lo que voy a decir. Siempre estoy leyendo y con cosas en la vuelta.

—Está bien retomar la rutina. ¿Esa cabeza descansa en algún momento?

—Pasa que lo tengo bastante controlado. Pensé que me iba a poner más ansioso, cuando me llamen me dirán: tenés esto, no tenés esto, y hay que hacer esto u otra cosa, se hace y punto. No cambia mucho hasta entonces.

Rodrigo Romano. Foto: Captura de Instagram.
Rodrigo Romano. Foto: Captura de Instagram.

—¿Siempre sos así de pragmático?

—No, con esto me di cuenta que tenés que serlo. ¿De qué me sirve estar en mi casa 10 o 15 días y darme la cabeza contra la pared pensando en una cosa que capaz que no se da. Claramente lo principal acá es la medicina, pero también hay mucho de la cabeza.

—¿Hubo un momento en el que te asustaste?

—El primer día, sí. Cuanto te dicen "tenés un tumor", es bravo, es difícil. Tengo un árbol genealógico complicado en casa, entonces como que podía pasarme algo más allá de que eso lo tenemos todos, porque estamos hechos de células que a veces se dan vuelta y nos complican la vida. Pero en mi caso mi mamá murió muy joven, con la edad que hoy tengo, de cáncer también, así que en algún momento podía pasar y por eso me tenía que hacer algún estudio. Pero sí, los primeros días son los más difíciles porque te preguntás el por qué, qué va a pasar, tenés interrogantes y temores.

Rodrigo Romano
Rodrigo Romano en el Campeón del Slglo

—Además tenés una familia contigo por lo que no sos solo vos el que está pasando por eso.

—En mi caso mi abuela materna depende exclusivamente de mí porque falta la generación de mi mamá y ella era hija única. Entonces todas las responsabilidades de mis abuelos recayeron sobre mí: las económicas, estructurales, todas. Ella había sufrido mucho con lo de mi madre, por eso de entrada sólo le dije que me tenía que guardar unos días, sin detalles. Pero después se filtró la noticia y explotó. Por suerte a ella no le llegó tan fuerte, y se la voy dibujando un poco. Porque lo que no podía permitirme era que si le daba una noticia que la impactara y le hiciera mal cuando yo no iba a poder hacer nada. Tenía que estar siete días en mi casa antes de la cirugía. También tengo una hija que si bien no vive conmigo, soy un padre hiper presente y ella es una hija hiper presente, entonces la relación es espectacular.

—¿Cómo está tu hija con todo este asunto?

—Impactada, como todo el núcleo familiar, pero con el paso de las horas eso va bajando y te vas acostumbrando a una nueva coyuntura. Sin dramatizar, ella estudia, está en cuarto de liceo, así que está bien. Pasa el impacto y después se sigue para adelante.

Rodrigo Romano. Foto: Leo Mainé
Rodrigo Romano. Foto: Leo Mainé

—Esta primera etapa ya fue superada, ¿ahora hay que esperar a fin de mes?

—Exactamente, no hay otra. Estoy bárbaro, algún dolorcito que queda lógicamente porque te abren por todos lados más allá que yo me lo hice por laparoscopía que es menos invasiva y en vez de hacerte un corte grande te hacen tres o cuatro entonces tenés que tener tus cuidados. Tenés que hacer recuperación.

—¿Qué dijeron tus compañeros en Telemundo?

—En el canal sabían que me había ido a una cuarentena precirugía, pero como todo, no di mucho detalles. Soy un tipo reservado con mis cosas, aunque la gerencia del canal sabía. Después a mis compañeros se le bajó la noticia internamente que me operaba, pero no de qué. Además, esa semana previa me estuvieron dando una mano con llamadas, poniéndose a la orden, incluso tres compañeros donaron sangre porque como toda cirugía necesitás donantes y los conseguí con ellos. Así que se portaron muy bien y está bueno porque soy un recién llegado al canal. Hace un año y medio que estoy.

—¿Sos reservado?

—Sí, de mis cosas es difícil que se sepa porque soy un tipo muy cerrado, es mi personalidad. Y si es una cosa media fulera me la guardo y la cuento muy poco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados