Semblanza

Aquel que preguntaba por nosotros

Solo una vez hablé con Omar Gutiérrez y me demostró su generosidad y humildad

Omar Gutiérrez en el programa "Hola Vecinos" junto a Iñaki Abadie, Rafael Cotelo, Ana Nahum y Petru Valenski. Foto: Darwin Borrelli
Omar Gutiérrez en tiempos de "Hola Vecinos"  Foto: Darwin Borrelli

Creo haber entrevistado a Omar Gutiérrez, alguna vez hace muchos años. Socialmente me lo habré cruzado un par de veces y lo recuerdo siempre apurado, gracioso, de movimientos torpes. Así, como era en televisión.

Sin embargo, me dio una prueba de lo buen tipo que era hace justo 10 años. En ese entonces, en la contratapa del suplemento Qué Pasa, yo escribía una suerte de pequeñas semblanzas que acompañaban modestamente los inspirados dibujos de Arotxa. Allí escribí cosas que aún suscribo apoyando una ilustración que lo capta en toda su dimensión.

Omar Gutiérrez

Eso salió un sábado y el lunes a primera hora tenía una llamada. En general, los periodistas estamos acostumbrados a que si alguien llama a la redacción después de una nota que lo refiere eso solo quiere decir problemas. No con Omar. “Creo que no nos conocemos”, me dijo con su voz tan característica. “Pero quiero agradecerte por lo que hicieron con Arotxa. Muchas gracias, está muy bueno”. El otro personaje que tuvo el mismo gesto fue Carlos Páez Vilaró, el artista que, justo, pintó uno de las escenografías más recordadas de De igual a igual.

Así era Omar. Y esa cordialidad que el estereotipo dice del interior, además de una capacidad única para comunicarse con lo popular, lo convirtieron en una figura enorme de los medios en Uruguay. Ayer quedó claro su relevancia en las decenas de tuits, por ejemplo, que lamentaron su muerte y recordaron su generosidad demostrada en ser mentor de tantas carreras. Era, además, un periodista incisivo que se atrevía a preguntar lo que le gente quería preguntar. Eso podía poner en apuros a un entrevistado, cierto, pero también reflejaba su capacidad por representar el sentir popular.

Ayer, además, las conversaciones se ganaron anécdotas de sus programas. Todos los uruguayos vimos algunos de los grandes momentos de la televisión nacional que supo protagonizar. Muchos recuerdan haberse cruzado con él y percatarse de que era exactamente igual a como se veía en la televisión.

Ya no va a haber gente de la estirpe de Omar. Era un producto de otro país, de otro tiempo. Pero su revolución de mate y cigarrillo marcó a varias generaciones para siempre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º