Hollywood

La polémica que envuelve a Kate Winslet por trabajar con Woody Allen

La actriz respondió a las críticas diciendo que para ella fue una gran experiencia trabajar con el director. 

Kate Winslet en "La rueda de la maravilla"
Kate Winslet en "La rueda de la maravilla". Foto: difusión

En las vísperas del estreno de La rueda de la maravilla en Estados Unidos, resonó muy fuerte una frase en la que Kate Winslet elogia de manera inusual al director neoyorquino: "En cierto modo, Woody es una mujer. Está muy en contacto con ese costado de sí mismo. Entiende a los personajes femeninos que crea de una forma excepcional. Sus personajes femeninos siempre son muy ricos, grandes y honestos en lo que respecta a sus sentimientos. Y él sabe como ninguno escribir diálogos que transmiten todo eso", dijo la actriz a un diario australiano. 

La primera e inmediata reacción a estos dichos fue de Dylan Farrow, una de las hijas adoptivas de Allen, que hoy tiene 32 años. Respondió a través de una nota de opinión publicada en Los Angeles Times, en la que acusa a Winslet (junto a otras actrices como Greta Gerwig y Blake Lively) por haberse referido al tema del acoso sexual en Hollywood sin hacer mención alguna del caso de Allen. 

Tráiler de "Wonder Wheel"
Vea el tráiler de La rueda de la maravilla

Dylan denunció reiteradamente a su padre adoptivo por haber abusado de ella cuando era una niña. Y recordó en ese artículo que Winslet había sido muy dura al referirse al productor Harvey Weinstein , primero en la larga lista de figuras con poder en la industria del entretenimiento cuestionadas (y caídas en desgracia) por su condición de acosadores seriales, Winslet había dicho: "El hecho de que esas mujeres estén comenzando a hablar sobre la repugnante conducta de uno de nuestros más importantes reputados productores es increíblemente valiente y escucharlo ha sido muy impactante para mí". Para Dylan Farrow, el contraste es evidente: "El sistema trabajó al servicio de Harvey Weinstein durante décadas. Hoy lo sigue haciendo a favor de Woody Allen".

Para la misma fecha, The New York Times habló con Winslet y le preguntó sobre esta delicada cuestión. "No conocía a Woody y no sabía nada sobre su familia. Como actriz, tienes que mantenerte a un lado y decir que no sabes nada, independientemente de si lo que se dice es cierto o no. Después de pasar por todo eso lo apartas a un costado y te limitas a trabajar con esa persona", fue su respuesta. 

Para Winslet, Woody Allen "es un director increíble". Como lo fue Roman Polanski , otra figura largamente cuestionada por hechos aberrantes ocurridos hace décadas (abusó de una chica de 13 años luego de emborracharla), corroborados y juzgados, tanto que no puede regresar a Estados Unidos. Winslet filmó en 2011 la versión cinematográfica de la obra teatral Un dios salvaje, dirigida por Polanski. "Fue una gran experiencia haber trabajado con ambos. Esa es la verdad", afirmó la actriz.

La discusión abrió una suerte de grieta entre las actrices de Hollywood. De un lado están Winslet, Cate Blanchett, Emma Stone y Kristen Stewart, que estuvieron bien dispuestas para trabajar con Allen después de que se conocieron las denuncias de Dylan Farrow. Y del otro aparecen Ellen Page, Susan Sarandon y Jessica Chastain. Page dijo estar arrepentida de haber participado en A Roma con amor. Y las dos restantes dijeron públicamente que jamás trabajarían con Allen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)