CONTINÚAN LAS INVESTIGACIONES

Las acusaciones contra el tenor Plácido Domingo dividen el mundo de la ópera

Mientras se cancelan presentaciones del tenor español, su nombre se mantiene para el Festival de Salzburgo

Placido Domingo
Las acusaciones contra el tenor Plácido Domingo dividen al mundo de la ópera. Foto: Archivo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Durante medio siglo, Plácido Domingo ha sido una de las figuras más queridas: un tenor famoso, un líder de compañías de ópera y un embajador de la forma de arte que, a los 78 años, sigue siendo un éxito de taquilla en una era de disminución poder estelar.

Entonces, cuando un informe hace unos 10 días reveló que estaban acusando a Domingo de acoso sexual, se convirtió en el último ejemplo de alto perfil de las complejidades de la era #MeToo, y dividió el mundo de la música clásica.

Algunas de las grietas que reveló el escándalo fueron geográficas. Dos instituciones estadounidenses, la Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco, están cancelando sus próximos conciertos y la Ópera de Los Angeles anunció que está iniciando una investigación sobre las acusaciones. Pero ninguna de las muchas actuaciones futuras de Domingo en Europa ha sido cancelada y, de hecho, esta semana comenzó los ensayos de la ópera Luisa Miller que interpretará este domingo 25 en el Festival de Salzburgo como se anunció en una foto en Instagram subida por la soprano Nino Machaidze, en la que se la ve con Domingo.

Carrera única: los hitos que ha alcanzado Plácido Domingo difícilmente los iguala otro tenor.
Nueve mujeres acusan al tenor Plácido Domingo de acoso sexual. Foto: Archivo

Los cantantes también están divididos. Más de dos docenas se unieron en defensa de Domingo, ofreciendo testimonios sobre su amabilidad y profesionalismo. Una de las mayores divas de ópera, Anna Netrebko, escribió en Instagram que estaba ansiosa por compartir el escenario de la Metropolitan Opera de Nueva York el próximo mes “¡con el fantástico Plácido Domingo!”

Pero otros consideraron que las acusaciones deberían tomarse en serio dentro del ambiente de la música clásica.

El tenor Paul Appleby dijo que si bien ha admirado a Domingo durante mucho tiempo, estaba preocupado por la forma en que algunas personas, incluidos sus colegas, se apresuraron a despedir o incluso a burlarse de los acusadores. Se preguntó en Twitter: “1. ¿Crees que las mujeres cuyas historias se publican mienten o son ‘inexactas’? 2. Si no, ¿encuentra el comportamiento de la PD descrito en el informe defendible?”

Las denuncias contra Domingo, que fueron informadas por la agencia The Associated Press, fueron hechas por ocho cantantes y un bailarín, todos menos uno de ellos hablaron anónimamente, y dijeron que Domingo había usado su inmenso poder en el mundo de la ópera para presionarlas para tener relaciones sexuales. Algunos describieron repetidas llamadas acosadoras; dijeron que temieron por el daño que podría inflingirse a sus carreras cuando lo rechazaron.

Plácido Domingo. Foto: Archivo / AFP
Por ahora continúa programada la presencia de Placido Domingo en el Festival de Salzburgo. Foto: Archivo

En un comunicado, Domingo calificó las acusaciones como “tal como están presentadas, inexactas”, pero calificó como “doloroso escuchar que he podido molestar o hacer sentir incómodo a alguien, no importa cuánto tiempo haya pasado y a pesar de mis mejores intenciones”. Dijo que él cree que “todas mis interacciones y relaciones siempre fueron bienvenidas y consensuadas”, y agregó que “las reglas y estándares con los que estamos -y deberíamos ser, medidos hoy son diferentes de lo que eran en el pasado”.

El caso de Domingo está reviviendo algunas de las preguntas más difíciles de la era #MeToo: cómo investigar las denuncias de irregularidades, especialmente provenientes las de acusadores no identificados; cuándo cortar con el acusado y cuándo se puede aplazar un juicio y qué castigos se requieren para casos así. El estrellato de Domingo-como uno de Los Tres Tenores, junto con Luciano Pavarotti y José Carreras, es responsable de algunas de las grabaciones clásicas más vendidas de todos los tiempos- solo aumenta lo que está en juego.

Algunos de sus homólogos en Hollywood, en la política, el periodismo y otros campos, algunos de los titanes de la música clásica acusados de conductas sexuales inapropiadas, han desaparecido de la escena o han mantenido un perfil bajo. El director de orquesta James Levine no actuó en vivo desde que fue despedido por el Metropolitan Opera el año pasado luego de que se encontró evidencia de un patrón de acoso y abuso sexual; presentó una demanda judicial por incumplimiento de contrato y difamación contra la compañía este mes. Pero después de su despido el año pasado de la Royal Concertgebouw Orchestra de Amsterdam en medio de acusaciones de acoso sexual, Daniele Gatti fue nombrado director musical de la Ópera de Roma.

Ahora el destino de Domingo dependerá de varios factores.

Lo más importante será el resultado de la investigación realizada por la Ópera de Los Ángeles, de la que Domingo fue parte fundamental en su fundación en 1986. Desde 2003 ha sido su director general, convirtiéndose en su cara visible y su principal administrador, aunque, debido a su ocupada agenda, muchas de las responsabilidades cotidianas recaen en Christopher Koelsch, su presidente y director ejecutivo. Varias de las acusaciones contra Domingo se refieren a encuentros en Los Ángeles, incluso cuando comenzó a asumir su cargo allí.

El Met y varias compañías europeas importantes dijeron que esperarían los resultados de esa investigación antes de cualquier acción propia. Pero el futuro de Domingo también estará determinado por una pregunta más intangible: si el buen vínculo que ha armado con el público durante décadas, neutralizará las acusaciones perjudiciales en su contra.

Varios colegas que han trabajado durante años con él, dijeron estar realmente sorprendidos por las acusaciones, alegando que lo habían visto coqueteando o con mujeres pero nunca lo vieron en un actitud de acoso. Pero en estos tiempos, hay quienes no encuentran diferencia entre una cosa y otra cuando se trata de figuras poderosas en ambiente laboral.

Las próximas actuaciones y se sigue investigando

Las próximas apariciones de Domingo, en una versión de concierto de Luisa Miller de Verdi, serán el 25 y el 31 agosto. 31 en el Festival de Salzburgo en Austria, continúan según lo programado. Helga Rabl-Stadler, presidenta del festival, dijo que Domingo tenía derecho a una presunción de inocencia, usando la frase latina “in dubio pro reo”, o sea que se la da el beneficio de la duda. “Me parecería realmente erróneo y moralmente irresponsable hacer juicios irreversibles en este momento”, dijo en un comunicado.

El próximo compromiso estadounidense programado de Domingo es quizás su mayor del año: protagonizar el Macbeth de Verdi el 25 de septiembre en el Metropolitan, y compartiendo su escenario por primera vez con Anna Netrebko. Está casi agotado. La función sigue programada y desde el Met se dijo que estaban esperando los resultados de la investigación de Los Ángeles “antes de tomar cualquier decisión final sobre el futuro del señor Domingo en el Met”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)