EVOLUCIÓN

Pata Villanueva pudo comunicarse con sus hijos por primera vez: "Es un milagro"

A dos semanas del accidente doméstico que Pata Villanueva sufrió en su casa de Maldonado, la exmodelo argentina pudo comunicarse con sus hijos a través de una videollamada

Pata Villanueva
Pata Villanueva

Tras dos semanas internada por el accidente doméstico que sufrió en su casa de Maldonado, Pata Villanueva logró comunicarse por primera vez con sus hijos. Según informa el diario La Nación, la exmodelo argentina habló, desde el Sanatorio Cantegrill de Punta del Este, con sus hijos a través de una videollamada.

Desde la habitación donde permanece en terapia intensiva, la actriz tuvo un intercambio emotivo con Bernardita y Robertino Tarantini (los hijos que tuvo con el Conejo Tarantini) y Agostina Cavallero (de su relación con Héctor Cavallero), y también con su nieta de ocho años, Joaquina.

“Le preguntamos al neurocirujano si podíamos verla por videollamada y nos llamó con ella. Fue muy fuerte”, detalló Robertino a La Nación. “Hablamos cortito, nos vio, nos vimos, nos reconoció. Intentó decirnos que no podía hablar por la traqueotomía, nos traducía el neurocirujano y leímos en sus labios un ‘te quiero’”, detalló.

Robertino también aclaró que su estado general sigue estable, a la espera de que pueda ser operada. La intervención a la que deberá ser sometida, según contó su hijo, será "la colocación de un hueso en la cabeza que le sacaron para descomprimir la lesión cerebral" que sufrió luego de que se cayera en su casa de la zona de La Barra, en la noche del 13 de febrero. “Ella está mejor, es un milagro”, expresó Tarantini.

Luego de que ocurriera el accidente doméstico, los hijos de Villanueva viajaron a Uruguay de urgencia para mantenerse cerca de su madre. Tuvieron que cumplir un aislamiento obligatorio de siete días por protocolo relativo al Covid-19 y luego lograron acercarse a la clínica para informarse sobre su evolución. Según informa La Nación, aún siguen allí, pendientes de su estado. 

La videollamada de ayer marcó el primer contacto visual entre Villanueva y sus hijos. “Me llamó mucha gente preguntándome por ella, contándome que rezaba...”, relató Robertino y agregó: “Me dio mucho orgullo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados