Cita anual con las celebridades

"Pampita" en la fiesta del jet set

Celebridades cruzaron en lancha para asistir a un evento exclusivo para 200 invitados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Repetto y la familia Tinayre estuvieron entre los invitados. Foto: Twitter.

Celebridades argentinas y uruguayas participaron anoche de la fiesta privada de Lacoste, en La Caracola, un lugar exclusivo cercano a José Ignacio, a la que asistieron 200 invitados.

A diferencia de otros años en que la fiesta comenzaba de noche, en el parador La Huella, esta vez la cita fue a las 19:00 horas, al influjo del crepúsculo.

Los invitados llegaban casi al límite de Maldonado, por la Ruta 10, y debían estacionar sus autos sobre las zanjas de la carretera, bajo la supervisión de móviles la Policía Caminera.

Desde la orilla, en pequeños grupos, eran transportados en una lancha hacia el suntuoso restaurante de Martín Pittaluga, también dueño de La Huella. La hora de comienzo de la gala era justo cuando el sol empezaba a ocultarse, lo que generaba un marco parecido a una película romántica de Hollywood.

La lancha, de madera y con un pequeño motor, tenía capacidad para ocho personas. Entre tanto glamour y sandalias con plataformas, de tanto en tanto la embarcación se zarandeaba de un lado a otro en pleno cruce. "No pasa nada", decía el "comandante" de la embarcación. "¿Qué es eso?", preguntó una mujer que viajaba en la balsa, señalando luces brillantes que resplandecían en el horizonte. "¡Es el puente nuevo!", contestó su marido.

Cuando el barco atracaba, tres hombres, enfundados en trajes, ayudaban a las mujeres a descender en tierra firme.

El parador tenía todo tipo de alusiones a la marca organizadora.
El parador tenía todo tipo de alusiones a la marca organizadora.

"Pampita".

Una de las primeras en llegar a la isla de La Caracola fue Carolina Ardohain.

"Pampita", quien vivió una escandalosa separación de Benjamín Vicuña, disfruta de sus primeras vacaciones de soltera en Punta del Este. La modelo llegó el 25 de diciembre y se alojó junto a sus hijos Bautista, Beltrán y Benicio, en el hotel boutique Casa Suaya, informó un portal argentino.

La argentina ya había ido a esta misma fiesta con su ex marido hace dos años. Ayer se mostró sonriente durante toda la noche, tomó varios tragos, se sacó fotos con sus amigos y bailó buena parte de la noche. Eso sí: no quiso hacer declaraciones a la prensa y fue una de las últimas en abandonar la fiesta.

La música de la celebración la pusieron DJs uruguayos y fue bailada por la mayoría de los invitados, cuyas edades oscilaban entre los 20 y los 70 años.

Cuando la actriz argentina se lanzó a la pista, un relacionista público se acercó a los fotógrafos y les exhortó: "Por favor, no le saquen fotos a Pampita bailando". Mientras movía su cuerpo, algunas de sus amigas le hablaban al oído y en una oportunidad la filmaron con el celular. Ella no paraba de reírse.

Al evento, también asistieron otras figuras del mundo artístico argentino, como Nicolás Repetto y su esposa Florencia Raggi; Marcela Tinayre y Marcos Gastaldi, la hija de Susana Giménez con su marido, y las italianas Patricia y Rosella Della Giovampaola. También se vio en la pista a los jugadores de rugby argentinos Agustín Creevy, Martín Landajo y Pablo Matera.

Entre las personalidades uruguayas, estaban Alfredo Etchegaray y su novia Claudia, y varios empresarios uruguayos invitados por la marca.

Detalles al máximo.

El parador, adornado con luces cálidas, tenía todo tipo de alusiones al logo de la empresa organizadora: desde cocodrilos que parecían simular una invasión de reptiles al lugar, hasta logos entre los escalones, y el hashtag "#Lacosteprivé" (Lacoste Privado) escrito en diversas partes del recinto (incluidos los escalones). Mozos y mozas que no superaban los 35 años, estaban atentos a todo. Cuando transcurría la mitad del evento, empezaron a caer gotas en la parte principal del restaurante y alguna persona se resbaló. El tema fue solucionado de inmediato.

Parecía ser una fiesta en la que Lacoste y el restaurante La Caracola no quería dejar ningún detalle librado al azar.

Sobre la orilla, había asientos y mesas con velas para que la gente pudiera alejarse del sonido de la música. Y si bien la temperatura parecía "contratada", según expresó una de las invitadas, Lacoste obsequiaba mantas de abrigo para quienes sintieran frío.

En el exterior, muchos quedaban asombrados por la enorme cantidad de estrellas y la Luna casi llena que se podían contemplar desde el lugar. Y más de uno quedó enterrado en la arena.

La gastronomía fue uno de los puntos fuertes de la noche. Los cocineros de La Huella ofrecieron pizza a la piedra al comienzo de la noche. Luego, hubo empanaditas de cerdo y espinaca, tiraditos de corvina, sushi, cordero con salsa de berenjena, entre otras delicias. Los invitados tenían canilla libre de todo tipo de bebidas y lo que más se vio en las manos fueron caipiriñas y mojitos.

Esta fue la primera vez que la fiesta de Lacoste se alejó del barullo que venía teniendo la celebración en el parador de La Huella, a donde iban más de 1.000 personas y en donde los guardias de seguridad tenían más dificultades en controlar a extraños. En este caso, con menos público, la gente estaba más tranquila y, también, decidió asistir una mayor cantidad de famosos.

Con esta undécima edición, los organizadores lograron realizar, un año más, un evento capaz de reunir a las personalidades más importantes del mundo artístico y deportivo del Río de la Plata, con la comida de uno los lugares más prestigiosos del continente y en uno de los sitios más icónicos del turismo nacional.

La Caracola.

"Pampita", toda de blanco, y Barbie Simons abordaron junto a dos amigas la misma lancha que las trasladó hasta La Caracola, donde tuvo lugar la fiesta de Lacoste, que es por tradición el primer evento social del verano. Entre otros invitados estaban Nicolás Repetto y su esposa, Florencia Raggi (arriba). La pista de baile estuvo poblada durante toda la noche y los invitados también pudieron disfrutar de un entorno espectacular, beneficiado por una temperatura que parecía "contratada" para la ocasión, como dijo uno de los asistentes.

LA NOCHE.

Futbolistas en el nuevo boliche del puerto.

Rodríguez. Así se llama el nuevo boliche que abrió en la zona del puerto de Punta del Este esta temporada.

El local, que reemplaza a Mambo, busca renovar la oferta de visitantes, y propone ingresar gratis a hombres mayores de 21 y mujeres mayores de 20. Después de las 3:00 de la mañana, es probable que se cobre una entrada, aunque esto lo definen en función de la afluencia de público.

El sábado pasado hubo varios deportistas que concurrieron al lugar. Entre otros, se vio al futbolista de Nacional Sebastián Gorga, el aurinegro Nahitan Nández, el lateral de la selección uruguaya y de la Juventus de Italia Martín Cáceres, y a la reina del atletismo Déborah Rodríguez. El local cuenta con dos plantas, como el antiguo Mambo, y la parte superior tiene una terraza. En otros veranos, Mambo supo recibir a ídolos del fútbol como Neymar, entre otros.

La música que proponen esta temporada es electrónica comercial, reggaeton "y las cumbias del momento", contó a El País uno de los encargados. Tienen contratados guardias de seguridad en el perímetro del local para evitar que los autos estacionen con música a todo volumen y generen ruidos molestos que afecten a los edificios vecinos.

Máramay Rombai en show de cumbia pop.

Márama y Rombai harán sus primeros shows del verano en el boliche Rodríguez, de Punta del Este. Los organizadores informaron a El País que las entradas estarán a la venta a partir de mañana, a 600 pesos, entre las 19.00 y 22:00 horas en el propio local. El show de Márama será el próximo sábado 2 de enero, mientras que el de Rombai será el domingo 3. Dependiendo de la gente que decida adquirir su localidad, en la que se invitarán a unas 200 personas, evalúan subir el costo. Aunque no lo tienen aún definido, estiman que sería de unos 200 pesos más.

"(Los shows) no los hacemos para hacer plata. Lo hacemos para mejorar la imagen del local", aseguró uno de los encargados.

Luego de tocar en Punta del Este, ambas bandas emprenderán una gira por Argentina. En Mar del Plata, Márama actuará dos veces: el 7 y el 20 de enero, mientras que Rombai lo hará el 14 y el 29. Ambas bandas también tocarán en Mendoza, entre otras ciudades del país vecino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados