ENTREVISTA

Pablo Granados sobre la crítica a las cámaras ocultas: "No se puede condenar el pasado desde el presente"

El humorista estuvo unos días en Punta del Este, donde habló de su nueva vida familiar al ser abuelo. 

Pablo Granados está chocho con ser abuelo. Foto: @pablo_granados

—-Recientemente fuiste abuelo, ¿cómo te llevas con eso siendo joven?

—Me llevo muy bien. Estoy feliz. De algún modo, mi vida gira en torno de eso, así que la estoy disfrutando mucho. El beneficio de ser abuelo a los 53, como en mi caso, es que podés tirarte abajo de los sillas, pasar por debajo de las mesas y bajar a la altura de ella. Tiene dos años y jugamos mucho. Al ser abuelo, no siento que tenga que criarla, sino malcriarla.  

—Tus dos hijos, Miguel y María, también se han dedicado a actividades artísticas...

-Sí. Miguel se dedica a la música, al humor, los medios y a las redes, con énfasis en las plataformas que ofrecen el mundo en siglo XXI. María está cantando mucho; estamos produciendo su segundo disco. Estoy muy feliz con la carrera de los dos. Más allá de la elección que tomaron se emparienta con lo que yo hago, estoy muy contento porque los veo felices. Si hubiesen elegido otra cosa, era lo mismo. Está bueno porque cuando nos juntamos hacemos música juntos. Son muy talentosos. Yo tuve que laburar mucho en esta carrera. Ellos, en cambio, tienen mucho talento.

—En tu caso, también te estás dedicando al humor en redes.

—Sí. Me divertí empezando con eso y me di cuenta de que funcionaba. Tengo un buen feedback y estoy llegando al millón de seguidores Mi cuenta de Instagram me da mucha felicidad porque vivo de eso. Tengo mis clientes y el realizador soy yo.

—Con las reivindicaciones de género y de otro tipo, ¿han cambiado los códigos del humor?

—No. Cada uno hace le humor que quiera. No podés decirle a Corona que cambie la forma de hacer chistes. Simplemente uno se va adaptando y la cabeza se amolda a los nuevos tiempos.

—Hay gente que condena ese tipo de humor...

—Puede ser. La pregunta es: ¿podés condenar el pasado desde el presente? Me parece que no. En ese momento fue aceptado. Hoy es como condenar una película de Porcel y Olmedo. En ese momento funcionó, ya está.

—¿O como pasó ahora con una condena a las cámaras ocultas de Videomatch?

—Yo no estuve en esas cámaras ocultas donde terminaban desnudos. Pero más allá de eso, no me parece desubicado enmarcado en su tiempo. Sería desubicado si se hace eso.

—¿Hay cosas que no repitirías?

—Me parece que está en uno avanzar y no repetirse. Yo voy por la vida haciendo cosas y espero mejorar con la siguiente. Pero tampoco me pongo a pensar en qué repetiría y que no. El humor se vive en el momento y ajustado a su tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)