ESCUCHÁ EL AUDIO

La opinión de Petinatti sobre el caso Campiglia-Rivera: "Si lo hubiese dicho yo, ¿sabés dónde estaba?"

El conductor se mostró a favor de la "libertad de expresión y del humor, pero sin vulnerar derechos de otro". Se solidarizó con los ofendidos en Rivera y también con los comunicadores "bardeados". 

Orlando Petinatti. Foto: Leo Mainé
Orlando Petinatti. Foto: Leo Mainé

El conductor de Malos pensamientos (Azul FM) se explayó sobre la indignación de un grupo de riverenses contra el programa La mesa de los galanes (Del Sol FM) y por un cuplé humorístico del personaje Edison Campiglia

"¿Fue un episodio infeliz?, sí. ¿Hay que llevarlo a lo penal? No", opinó Orlando Petinatti en diálogo con un oyente en el programa.  

"Nadie duda de que se les fue la moto porque ellos mismos lo reconocen. Estoy a favor de la libertad de expresión pero sin vulnerar los derechos del otro. Por eso existe una legislación. La ofensa ¿quién la mide? El ofendido. Nadie más", agregó.

Luego fue crítico con un estilo de hacer radio. "Hay que aprender de esto. Cuando uno tiene un micrófono enfrente tiene que ser responsable. Hay que respetar la radio que es el medio más mágico que existe. Si yo estoy hablando contigo, esto no es una esquina de barrio, no es un bar tomando cerveza con amigos, esto no es un pasatiempo. Acá hay un micrófono, es una radio. Desde hace años, decimos en Malos pensamientos que hacer un programa con humor es un trabajo serio".

"Hace 33 años que estoy en la radio. Jamás tuve una denuncia. Tengo un olfato que me dice: con esto no me meto. "Yo no hago chistes con los desaparecidos. Si hago chistes de la Segunda Guerra Mundial, hago chistes de judíos porque soy judío". Hago chistes con Nacional porque soy hincha", agregó. 

Pidió erradicar el uso de palabras que nombran patalogías como insultos humorísticos. "Decir retardado es ofensivo e hiriente. Hay que erradicar ese uso de las palabras".

Finalmente, se solidarizó con ambas partes y especuló con qué habría sucedido a nivel de redes sociales si el protagonista del episodio fuera él. 

"Les mando un saludo a quienes están en una situación difícil hoy. Porque yo supe ser bardeado por mucha gente. Si lo hubiese dicho yo, ¿sabés dónde estaba? Un beso a los haters", dijo. 

Luego concluyó: "Le mando un abrazo a la gente de Rivera. Está bien que se sientan ofendidos, porque como dije, la ofensa la mide el ofendido. Nadie más".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados