¿EMBARAZADA?

Oreiro y una historia que se repite

La uruguaya se fue a Rusia mientras los rumores la acosan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Natalia Oreiro. Foto: Darwin Borrelli

"No salí a contestar todas las veces que me embarazaron”, le dijo Natalia Oreiro a El País en una reciente entrevista. Apenas hizo ese comentario y otra vez apareció el rumor que dice que está esperando su segundo hijo, fruto de la relación con el músico Ricardo Mollo.

Hasta ahora, la actriz uruguaya no emitió ningún comentario porque este nuevo chisme que corre como agua en la prensa argentina, la encontró justo partiendo a Rusia con una nueva gira. El show que hará en varias ciudades de aquel país donde es ídola, es más o menos el que traerá a Montevideo el próximo 18 de diciembre.

Pero vamos por partes. Oreiro se fue el domingo rumbo a Rusia, acompañada de Mollo y del hijo que ya tienen, Merlín Atahualpa. Se la vio sin ningún rastro de pancita que anticipe un embarazo, sonriente y contestando las preguntas que algunos periodistas le hicieron.

“Al repertorio habitual propio le voy a sumar algunas canciones de Gilda. Estoy ansiosa por ver la reacción cuando cante, porque es un ritmo completamente nuevo para ellos”, contó antes de irse respecto a estos conciertos que dará allá. Ahí no se había dicho nada del embarazo, entonces no la cuestionaron sobre ese tema.

Más o menos ese repertorio (sin el himno uruguayo, que es con el que abre los recitales rusos) es el que presentará luego en el Teatro de Verano (ver recuadro).

Y mientras ella toma aviones, el rumor de su embarazo sigue creciendo en el Río de la Plata. Fue a raíz de un comentario del periodista argentino Rodrigo Lussich, quien en su espacio en Polémica en el bar tiró esta bomba.

Su versión dice que Oreiro no vino el sábado pasado a participar de una correcaminata contra el cáncer de mama (que iba a venir y no vino es cierto), porque su médico le indicó reposo, un reposo que se debe a que tenía que cuidar al bebé en camino. Teniendo en cuenta que un día después se estaba yendo a Rusia en un vuelo larguísimo, no parece haber mucha lógica en todo este asunto.

¿Dirá algo nuestra Natalia? Seguramente no, porque esa es su costumbre, hacer oídos sordos a los chimentos. “Yo desde muy chiquita tuve situaciones expuestas y entendí que había algo que no dependía de mí sino de la mirada de otro”, le contó a El País recientemente, y con esa idea se mantiene.

Una faceta de cantante que vuelve acá

Natalia Oreiro había guardado su faceta de cantante para su público ruso, polaco y demás, y había reservado la de actriz para esta zona. Pero ahora volverá a enfrentar a la audiencia montevideana con un show que se llama Cumbia N Hits, en el que mezcla canciones de Gilda (de las que grabó para la película que todavía sigue en cartel en salas uruguayas), con otras de su trayectoria, como “Cambio dolor” o “Me muero de amor”. El espectáculo es el domingo 18 de diciembre, a las 21.00 en el Teatro de Verano, y quedan entradas en venta en Abitab a partir de 1.290 pesos. Hay beneficios con Abis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados