RESUMEN

Otra oleada del #MeToo salpica a famosos: ¿quiénes son los denunciados por abuso?

David Guillod, Danny Masterson, Justin Bieber, Ansel Elgort y más fueron denunciados por violaciones. Además, hay novedades en el caso Bill Cosby

Justin Bieber. Foto: Archivo
Justin Bieber. Foto: Archivo

Una nueva oleada del movimiento Me Too golpeó con fuerza en los últimos días, a través de redes sociales y de la Justicia. En algunos casos, volvieron al foco público denuncias que habían surgido años atrás; en otros, aparecieron acusaciones nuevas sobre una camada de jóvenes artistas. En todos, los presuntos victimarios dicen ser inocentes en casos de violación.

Ayer se supo que el productor hollywoodense David Guillod será juzgado por 11 cargos de delito sexual que investiga la fiscalía del Condado de Santa Bárbara. Guillod, representante de artistas devenido en productor ejecutivo, con créditos en la elogiada Atómica y en un reciente estreno de Netflix, Misión de rescate (Extraction en el original), está acusado de tres violaciones, una de ellas con secuestro de la víctima.

El productor David Guillod. Foto: AFP
El productor David Guillod. Foto: AFP

Cuando el primer envión del movimiento Me Too sacudió los cimientos de la industria cinematográfica y acabó con las carreras de varias figuras de peso (Harvey Weinstein y Kevin Spacey, los más conocidos), el nombre de Guillod ya había aparecido. En octubre, la actriz Jessica Barth lo denunció: dijo que él la abusó sexualmente cuando era su representante, en 2012, que entonces ella lo informó a la policía de Los Ángeles, y que luego recibió amenazas. Guillod renunció a su cargo de codirector ejecutivo en la compañía Primary Wave Entertainment, todo en 2017.

Las violaciones que se le adjudican al productor ocurrieron entre 2012 y 2015. “Por los últimos ocho años, el señor Guillod ha negado estas acusaciones y por los últimos ocho años ha cooperado por completo con todos los aspectos de la investigación”, dijo ayer un vocero.

Una semana atrás, el actor Danny Masterson fue detenido (quedó en libertad bajo fianza millonaria) por haber violado a tres mujeres entre 2001 y 2003. Conocido por ser parte del elenco de la serie That ‘70s Show, la primera denuncia también se conoció en 2017 en el contexto del Me Too: allí salieron a la luz violaciones sobre las que la Justicia habría tenido conocimiento por bastante tiempo, a pesar de no haber actuado.

Masterson, que para ese momento trabajaba en la ficción The Ranch de Netflix, fue desvinculado. Su abogado volvió a clamar ahora por su inocencia: “la verdad saldrá a la luz”, dijo en un comunicado.

Ashton Kutcher y Danny Masterson en "The Ranch"
Ashton Kutcher y Danny Masterson en "The Ranch". Foto: Netflix.

Las otras denuncias de los últimos días se dieron en el terreno de las redes sociales. Primero, una joven llamada Gabby dijo haber sido violada por Ansel Elgort, veinteañero actor protagonista de Bajo la misma estrella y de Baby Driver: el aprendiz del crimen. El hecho habría ocurrido en 2014, cuando la chica era menor de edad; Elgort lo negó, aunque dijo haber tenido una relación consensuada con la muchacha, a quien luego dejó de contestarle los mensajes. “Estoy asqueado y avergonzado por la forma en que me comporté”, fue una de las frases de su descargo.

La viralización de esta acusación motivó a una joven llamada Danielle a denunciar, por la misma vía (Twitter) al cantante pop Justin Bieber. “Escuchar la historia de Gabby con Ansel me dio valor para compartir la mía. Así que esto es un agradecimiento a Gabby”, escribió Danielle. Eso es lo que le dio nombre al movimiento Me Too, el gesto de romper el silencio para decir “yo también soy víctima”, “a mí también me pasó”.

La primera denunciante dijo haber sido abusada por Bieber en 2014 durante una gira, e hizo un detallado relato de los hechos. “Solo porque es una gran estrella pop con mucho dinero y millones de fans, no quiere decir que esté bien y tenga que pasar desapercibido. Todavía me estoy recuperando”, manifestó la joven.

Poco después se sumó otra acusación de violación, por parte de una chica llamada Kadi, que hizo una descripción con similitudes respecto a la de Danielle. Kadi contó que en 2017 se animó a hablar del hecho en redes, pero fue tan hostigada por las fans del popstar que eliminó su posteo. Bieber respondió; negó todo, se cubrió con presuntas pruebas que lo ubican en lugares distintos a los referidos por las jóvenes, y dijo que tomará acciones.

Otro que fue señalado en los últimos días, a partir de cuentas anónimas, fue Cole Sprouse, protagonista de la serie Riverdale. “Las acusaciones falsas hacen un daño tremendo a las víctimas de agresiones reales. Es más, nunca buscaría silenciar a nadie. Animo a la gente a que examine las acusaciones ya que los eventos detallados ahí son falsos. Este parece la última afirmación en una serie de incidentes que buscan ‘cancelar’ a mis compañeros y a mí”, dijo el actor. Varios integrantes del elenco de Riverdale fueron denunciados virtualmente, incluyendo algunas actrices; aunque esto sí se trataría de un fake. De hecho, una de las cuentas anónimas que hizo denuncias —todas las cuentas fueron dadas de baja— avisaba que todo era una treta.

Por fuera de esa órbita más hollywoodense, la Fiscalía de Los Ángeles inició ayer el proceso para juzgar al actor pornográfico Ron Jeremy por tres cargos de violación y otro de agresión sexual contra cuatro mujeres, todo ocurrido entre 2017 y 2019. Hay una quinta denuncia que fue desestimada por falta de pruebas.

Jeremy es uno de los nombres más importantes de la industria pornográfica, y hace tres años la revista Rolling Stone publicaba un informe que incluía una decena de denunciantes de abuso y agresión sexual. El actor negó todo.

También salieron a la luz denuncias en el ambiente de los gamers (los jugadores de videojuegos) e incluso en la lucha libre, porque ningún ambiente parece estar libre de estas situaciones.

Del otro lado del mostrador, justo cuando nuevas voces cobran fuerza y evidencias comportamientos condenables, la Suprema Corte de Pensilvania resolvió que Bill Cosby podrá apelar dos asuntos claves en la condena que recibió en 2018. Un aspecto es la revisión del testimonio de cinco mujeres que sirvió para probar un patrón de comportamiento, pero que no tenía que ver con los cargos que se estaban tratando; el otro tiene que ver con la decisión del anterior fiscal de distrito, que hace una década resolvió no acusar al actor.

Bill Cosby salió esposado del tribunal, tras conocerse la sentencia. Foto: AFP
Bill Cosby. Foto: AFP

Cosby, que en julio cumplirá 83 años, fue acusado de tres cargos de agresión indecente agravada contra una mujer, y cumple una sentencia de tres a 10 años de prisión, en una cárcel estatal. La investigación en su contra acumuló decenas de testimonios de agresiones o acosos ocurridos entre 1965 y 2008, la ayoría desestimados por ser delitos prescriptos o por falta de evidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados