desmiente

La obra de teatro no separó a Guillermina de Tinelli

A horas de su debut en el teatro, la actriz y modelo habló con Personajes.tv de cómo llega al estreno tras la tormenta mediática por su separación

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El 99% de lo que dicen no es real". Foto: Instagram @guillevaldes1

Guillermina Valdes y Gastón Soffritti protagonizan Sexo con extraños, la obra de Laura Eason por primera vez en español. Hoy, están viendo cumplirse esa meta. Ya hicieron varias previews Esta noche será la prueba de fuego: levantará el telón en el Metropolitan Citi para arrancar una temporada que promete éxitos.

"Estoy un poco monotemática, pensando todo el tiempo cosas nuevas y hasta tengo sueños", confiesa entre risas Guillermina. Nada en su mirada ni en su voz remite a la tormenta mediática que la atravesó cuando se dio a conocer la separación de Marcelo Tinelli.

Los rumores corrieron como pólvora encendida y ella no pudo hacer oídos sordos. Cuando tuvo que hacer notas para promocionar la obra, todos le preguntaron qué pasó y si Sexo con extraños tuvo algo que ver con el fin de su relación. Ella no dudó en ponerle el pecho a las balas.

Ahora, en diálogo con Personajes.tv, la actriz que tras años de preparación se animó a debutar en las tablas, se muestra tranquila y dispuesta a dar todo de sí.

-La obra viene generando ruido desde que se anunció su estreno, hace varios meses. ¿Cómo manejaste la atención de la prensa sobre vos como actriz?

-No sabía que iba a despertar tanta atención en la prensa. Soy bastante ingenua, todavía me sorprende lo de las miradas de los otros sobre lo que uno está haciendo. Pero cuando uno hace foco en uno mismo, y no en la mirada de los otros, puede estar en su eje, y dedicarte a lo que realmente te estás dedicando. No me lo esperaba, pero no es tan grave.

- El título es provocador... ¿dudaste en algún momento de hacer una obra que evidentemente tendría escenas subidas de tono?

-Sexo con extraños habla justamente de los prejuicios. De cómo es mirado cada uno, de no engancharse con lo que va pasando alrededor. Tiene mucha relación con la vida real, lo que pueda decir la crítica. Nuestros personajes son dos escritores que son juzgados en mayor o menor escala por la gente. Hay mucho de mi personaje que me identifica.

-Mucho texto en escena... ¿Cómo te preparaste?

-Yo no soy una gran habladora. Me gusta más escuchar. Acá me di cuenta que tenía que hablar todo el tiempo. Le tomé el gusto. No te digo que ahora me voy a poner a hablar sin parar, pero el texto no me da miedo. No pienso que me pueda olvidar alguna letra.

-¿Cómo te organizaste con Lorenzo y los chicos para ensayar?

-Prueba superada. Yo sabía que hasta el momento de estrenar iba a ser difícil porque era verano y los chicos no van al colegio. Buscaba espacios para ensayar. Cuando ellos estaban con sus papás, aprovechaba para estudiar y para los ensayos nos organizábamos. Cuando uno está decidido lo demás se acomoda. Tenía miedo del proceso, pero llegamos bien. Hay armonía en todos lados.

-¿Te preocupa que todo el mundo esté pendiente de tu debut como actriz? ¿Las críticas?

-La obra habla de eso también, cómo uno puede sostener lo que elige sin darle tanto valor a lo de afuera. A Olivia [su personaje, una escritora talentosa] la palpito. Respiro hondo antes de la primera escena y siento algo muy lindo.

-Con las redes sociales, se ampliaron los límites y todos pueden hacerte comentarios, no sólo de tu trabajo... En tu caso, principalmente, sobre tu vida privada. ¿Cómo te llevás con esa situación?

-Es más fuerte que sea sobre mi vida privada porque tengo hijos. Yo tengo la entereza para sortear este tipo de cosas porque sé que el 99% de lo que dicen no es real. Tengo hijos con mucha conciencia, por suerte. Ellos saben lo que mamá está haciendo. Si dicen otra cosa, se diluye, las cosas caen por su propio peso. Uno no puede estar luchando con las energías del afuera.

-Hubo quienes dijeron que esta obra fue la razón de la separación con Marcelo Tinelli. ¿Cómo fue su contacto con este proyecto?

-Yo decidí hacer esto y se lo compartí como mi pareja en ese momento. Y él me vio tan convencida que me acompañó. Así que no me la compró él... algo que también dijeron [altera la voz]: "No la compró este chico [por Soffritti], sino Marcelo para que ella actúe". La imaginación vuela. Ni me fomentó esto ni me frenó. Estuvo muy bien. En su momento me acompañó en el proceso. Ni me puso fichas ni me dijo "no lo hagas". Creo que de eso se trata el amor. Cuando estás con alguien, lo que sea, pero si las cosas no funcionan no es por la obra. Marcelo a Gastón lo conoce por el club... Y Gastón le mostró el proyecto para pedirle una opinión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados