OBITUARIO

Murió Maxi Oliva; el primer ganador de Cuestión de peso había recaído y pesaba más de 400 kilos

Tenía 34 años y un peso cercano a los 500 kilos. En 2007 se había consagrado ganador del reality. Pero luego tuvo varias recaídas. 

Maxi Oliva
Maxi Oliva

En 2007, Maxi Oliva se convirtió en campeón de Cuestión de peso gracias a su esfuerzo y al cariño que fue cosechando en los televidentes, semana tras semana y pesaje tras pesaje, gracias a su simpatía y a la química que logró tener con la conductora, Andrea Politti. Diez años después, los medios daban cuenta de una recaída que lo llevó a pesar más de 400 kilos, poniendo su vida en peligro, y de la denuncia por abandono de persona que había iniciado contra la clínica de Alberto Cormillot y la productora Endemol. 

Oliva, finalmente, aceptó la propuesta de volver a recibir ayuda por parte del popular médico, y se acordó que sus avances serían transmitidos dentro del ciclo. Así, en principio pudo verse cómo el joven era trasladado, con la ayuda de los bomberos, desde su casa en la localidad de Lomas del Mirador al Centro Municipal de Obesidad y Enfermedades Metabólicas Doctor Alberto Cormillot, de Malvinas Argentinas, donde comenzó su recuperación. 

Este sábado, Lorna Gemetto, la periodista fan de Susana Giménez y también participante del reality, fue la encargada de informar sobre la muerte de Oliva. "Lamento dar la noticia de que falleció un excompañero de @cuestiondepeso , Maxi Oliva, el primer ganador del programa. Maldita obesidad, enfermedad que lamentablemente padezco, que se cobró una vida tan joven y por la que no se pudo hacer nada a pesar de todo lo que se lo ayudó", escribió primero en su cuenta de Twitter. 

Oliva tenía 34 años y al momento de su fallecimiento pesaba casi 500 kilos, según informó Infobae. 

Luego, agregó: "Siento una profunda pena por lo de Maxi porque era una persona joven que estaba en la lucha por salir de esta enfermedad desde hace años y lamentablemente no pudo. No lo conocí mucho, pero las veces que lo vi me pareció una muy buena persona que estaba en la lucha por vivir". 

Oliva era padre de una niña. De hecho, durante su segunda internación bajo la supervisión de Cormillot, uno de sus sueños era poder asistir al cumpleaños número 7 de la pequeña y, con mucho esfuerzo lo consiguió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)