Murió Carl Reiner, una de las máximas leyendas de la comedia estadounidense

El actor estadounidense Carl Reiner falleció este martes a los 98 años. Fue uno de los iconos televisivos y una de sus últimas participaciones en cine fue Ocean's Eleven"

Carl Reiner murió a los 98 años. Foto: EFE.
Carl Reiner murió a los 98 años. Foto: EFE.

Carl Reiner, una fuerza impulsora de la comedia estadounidense como guionista de Sid Caesar, socio de Mel Brooks y creador y co-estrella de la clásica serie de televisión The Dick Van Dyke Show, murió a los 98 años.

Su carrera se extendió durante siete décadas y abarcó todos los medios, desde el teatro y las grabaciones hasta la televisión y el cine, incluyendo la dirección de ¡Dios mío!, tres colaboraciones con Steve Martin y un papel como un anciano estafador en la saga de La gran estafa.

Incluso a sus 90 años asumió roles poniendo su voz y tuvo un papel central en If You're Not in the Obit, Eat Breakfast, un documental sobre nonagenarios que se mantenían activos.

Reiner tiene tres hijos, entre ellos Rob Reiner, director de películas exitosas como Cuando Harry conoció a Sally y Misery. Su esposa, Estelle, murió en 2008.

Rob Reiner lamentó en Twitter la muerte de su padre. “Mientras escribo esto, mi corazón está herido (...) era mi referente”".

Reiner era activo en Twitter y contó cómo abordaba su trabajo en su libro My Anecdotal Life cuando dijo que “invitar a las personas a reírse de ti mientras te ríes de ti mismo es algo bueno de hacer. Puedes ser el tonto, pero eres el tonto a cargo”.

La noticia llega apenas un par de días después de que se difundiera una fotografía en la que aparecía junto a Mel Brooks durante el cumpleaños de éste y donde los casi centenarios humoristas vestían camisetas de apoyo al movimiento Black Lives Matter.

Los tributos a Reiner llegaban desde todos los ámbitos del mundo del espectáculo. “Intenten estimar cuántas veces en sus vidas el trabajo de este hombre los hizo reir”, dijo el director Ron Howard en Twitter. “Yo cuento más de 3.000 & sigo contando. Gracias, Carl”.

Nacido en el Bronx e hijo de un relojero, Reiner comenzó en el mundo del entretenimiento cuando era adolescente haciendo giras teatrales con obras de Shakespeare. Pero su carrera tomó un giro decisivo cuando se unió al Ejército durante la Segunda Guerra Mundial.

Reclutado en una unidad especial para presentar shows a las tropas, Reiner comenzó a escribir y a interpretar sus propias comedias.

Al regresar a la ciudad de Nueva York tras la guerra, Reiner apareció en varios musicales de Broadway, entre ellos Call Me Mister, antes de ser contratado para unirse a Caesar en la comedia Your Show of Shows en la década de 1950.

Reiner fue parte del equipo de intérpretes de Caesar así como del celebrado equipo de guionistas que incluyeron a talentos como Brooks, Neil Simon y Larry Gelbart.

Reiner y Brooks siguieron siendo cercanos a sus 90 años. En 2019, contó a USA Today que se reunían regularmente para ver partidos y películas.

Brooks se unió a Reiner para crear la rutina “El hombre de 2.000 años de edad”, en la que Reiner entrevistaba al hombre más viejo del mundo, interpretado por Brooks, con anécdotas satíricas en primera persona, con un fuerte acento judío.

Reiner ganó numerosos premios Emmy por escribir y producir The Dick Van Dyke Show, en el que también actuó y es considerado un clásico de la televisión estadounidense, que terminó de emitirse en 1966.

El comediante escribió cuatro volúmenes de memorias, entre ellos I Just Remembered en 2014, además de libros infantiles.

En Uruguay se estrenaron muchas de sus películas como director. Entre ellas están El cómico, El patán, Cliente muerto no paga (un collage de películas de cine negro), Hay una chica en mi cuerpo. Las tres son con Steve Martin.

“Adiós a mi mejor mentor en el cine y en la vida. Gracias, querido Carl”, dijo ayer Martin en Twitter.

Reiner pertenecía a una tradición de humor que surge en la década de 1950 y de la que quedan pocos sobrevivientes: quizás Mel Brooks (que tiene 94) y Woody Allen (con sus 85) sean ahora los únicos testigos vivientes y protagonistas de aquellos tiempos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error