Jornada Histórica

#MiraComoNosPonemos: Las actrices argentinas rompieron el silencio

En un día clave para Argentina, Thelma Fardin denunció por violación a Juan Darthés

Ver esta publicación en Instagram

#miracomonosponemos

Una publicación compartida de Thelma Fardin (@soythelmafardin) el

Desde anoche, la frase “Mirá cómo nos ponemos” se convirtió en un nuevo grito de guerra contra el abuso. Fue la frase, que se convirtió en el hashtag que dominó las tendencias en Twitter a nivel mundial, con la que el colectivo Actrices Argentinas cerró el video con el que la actriz Thelma Fardin hizo pública la violación de la que fue víctima por parte de Juan Darthés, cuando era menor. Fue la frase que ella misma repitió entre lágrimas, la que antes habían repetido una cantidad de colegas suyas y varios hombres que son figuras públicas.

Ayer, Argentina vivió un hecho histórico que conmocionó al mundo del espectáculo, a la sociedad toda y al ámbito periodístico; quedó claro por la forma en la que los propios periodistas, sobre todo los de los canales de televisión, abordaron el anuncio. La sensibilidad y la seriedad con la que se atendió el tema fue una señal más que esperanzadora.

Actrices Argentinas, el colectivo —“la colectiva”, como se autodenomina— formado por centenares de actrices e impulsado por Dolores Fonzi, convocó ayer a una conferencia de prensa, que se realizó en un teatro porteño y que contó con la presencia de una cantidad de periodistas argentinos e internacionales, expectantes por el anuncio que se iba a realizar.

Thelma Fardin en conferencia. Foto: EFE
Thelma Fardin en conferencia. Foto: EFE

¿Lo que se sabía en la previa? Que se leería un comunicado y que se acompañarían “las denuncias de nuestras compañeras sobre abusos sexuales en el ámbito laboral”.

Y lo que se reveló en lo que terminó convirtiéndose en una suerte de cadena nacional, que contó con la participación de una cantidad de actrices populares —de Cecilia Roth a Lali Espósito—, fue lo que había trascendido en redes en la tarde.

La actriz Thelma Fardin, hoy de 26 años, denunció penalmente a su colega Juan Darthés, por una violación ocurrida hace nueve años, durante una gira internacional de "Patito Feo", la telenovela infanto-juvenil en la que ambos trabajaban. Entonces, ella tenía 16 años y él, 45.

En un estremecedor video, Fardin contó con detalles la situación que vivió en un hotel en Nicaragua, en pleno tour del proyecto televisivo que en aquel momento era un éxito. Entre lágrimas pero haciéndole frente a la cámara, para que el testimonio sea en primera persona, la actriz contó una situación de violencia extrema que recién pudo enfrentar meses atrás, cuando escuchó a otra víctima contar su experiencia.

“Una noche comenzó a besarme el cuello, y yo le dije que no. Me agarró la mano, me hizo que lo tocara, y me dijo: ‘Mirá cómo me ponés’, haciéndome sentir su erección. Yo seguía diciendo que no. Me tiró en la cama, me corrió el shorcito y empezó a practicarme sexo oral. Yo seguía diciendo que no. Me metió los dedos. Yo seguía diciendo que no. Le dije: ‘Tus hijos tienen mi edad’, pero no le importó. Se subió encima mío y me penetró”, detalló.

Thelma Fardin
Thelma Fardin

Su relato, además de visibilizar una situación terrible y de ser una nueva acusación sobre Juan Darthés, dejó en evidencia un patrón de comportamiento. Porque meses atrás, las actrices Anita Coacci y Natalia Juncos contaron sus experiencias de acoso y abuso con el actor en ámbitos laborales, y en ambos casos Darthés utilizó la frase “Mirá cómo me ponés”, para señalar una erección.

De ahí que el colectivo Actrices Argentinas haya reformulado esa frase y la haya transformado en un grito de guerra. “Mirá cómo nos ponemos”, dijeron ahora, en referencia a su reacción ante los abusos sexuales y de poder, ante la violencia de género, y ante la repetición de comportamientos sexistas que dejan de lado la voz de la mujer.

El eco que de inmediato tuvo esa frase y su adaptación al formato hashtag, tiene que ver con una conducta repetida durante décadas, siglos, quién sabe cuánto: somos las mujeres las que “ponemos” a los hombres de una forma tal que no pueden controlarse, aun cuando decimos que no. La construcción social ha hecho que seamos las mujeres las responsables de ser abusadas, incluso cuando se trata de una adolescente de 16 años. De ahí que el testimonio de Fardin haya sido tan detallado: en esta sociedad, parece que si no se cuenta hasta lo más morboso de la experiencia traumática, no vale. Será por eso que a Calu Rivero, quien denunció que los besos de ficción que Darthés le daba duraban mucho más que lo que debían durar, no se le dio tanto crédito público.

Ayer, Actrices Argentinas dio un paso importante para tratar de cambiar la historia. Griselda Siciliani, Fonzi, Roth, Espósito, Julieta Ortega, Anabel Cherubito, Laura Azcurra (quien llevó la voz cantante en la conferencia), Muriel Santa Ana, Violeta Urtizberea y decenas y decenas más, respaldaron a Fardin en una jornada que marca un precedente y, sobre todo, abre un camino que ya no tiene forma de desandarse.

Como en el #MeToo, que ellas rompan el silencio no sólo es una forma de romper con un esquema de poder perpetuado en ambientes artísticos, sino una vitrina que muestra tanto la situación de vulnerabilidad de las mujeres en cualquier ámbito, como la importancia del trabajo y el grito colectivo. El discurso de la conferencia lo dejó en claro: “Frente a tu violencia e impunidad, nosotras estamos juntas. Justicia para nuestra compañera, justicia para todos: esto recién empieza”.

JUAN DARTHÉS

Las denuncias previas contra el mismo actor

Calu Rivero fue la primera en denunciar a Juan Darthés. En 2017 reveló que se fue de la telenovela Dulce amor, en 2012, porque él se propasaba con ella en cada escena que implicaba besos o encuentros sexuales entre sus personajes. El actor le inició acciones legales a Rivero por daños y perjuicios, respaldado por la abogada Ana Rosenfeld, que horas antes de la conferencia abandonó la defensa. Después, la actriz Ana Coacci, quien había coincidido con Darthés en Gasoleros, reveló en sus redes que el actor la besó a la fuerza en un camarín, y la obligó a tocarlo. Y luego hizo lo mismo Natalia Juncos, quien durante el rodaje de Se dice amor, vivió una situación similar, en la que fue tocada sin su consentimiento. La denuncia de Fardin, además, hizo recordar declaraciones de Brenda Asnicar, coprotagonista de Patito Feo, quien contó en el programa PH que cuando tenía 16 años, “un compañero de elenco, mayor de edad”, le dijo que quería desvirgarla. Las miradas apuntan a Darthés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados