COLUMNA FARANDULERA

Marianela Mirra y una nominación espontánea que no se olvida

Nuestra analista de la farándula escribe sobre un hecho que todavía genera malestar: la nominación espontánea de Marianela Mirra en Gran Hermano

Marianela Mirra
Marianela Mirra sigue generando polémica a 13 años de la nominación espontánea. Foto: Archivo

Hace 13 años y unos días sucedía uno de los hechos más importantes de la historia universal. Más trascendente que el paso de Neil Amrstrong en la Luna y más decisivo que la caída del Muro de Berlín es la decisión de la tucumana Marianela Mirra por hacerle una nominación espontánea a Diego, quienes se debatían la final de Gran Hermano de 2007, edición que para todo el mundo, fue la mejor de todas.

Hace 13 años, Marianela Mirra pasaba a la historia de la televisión argentina al hacerle la nominación Diego Leonardi. Todavía me acuerdo de esa noche, porque me llamó mi amiga Irene para contarme lo que acababa de suceder.

“Traidora” le decía mi amiga Irene como si la Mirra pudiese escucharla, o le importara al Diego, quien ya se hacía ganador del programa y se tuvo que ir de manera anticipada. Para mí siempre fue una estrategia del juego, cosa que además de estar permitida era esperada por la producción que esa noche festejó con champagne y caviar: eran el único tema de conversación. Tomá coronavirus.

Y una vez que terminó el reality la chica pasó al anonimato. Seguramente aburrida de las críticas. Ayer me llamó mi amiga Irene para contarme que la Mirra anduvo diciendo a la gente que todavía la odia: “¿Cómo llevás la cuarentena? ¿Viste qué fácil que es? Yo tenía que convivir con 17 personas que no conocía y me decían traidora. ¡Andá!”, dijo ella en un video. Sin dudas, el momento más importante de la historia sigue teniendo repercusiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados