Escándalo

Golpes, infidelidades y droga: las denuncias de Nannis a Caniggia en lo de Susana

Después de 33 años de matrimonio, la rubia visitó el living de la diva donde mostró pruebas de las agresiones que sufrió por parte del exfutbolista, que pidió en Twitter una pericia psiquiátrica para su mujer. 

Mariana Nannis en el living de Susana
Mariana Nannis en el living de Susana (Foto: Telefe)

"Yo no estoy divorciada. Claudio Caniggia sigue siendo mi marido, le moleste a quien le moleste. Yo vine a salvar a mi marido de la droga y la prostitución. Lo voy a salvar como muchas otras veces en mi vida", le respondió Mariana Nannis a Susana Giménez sobre su situación sentimental, en el inicio de la charla que mantuvieron en el living de la diva y que generó altos picos de rating en la tv rioplantense. 

Durante casi cuarenta minutos, Nannis no ocultó su furia contra la actual novia de su marido, Sofía Bonelli. Como ya lo hizo en Confrontados, en Canal 9, la calificó de "prostituta" en varias ocasiones y agregó que actualmente se encontraría de viaje en Brasil con el exdelantero.

Además, Nannis dijo que con Caniggia estuvo expuesta a varias situaciones violentas generadas por él, que incluyó golpes y la pérdida de un embarazo hace doce años.

Los episodios de violencia doméstica

"Hace varios años tiene un socio como representante y ahí empezó la hecatombe, iba de viaje solo, a mí no me llevaba, yo era como el mueble de una casa. Me decía que yo no viajaba porque iba a molestar. Claro, si tenés un socio que se va de joda todo el día con vos, es obvio que te va a molestar tu mujer. A un enfermo le gusta una prostituta drogadicta ( sic), no le gusta una mujer que respete, que no toma drogas ni sale de noche. Ahora está con una prostituta drogadicta, él está en malas condiciones", dijo Nannis.

Susana mostró una foto en la que se veía a la rubia con un ojo morado. Su invitada relató a continuación el contexto en el que supuestamente se había generado esa imagen, alegando que había sido víctima de violencia física y verbal por parte de su pareja: "Él se iba con esta persona que es supuestamente mánager y a quien no voy a nombrar. Ese día me dijo que iba a cenar a las nueve y le respondí que lo acompañaba, pero me respondió que no, que iba a molestar porque las mujeres no iban. Entonces pedí room service, para no comer abajo, en el restaurant [del hotel], y me quedé dormida. Cuando me desperté no había regresado; miré tres películas y seguía sin aparecer. Volvió 4.30 y le dije: 'Yo no vine a la Argentina para ver cómo salís, no funciona así'. Se lo decía llorando. El tipo le empezó a pegar a las paredes y me respondió que yo no era nadie para decirle a qué hora podía volver".

A partir de ahí, según la versión de Nannis, la situación fue de mal en peor: "Entonces me di media vuelta, me senté en la cama y me puse a ver una revista. Él se me puso al lado, me insultó, le pegó una trompada a la revista y me empezó a tirar trompadas a la cara. Tengo fotos de los golpes. Me levanté como pude, estaba toda golpeada, me fui al living y le dije: '¿por qué me pegás? Voy a llamar a la policía para que te metan preso porque me pegaste". Ahí me dijo que era amigo de Angelici, del Presidente, y que iba a durar dos minutos en la cárcel. Además, que cuando saliera mi cabeza iba a rodar".

La pérdida de un embarazo

Tras 40 minutos al aire, Nannis reveló uno de los momentos más duros de su vida: según dijo, un empujón del jugador le habría hecho perder un embarazo de dos meses. Muy dolida por el recuerdo, detalló: "Me empujó contra un auto. Él venía todo nervioso y le dije: 'Así no entras, esta casa se respeta. Mostrame tus bolsillos, si no tenés nada, entonces entras'. Yo tenía el auto a dos metros. Me dejó mirar en un bolsillo y metí la mano: no había nada. Cuando le voy a meter la mano en el otro, me agarró y me empujó contra el auto. Yo estaba embarazada de dos meses y medio, ahora tendría un hijo de 12 años".

"Obviamente sabía [que estaba embarazada]. Me empujó, se fue de la casa y durmió afuera", agregó. Luego, relató el fuerte momento en que constató que su embarazo se había interrumpido. "Al otro día vino la masajista y mientras me hacía masajes sentí las piernas calientes, como si fuese un río caliente, me miré y estaba llena de sangre. Entré rápido, me puse una toalla, agarré un montón de papel higiénico, me vestí y le dije a Charlotte que me acompañara a la clínica".

Según Nannis, cuando llamó a su marido para contarle sobre la situación, su respuesta fue: "No te hagas la víctima, vos debés ser una de esas a las que les gusta hacerse la víctima". Finalmente, dijo haberse sometido a un raspaje sin anestesia por desconocimiento. "Después de aguantar tanta cosa, él mató a mi bebé", cerró

Caniggia y la relación con sus hijos

Más adelante, reveló que Claudio no está atravesando una buena relación ni con ella ni con sus hijos. Sobre la posibilidad de divorciarse, señaló: "En realidad si me quedé en mi casa fue porque lo quería mucho. Yo trato de preservar la familia, siempre lo protegí a él, por eso él hizo una carrera como la que hizo. Jamás hubiese hecho una carrera solo (.). Y con Alexander no habla, con Charlotte sí. Alexander dijo que no quiere hablar más con él".

"Lo voy a sacar del entorno que tiene, que es muy malo, un desastre. No sé de qué trabaja, hace publicidades, hace negocios que yo no me entero. En este momento no sé dónde está mi marido, está en Brasil supuestamente. A mí no me manda plata para darle de comer a mis perros. Creo que ni él se entiende, fue el cumpleaños de sus hijos y no les regaló ni un perfume", continuó después.

Sus problemas de adicción

Según dijo su esposa, Claudio Caniggia tiene problemas de adicción a las drogas desde hace varios años y eso también derivó en que la pareja atravesara varios momentos de crisis. En el programa, contó cómo intentó ayudarlo en varias oportunidades: "Lo interné en Europa dos veces por drogadicción. Una vez se escapó y otra vez lo interné porque le dije que era eso o el divorcio, porque no podía seguir así, y aceptó. Pero no estaba curado, es muy desprolijo, no se hace esto en la vida. Si tenés a alguien que te respeta, respetala o si no dejala libre, porque yo tengo derecho a ser feliz, no puedo rescatarlo siempre". En varios momentos de la entrevista, Susana le aconsejó iniciar un juicio de divorcio, pero la respuesta de Nannis siempre fue similar: "Primero lo tengo que rescatar de ese entorno".

"Yo no estoy divorciada de mi marido. Él sigue siéndolo, le guste a quien le guste, le pese a quien le pese. Yo vine a salvar a mi marido de la prostitución y de la drogadicción. Lo vine a salvar otra vez porque en mi vida lo he salvado muchas veces. Siempre trataba de protegerlo de gente mala, y lo lograba, pero llega un momento que no podés. Hay mucha gente mala alrededor", continuó

Más tarde detalló por qué está tan preocupada por el jugador de fútbol: "Ahora está pasando por un momento en el que se están aprovechando de él. Tiene un problema de adicción, se aprovechan de mi marido, del padre de mis hijos, y yo vine a ayudarlo. Por eso me tomé un avión. Si es inteligente se va a dejar ayudar. Yo lo ayudé muchas veces, nunca lo engañé, siempre estuve ahí, fiel, como si fuese una estúpida, pero del otro lado no hubo retribución".

Por último, confesó que venir a la Argentina tiene que ver también con preservar el patrimonio familiar, porque -según dijo- teme que se malogre el resultado de tantos años de trabajo: "Una vez me enteré por otra persona que él había comprado cuatro departamentos en pozo. En 30 años jamás me mostró un contrato. Yo no sabía nunca nada. Absolutamente nada (.). Me tomé un avión para rescatar al padre de mis hijos y ver mi patrimonio, yo no sé dónde está mi patrimonio familar.

En base a La Nación/GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)