RECUERDO

Mariana de Melo, a 12 años del accidente que casi le cuesta la vida: "Todo fue para bien"

Mariana De Melo rememoró el accidente que casi le cuesta la vida, en diciembre de 2007.

Mariana De Melo. Foto: archivo
Mariana De Melo. Foto: archivo

"Todo lo que me pasó fue para bien. Después del accidente pude ser madre, tener mi familia, mi casa, disfrutar de la vida. Era conocida pero estaba sola y no era feliz". A 12 años del accidente automovilístico que casi le cuesta la vida, Mariana De Melo visitó Intrusos, y recordó cómo ese momento marcó un antes y un después para ella. "Toda mi vida cambió para bien. Me alejé de los medios, primero porque no podía trabajar: mi recuperación duró dos años. Después conocí a mi marido (José Fortunato), me casé, luché mucho para ser madre y, finalmente, llegaron Zoe y Lupe. Hoy estoy feliz, pendiente de ellas, en casa".

Repasando esos difíciles momentos, De Melo reflexionó: "Fue como si el accidente me dijera: 'hasta acá'. Venía muy a mil, trabajaba sin parar de lunes a lunes. Era lo que quería; necesitaba juntar plata para un departamento, porque soy misionera y alquilaba. Estaba en el 'Patinando por un sueño', me llamaban de todos lados para hacer shows y no me quería perder un trabajo. Eso hizo que me pasara todo lo que me pasó. Hoy me hace bien recordar lo sucedido. Por algo me tenía que pasar. Dios hizo que parara, porque yo solo pensaba en juntar plata, pero no disfrutaba de nada. Cuando pare, pensé y hoy tengo una vida distinta. Soy feliz".

La actriz recordó que cuando sucedió el accidente, en diciembre del 2007, estaba dormida y no sintió nada. "Me desperté a los días sin reconocer a nadie. Estaban mi mamá y mi hermana, les pregunté quiénes eran. Empezaron a explicarme y no les creía. Estuve casi tres meses así, luego vinieron las operaciones. Muchas estéticas: me reconstruyeron un pómulo, una oreja, me iban a amputar el brazo y me lo recuperaron.... Fue muy duro tener que luchar tanto tiempo con operaciones, casi un año", rememoró.

"Me habían rapado. Estaba toda cortada, golpeada, hinchada, con la cadera fracturada. No me dejaban ver tele para que no me diera cuenta que era yo la del accidente", siguió De Melo. "Sentía dolores, no podía ni ir al baño sola. No me dejaban mirarme al espejo; recuerdo que estaba tapado pero insistí hasta verme y cuando me vi fue muy duro. De verdad fue horrible verme hinchada y sin pelo. Lloré mucho pero saqué fuerzas y salí adelante. Tuve ayuda psicológica en la clínica y después no, salí sola, remándola. Estar como estoy es un logro muy importante. Ese accidente casi me cuesta la vida", concluyó.

Luego de esa terrible vivencia, De Melo decidió tomarse su tiempo y elegir mejor sus trabajos. "Por casi dos años no pude trabajar. Una vez me llamó Gerardo Sofovich y le dije que estaba triste. Él me contestó que siempre iba a poder trabajar en sus obras, y eso me puso contenta. Traté de recuperarme para hacer teatro. La obra social de Actores me cubrió todo. Sé que hubo gente que se decían amigos y pedían plata para mí y era para ellos", agregó.

De Melo se accidentó el 16 de diciembre del 2007, cuando en auto en el que viajaba chocó contra una cosechadora, en la ruta 5, a la altura de Pehuajó, a las 7.45 de la mañana. El chofer murió y ella y su representante resultaron con heridas muy graves. La actriz tuvo traumatismo encéfalo craneano que la llevó a un estado de coma con un gran edema cerebral aunque por el momento no se detectaron hematomas. También sufrió una fractura en la tercera vértebra cervical sin desplazamiento y un traumatismo de tórax con una contusión en la basa del pulmón izquierdo con derrame del lado contra lateral pero sin compromiso en la vía aérea. Además le tuvieron que extirpar el bazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)