COLUMNA FARANDULERA

La mala pata de la pobre princesa Beatriz

Nuestra columnista de la farándula habla sobre los problemas que ha tenido la princesa Beatriz de York con su compromiso

Beatriz de York. Foto: Wikipedia
Beatriz de York. Foto: Wikipedia

Beatriz de York es posiblemente una de las mujeres más afortunadas del mundo. Nacida en cuna de oro, su única preocupación ha sido pensar qué va pedir para cenar o ponerse para el próximo evento. Porque lo que se dice responsabilidades de la Casa Real Británica, nada. Y con tanta gente viendo esa vida y envidiando un poco, la chica comenzó a tener una serie de inconvenientes que me hizo acordar a Lindsay Lohan en Golpe de suerte. En esa comedia, Lohan era una chica a la que todo le salía bien, hasta que todo empieza a salir mal.

Y Beatriz está en esa racha negativa desde que salió a la luz la polémica amistad entre su padre, el príncipe Andrés con el infame Jeffrey Epstein. Su madre, Sarah Ferguson tampoco le ha hecho la vida fácil, metiendo la pata en más de una ocasión con negocios extraños y pedidos especiales.

Pese a todo esto, Beatriz encontró el amor de la mano del italiano Edoardo Mapelli, quien seguramente tenga varios millones en el banco para solventar la relación, y se iban a comprometer. Pero entre las declaraciones de su padre antes y el Coronavirus después, parece que al final la gran fiesta que tenían previsto va a terminar con dos o tres invitados con suerte.

Y me da un poco de lástima la pobre de Beatriz, quien salvo por ser la nieta de la Reina Isabel II y novena en la linea de sucesión a la corona, no ha tenido mucha suerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error